Adicción por la comida y sus diferencias con la bulimia

El trastorno de adicción por la comida es un tipo de adicción no química, cuyos síntomas es comer de forma compulsiva y pensar constantemente en la comida. Conocer sus causas puede ayudar a su resolución.

La ansiedad al comer (puedes descubrir más sobre cómo controlar la ansiedad por comer) es una forma de ansiedad que se manifiesta por la ingesta compulsiva de alimentos, generalmente cuando la persona siente nerviosismo por una preocupación o ante una situación determinada (que puede ser pasada, presente o incluso futura), que le lleva a comer sin parar.

En este sentido, un trastorno habitual relacionado con la ansiedad al comer es la adicción por la comida, consistente en un tipo de adicción no química que no debe ser confundida con la bulimia (aunque es cierto que puede tener algunos síntomas determinados similares).

Adicción al comer

También es un error considerar que la adicción por la comida significa a su vez tener sobrepeso, aunque al igual que algunos síntomas relacionados con la bulimia, también con frecuencia tienden a ir juntos.

¿Qué significa ser adicto a la comida?

Significa que la persona que es adicta a la comida pasa la mayor parte de su tiempo ocupada en comer, pensando constantemente en la comida.

Debido a ello, sus emociones o su manera de comer tienden a estar muy relacionadas a la cantidad de la comida.

Causas de la adicción a la comida

Aunque la adicción a la comida tiene diferentes causas que pueden originar su aparición, es cierto que para poder superarla es fundamental que el especialista se enfoque en la causa real que ha ocasionado y ocasiona su aparición.

  • Mal manejo emocional.
  • Impulsividad.
  • Vida insatisfactoria.
  • Pocas o nulas habilidades para resolver problemas.
  • Poca o nula tolerancia a la frustración.

Adicción por la comida

Es un error que la persona se enfoque en lo que come y en lo que debe de comer, dado que éstas no son las causas que originan la aparición de esta adicción.

¿Cómo superar la adicción a la comida?

Como te indicábamos en las líneas anteriores, es fundamental fijarnos en las causas que han originado la aparición de la adicción, y nunca en lo que se come o en lo que la persona debe comer.

En muchas ocasiones, la adicción tiende a aparecer en personas impulsivas que presentan problemas con su autoestima (generalmente poseen una autoestima baja), que tienen problemas para resolver sus propios problemas y tienden a frustrarse con facilidad.

Por tanto, las estrategias indicadas por el especialista deben ocuparse de solucionar y aumentar la autoestima, aportar técnicas al paciente que les ayude a tolerar mejor la frustración, encontrar las causas de por qué consideran que su vida puede ser insatisfactoria y aportarle habilidades para la resolución correcta de problemas.

Trastorno de adicción por la comida

Como vemos, ante el menor síntoma de adicción a la comida es fundamental acudir al especialista, quien valorará la situación y nos ayudará en definitiva a la resolución de la adicción.

¿Y qué es la bulimia? ¿Cuáles son sus diferencias?

La bulimia es, junto a la anorexia nerviosa, dos de los desordenes del comportamiento alimentario más comunes y más conocidos en la actualidad por la difusión que de ellos han dado diferentes medios de comunicación en los últimos años, y por las críticas que algunas publicidades o eventos de moda han recibido al respecto.

Tal y como te expusimos anteriormente en otro artículo, la bulimia se caracteriza por ser un desorden del comportamiento en el que la persona tiende a comer en exceso, de forma exagerada y compulsiva, sin que en realidad pueda o no tener hambre, para luego sentirse culpable.

Bulimia

Generalmente se trata de un trastorno que tiende a afectar más a las mujeres que a los hombres, aunque en la actualidad muchos especialistas vienen encontrando casos en los que los hombres son los principales protagonistas.

¿Cuáles son los síntomas de la bulimia y cuál podría ser el mejor tratamiento para la bulimia?.

Síntomas de la bulimia

  • Atracones de comida recurrentes, en los que la persona come de forma compulsiva y luego tiende a sentirse mal por haberlo hecho. Para identificar y poder confirmar este síntoma, se deben producir un mínimo de dos episodios de atracones de comida a la semana durante al menos tres meses.
  • Uso regular del vómito autoinducido, medicamentos o infusiones diuréticas o laxantes. Generalmente se pueden encontrar cicatrices en los dedos producto de autoinducirse el vómito.
  • Seguimiento de dietas estrictas o realización de ayunos.
  • Práctica de ejercicio intenso que ayude a evitar el aumento de peso.
  • Ausencia o menstruaciones irregulares.
  • Comer en secreto.
  • Síntomas de depresión, incluyendo pensamientos melancólicos, pesimistas e incluso ideas recurrentes de suicidio.
  • Sensación de pérdida del autodominio durante los atracones de comida.

Tratamiento de la bulimia

Tratamiento de la bulimia

Generalmente, el tratamiento para la bulimia puede ser ambulatorio u hospitalario.

Una vez la bulimia ha sido detectada, el tratamiento pasará por evitar los vómitos recurrentes para así normalizar el correcto funcionamiento metabólico del paciente, imponiendo luego una dieta equilibrada y la adopción de nuevos hábitos alimenticios.

Conjuntamente con este tratamiento básico, el psicólogo lleva a cabo un tratamiento que persigue un objetivo claro: reestructurar las ideas racionales de la persona y corregir la percepción errónea que ésta tiene de su propio cuerpo.

Adicción por la comida y sus diferencias con la bulimia
Valoración