Inicio Nutrición y Dieta Alcachofa para cuidar la salud del hígado y la vesícula biliar
Nutrición y Dieta

Alcachofa para cuidar la salud del hígado y la vesícula biliar

La alcachofa, por su contenido en cinarina y otros compuestos, es una hortaliza ideal para el cuidado natural del hígado y la vesícula biliar.

Propiedades de la alcachofa para el higado

La alcachofa es una hortaliza cuya popularidad ha aumentado enormemente en los últimos años, debido a que hace ya algún tiempo se hizo popular la conocida como dieta de la alcachofa (principalmente porque algunos rostros conocidos la seguían y defendían), que consistía fundamentalmente en el consumo de esta hortaliza como alimento principal, además de otros permitidos. Lo cierto es que, como veremos, se convierte en un alimento ideal dentro de cualquier alimentación variada, gracias a los diferentes beneficios que aporta, en especial para el hígado y la vesícula biliar.

Si hablamos, de hecho, de cuáles son los beneficios que nos ofrece la alcachofa, debemos referirnos desde un primer momento a su riqueza nutritiva, puesto que aporta interesantes cantidades tanto de vitaminas (vitamina C, B1 y B6) como de minerales (potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro). Además, es tremendamente baja en grasas y por tanto en calorías. De hecho, 100 gramos de alcachofa aportan apenas 40 calorías y 0,1 gramos de grasa.

Tal y como te hemos expuesto en alguna u otra ocasión, la alcachofa es una variedad no espinosa del cardo salvaje de las regiones mediterráneas, de tal manera que nosotros tendemos a consumir la flor, aunque sus hojas son las que le confieren sus importantes y destacadas propiedades terapéuticas (de ahí a que se utilice mucho el extracto de alcachofa).

No es nuestro objetivo volver a redundar nuevamente en los beneficios de la alcachofa, sino en hacernos eco de una de las virtudes más importantes de la misma: sus propiedades para el hígado y para la vesícula biliar.

Ideal para el hígado

La alcachofa viene a ser un alimento ideal tanto para el hígado como para la vesícula biliar, dado que posee una acción colerética que aumenta la secreción biliar, de forma que, por ejemplo, puede ser muy útil en casos de ictericia, mala digestión de las grasas, congestión o hígado perezoso.

Pero las virtudes de la alcachofa para el hígado y la vesícula no acaban aquí, ya que ayuda en la protección de sus células cuando éstas están expuestas a diversas toxinas. Es decir, se trata de un excelente hepatoprotector, lo que significa que ayuda a proteger las diferentes células del hígado, de forma totalmente natural.

Esta cualidad se debe a la presencia de cinarina, un principio activo que encontramos casi exclusivamente en esta hortaliza, y que es capaz de captar los radicales libres que favorecen la oxidación de las células (y su posterior envejecimiento). Además, aporta cualidades antioxidantes gracias a su contenido en bioflavonoides.

No obstante, como sí ocurre con el cardo mariano, no se ha podido demostrar por el momento que ayude a regenerar las células hepáticas. 

Por todo ello, el consumo regular de alcachofa es particularmente interesante en caso de presencia de grasa en el hígado, además de ser interesante en caso de insuficiencia hepática, hepatitis e ictericia.

Propiedades de la alcachofa para la vesicula

Con muchos beneficios para cuidar la vesícula biliar

Como te indicábamos en el apartado anterior, la alcachofa contiene cinarina, la principal responsable de las propiedades colagogas y coleréticas de esta maravillosa hortaliza. Esto significa que no solo es capaz de estimular la producción de la bilis en el hígado, sino que posteriormente ayuda en su vaciado en la vesícula biliar, lo que se traduce en una cualidad sumamente interesante: favorece una correcta -y mejor- digestión de las grasas.

También estimula la secreción biliar, por lo que actúa positivamente contra el estreñimiento, dado que la bilis permite activar los movimientos intestinales, por lo que contribuye y ayuda a favorecer la eliminación de las diferentes materias fecales.

Cómo podemos tomar la alcachofa para disfrutar de sus cualidades hepatoprotectoras

Existen distintas formas de preparar la alcachofa para así poder disfrutar fácilmente de sus propiedades hepatoprotectoras, y de sus diferentes cualidades sobre la vesícula biliar.

Eso sí, en primer lugar debemos prepararlas para su cocción. ¿Cómo? Muy sencillo: solo tienes que retirar las hojas exteriores de la alcachofa que se encuentren más secas y duras, así como las puntas. Luego, con la ayuda de una cucharita, puedes retirar la pelusilla que encontrarás en el interior de esta hortaliza.

Aunque es posible contar con una amplia variedad de recetas deliciosas, a continuación te exponemos cuáles son las opciones más sencillas:

  • Alcachofas hervidas: Solo tienes que poner agua en una cacerola o cazo grande y llevar a ebullición. Justo cuando empiece a hervir añadir las alcachofas, dejándolas en cocción durante al menos 15 minutos, hasta que estén tiernas.
  • Alcachofas al vapor: Solo tienes que poner las alcachofas en la vaporera, taparlas y dejar que se cocinen entre 25 a 30 minutos.
  • Alcachofas al horno: Precalienta el horno a 200ºC. Coloca las alcachofas sobre una bandeja de horno, añade por encima un poco de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, tus hierbas aromáticas preferidas, y cocínalas durante 30 minutos, o hasta que estén doradas y tiernas.

Alcachofa al vapor

¿Sabes qué es la bilis?

La bilis es una sustancia formada fundamentalmente por sales biliares y colesterol. Es naturalmente secretada por los hepatocitos, que son las células que encontramos en el hígado, la cual queda luego almacenada en la vesícula biliar para posteriormente ser secretada después de la ingestión de alimentos, con el fin de metabolizarlos y digerirlos.

Digamos que la función principal de la bilis es la de preparar la digestión de las sustancias o cuerpos grasos para, gracias al jugo pancreático, producir la digestión de los mismos.

Referencias bibliográficas:

  • Colak E, Ustuner MC, Tekin N, Colak E, Burukoglu D, Degirmenci I, Gunes HV. The hepatocurative effects of Cynara scolymus L. leaf extract on carbon tetrachloride-induced oxidative stress and hepatic injury in rats.Springerplus. 2016 Feb 29;5:216. doi: 10.1186/s40064-016-1894-1.
  • Ben Salem M, Ben Abdallah Kolsi R, Dhouibi R, Ksouda K, Charfi S, Yaich M, Hammami S, Sahnoun Z, Zeghal KM, Jamoussi K, Affes H. Protective effects of Cynara scolymus leaves extract on metabolic disorders and oxidative stress in alloxan-diabetic rats. BMC Complement Altern Med. 2017 Jun 19;17(1):328. doi: 10.1186/s12906-017-1835-8.
  • Ben Salem M, Affes H, Ksouda K, Dhouibi R, Sahnoun Z, Hammami S, Zeghal KM. Pharmacological Studies of Artichoke Leaf Extract and Their Health Benefits. Plant Foods Hum Nutr. 2015 Dec;70(4):441-53. doi: 10.1007/s11130-015-0503-8.
  • Speroni E, Cervellati R, Govoni P, Guizzardi S, Renzulli C, Guerra MC. Efficacy of different Cynara scolymus preparations on liver complaints. J Ethnopharmacol. 2003 Jun;86(2-3):203-11.

Imágenes de Istockphoto.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.

Comentar

Publicar comentario

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Suscríbete