Inicio Nutrición y Dieta Prebióticos: qué son, beneficios para la salud y alimentos ricos
Nutrición y Dieta

Prebióticos: qué son, beneficios para la salud y alimentos ricos

Los alimentos prebióticos son alimentos sumamente saludables que poseen beneficios y propiedades muy importantes para la salud de las personas que los toman.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son un tipo de fibra alimentaria especial, que consumida en determinados momentos, ofrece interesantes beneficios para la salud. Tienden a ser enmarcados dentro del grupo de los denominados como alimentos funcionales, aunque antes de hablar de sus cualidades debemos explicar en qué consisten.

En el caso particular de los prebióticos, nos encontramos frente a alimentos constituidos por moléculas de gran tamaño, en su gran mayoría hidratos de carbono (tanto oligo como polisacáridos) y los cuales forman parte de la fibra alimentaria. Eso sí, es preciso señalar que no todas las fibras presentan o poseen una actividad con beneficios prebióticos.

Ahondando un poco más en su composición, consisten básicamente en oligosacáridos y polisacáridos no almidón mal digeridos por las diferentes enzimas humanas, lo que significa que en realidad son absorbidos pobremente.

De esta forma, al ser sustancias no digeribles por parte de nuestro sistema digestivo, ayudan de manera muy positiva a la hora de promover tanto el crecimiento como la actividad de las bacterias beneficiosas para nuestros intestinos, modulando tanto la actividad como la composición de la microbiota.

Entre otros interesantes aspectos, ayudan positivamente a la hora de aumentar la población de bacterias “buenas” (como es el caso de Lactobacilli y Bifidobacterias).

Alimentos prebióticos
metamorworks | Istockphoto

¿Cuáles son sus funciones más importantes?

Precisamente por esta cuestión principal, conocer qué beneficios y propiedades tienen los alimentos prebióticos para el organismo y, por tanto, para la salud de aquellas personas que los toman o los comen, puede ser realmente útil.

Como ya comentamos de manera muy resumida en un anterior artículo, los prebióticos son componentes de los alimentos que no son en sí absorbidos en el intestino delgado, pero que al llegar al colon, tienden a favorecer el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas, como los lactobacilos y las bifidobacterias.

Por ello, algunos de los prebióticos más utilizados están ligados a los géneros de la cepa L. Casei (DN-114 001), Lactobacillus, Bifidobacterium y Streptococcus.

Uno de los ejemplos más naturales de alimento que en sí contiene estas bacterias es la leche materna, que de hecho es considerado como el alimento funcional por excelencia, y que es el alimento recomendado durante los primeros seis meses de vida.

¿Qué beneficios nos ofrecen?

Entre los beneficios más importantes de los alimentos prebióticos, destacan por ejemplo la existencia en estos de componentes fundamentales, como son las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono.

Contienen a su vez una elevada cantidad de oligosacáridos, que juegan un papel importante como favorecedores de una flora intestinal bifidógena, dado que actúan como agentes prebióticos, siendo resistentes a la digestión del tracto digestivo, y llegando hasta el colon donde son fermentados por la microflora residente.

Por ejemplo, médicamente los prebióticos se han utilizado para disminuir la diarrea, o bien para el tratamiento del estreñimiento. Mientras que los probióticos han sido usados con el fin de aumentar la población de bacterias beneficiosas en los intestinos después de un episodio de diarreas por uso de antibióticos.

Además, ayudan de manera positiva a la hora de incrementar las defensas del organismo contra patógenos, disminuyendo el riesgo de sufrir determinadas infecciones intestinales.

¿Cuáles son sus diferencias con los probióticos?

Como te hemos comentado, debemos diferenciar los alimentos con funcionalidad prebiótica de los considerados como probióticos, dado que sus funciones y beneficios son ciertamente distintos.

La principal diferencia la encontramos en su composición. Y es que mientras que los probióticos contienen microorganismos vivos, los cuales administrados en cantidades adecuadas tienden a producir un efecto beneficioso en la salud, los prebióticos son un tipo de fibra no digerible, no conteniendo organismos vivos.

Ambos ofrecen interesantes beneficios para la salud, aunque como citan desde Infosalus, por el momento la evidencia científica respecto a los efectos positivos de este tipo de alimentos o productos alimenticios es aún pequeña. No obstante, eso no ha impedido que su consumo se haya extendido enormemente desde hace ya algunos años.

Alimentos ricos en prebióticos
fcafotodigital | Istockphoto

¿En qué alimentos podemos encontrar prebióticos?

Podemos encontrar prebióticos en muchos alimentos, en realidad, probablemente en más cantidad de la que puedes sospechar o pensar en un primer momento. Te destacamos fundamentalmente los siguientes:

  • Alimentos ricos en inulina: alcachofas, achicoria, plátanos, trigo, cebada y avena.
  • Alimentos ricos en rafinosa y estaquiosa: legumbres, boniato y patatas.
  • Alimentos ricos en fructooligosacáridos: ajo, puerro y cebolla (son también ricos en inulina), y espárragos.

Como vemos, siguiendo una dieta variada y saludable aportaremos al organismo la cantidad suficiente de prebióticos que necesitamos regularmente.

BIBLIOGRAFÍA MÉDICA CONSULTADA
Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.
Temas

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad