En una anterior ocasión, hace ya algún tiempo, pudimos conocer cuáles eran algunos de los principales beneficios de la leche de almendra, una deliciosa y sobretodo nutritiva bebida ideal para aquellas personas que sufren de celiquía, intolerancia a la lactosa o incluso los que no consumen productos de origen animal.

almendras-beneficios-propiedades

No en vano, además de ser unos frutos secos ciertamente riquísimos y deliciosos, las almendras cuentan también con una serie de beneficios y propiedades muy destacados para la salud de las personas que tienden a consumirlos de manera habitual.

Eso sí, al igual que otros muchos frutos secos, debe cuidarse su consumo, ya que aportan una cantidad bastante alta de calorías que pueden ayudar a que subamos unos cuantos kilos de más.

Beneficios y propiedades de las avellanas

Las almendras destacan desde un primer momento por su alto contenido en nutrientes. En ellas, por ejemplo, nos encontramos con una gran cantidad de vitaminas, minerales, proteínas, agua, grasas, celulosa e hidratos de carbono.

En lo que se refiere a las vitaminas, observamos por ejemplo su contenido en vitamina E, A, D, C, PP, B1 y B2. Mientras que también poseen minerales, tales como el calcio, fósforo, hierro, potasio, magnesio, sodio, azufre, cobre, zinc, manganeso y cloro.

En lo que tiene que ver a su contenido en grasas, dos terceras partes corresponden a ácido oleico, siendo muy positivo su consumo para ayudar a combatir o prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares, así como para reducir los niveles de colesterol alto.

No debemos olvidarnos en este punto de que también cuentan con ácido linoleico omega-6, un ácido graso ciertamente esencial para la dieta.

También poseen agua y fibra, por lo que son ideales –por ejemplo- para combatir los casos de estreñimiento.

Es buena también para personas que padecen diabetes, y para los niños en épocas de crecimiento.

Síguenos en Facebook

  • candidad

    Muy bueno este articulos

Pin It on Pinterest