Las albóndigas de pescado, y en especial las de bacalao, son una opción deliciosa para preparar albóndigas en Semana Santa, cuando lo común es no comer carne. Descubre cómo hacerlas fácilmente en casa.

Como de buen seguro sabrás, sobre todo y más concretamente si habitualmente tiendes a disfrutar de esta fiesta religiosa, es habitual que en Semana Santa, en especial el Viernes Santo, no se coma carne, sustituyéndola por otros alimentos como por ejemplo puede ser el pescado o el marisco.

El motivo de esta tradición o costumbre lo encontramos en las enseñanzas de la Iglesia Católica, quienes defienden que comer carne, en especial la carne roja, representa el cuerpo de Crisco crucificado, de manera que desde hace ya muchísimo tiempo lo habitual es evitar la carne el miércoles de ceniza, el primer viernes de Cuaresma y el Viernes Santo.

Albóndigas de bacalao para Semana Santa

Por ello, las conocidas como albóndigas de Semana Santa son en realidad deliciosas albóndigas de pescado, y se preparan según la tradición para comerlas el Viernes Santo.

Son albóndigas que se preparan con bacalao, aunque es cierto que también con cualquier otro pescado. Las albóndigas de Semana Santa se pueden elaborar para degustarlas solas o hechas en un caldo como es el caso de la receta que facilitamos.

La receta que facilitamos en este post es la receta de albóndigas de Semana Santa de Priego, Córdoba. Lugar donde también te hemos hablado de otra receta igual de popular: el tradicional hornazo de Priego.

Receta de albóndigas de bacalao

Si vamos a recurrir al bacalao salado para hacer estas albóndigas, debemos recordar dos días antes, hacerle los remojos y cambios de agua cada 8 o 10 horas hasta que vayamos a cocinarlo para desalarlo.

Receta de albóndigas de bacalao

Ingredientes:

  • 500 gramos de bacalao desalado, merluza u otro pescado.
  • 4 dientes de ajo sin piel y picaditos.
  • Unas 4 ramitas de perejil picadito.
  • 2 hojitas de laurel.
  • Unas hebras de azafrán.
  • 5 huevos.
  • Una yema de huevo.
  • Sal.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva virgen para freír las albóndigas.
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen para el caldo.
  • Agua para el caldo (suficiente para cubrir las albóndigas).

Elaboración:

  1. En un caldero con agua y un poco de sal cocinamos el pescado. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y cocinamos el pescado durante unos 10 minutos más. Apagamos el fuego, retiramos el pescado del caldero y reservamos el agua.
  2. Dejamos enfriar el pescado, lo desmenuzamos y lo ponemos en una bandeja.
  3. Batimos bien los huevos y los ponemos en la bandeja con el pescado, la mitad de los dientes de ajo picaditos, la mitad del perejil picadito, un pellizco de sal, y el pan rallado.
  4. Mezclamos todo y formamos la pasta unas bolitas, que serán las albóndigas.
  5. Ponemos el aceite en una sartén al fuego a calentar. Una vez caliente vamos friendo las albóndigas.
  6. Doramos un poquito por ambos lados. Vamos poniendo las albóndigas fritas dentro de un caldero.
  7. A continuación agregamos el agua de cocinar el pescado que teníamos reservada, un poco más de agua para cubrir las albóndigas, el resto de los dientes de ajo y del perejil picadito, las hojitas de laurel, las hebras de azafrán, un corrito de aceite de oliva virgen.
  8. Ponemos todo a cocinar con fuego moderado, una vez que comience a hervir, bajamos el fuego y cocinamos durante 30 minutos.
  9. Un poco antes de retirar las albóndigas del fuego, batimos bien una yema de huevo y lo echamos sobre el caldo de las albóndigas.
  10. Removemos un poco, cocinamos unos 5 minutos más y retiramos del fuego. Una vez que estén tibias ya podemos comerlas.

¡Buen provecho y Feliz Semana Santa a todos!

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest