Aguas minerales, ¿qué agua mineral beber?

¿Qué tipo de agua mineral beber? El agua contiene propiedades y beneficios importantes para el organismo, pero existen distintas variedades y tipos. Conoce cuál te beneficia mejor.

En ocasiones anteriores hemos podido conocer algunos puntos destacados sobre lo importante que es para nuestra salud beber agua, así como algunas de sus propiedades y beneficios.

Publicidad

Y es que el agua contiene componentes que, ciertamente, son vitales para nuestro organismo, por lo que es sumamente importante que siempre bebamos entre 1 y 2 litros de agua al día.

tipos-agua-mineral

En la actualidad, en los supermercados e hipermercados comerciales existen muchos tipos de agua mineral que, si bien todas cuenta con una serie de composiciones sanas y saludables, algunas poseen uno u otro elemento en mayor o menos proporción.

¿De dónde se obtiene el agua mineral?

El agua mineral se obtiene principalmente tanto de manantiales naturales en sí como de manantiales creados por el propio ser humano.

Se caracteriza por su pureza original, que a su vez es tanto química como microbiológica.

Precisamente por ese origen natural subterráneo el agua mineral tiene oligoelementos, minerales y otros componentes destacados que cuentan con efectos sobre nuestro cuerpo.

¿Qué agua mineral escoger? Conoce las variedades que encontramos en los supermercados

  • Aguas de mineralización débil
    Son aquellas que, en cierto modo, se publicitan tanto últimamente. Tienen cantidades de magnesio de menos de 50 mg/l y cantidades de calcio inferiores a 150 mg/l.
    Debemos indicar que por encima de estas cantidades las aguas magnésicas y cálcicas representan en sí una mayor sobrecarga para nuestros riñones.
    Son recomendadas para comidas infantiles y para personas que tengan problemas de riñón.
  • Aguas de mineralización fuerte
    A diferencia de las aguas de mineralización débil, son aquellas con residuo seco superior a 1500 mg/.
  • Aguas hiposódicas diuréticas
    Son aguas que tienen un bajo contenido en sodio (aproximadamente menos de 20 mg/l), y son ideales para personas que tengan afecciones renales, hipertensión, problemas del corazón, litiasis o retención de líquidos.
  • Aguas bicarbonatadas
    Tienen un aporte de bicarbonatos que supera lo 600 mg/l.
    En cierto sentido tienen un efecto que estimula la digestión y neutraliza la secreción gástrica.
  • Aguas sódicas
    Son aquellas aguas que poseen un contenido de más de 200 mg/l de sodio, y son indicadas para dietas ricas en sodio.
  • Aguas sulfatadas
    Son aquellas que poseen más de 200 mg/l de sulfatos.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Aguas minerales, ¿qué agua mineral beber?
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad