Inicio Nutrición y Dieta Adicción al azúcar: alternativas al azúcar blanco
Nutrición y Dieta

Adicción al azúcar: alternativas al azúcar blanco

Se ha demostrado que el azúcar blanco puede producir adicción, pero ¿qué alternativas hay para sustituirlo y eliminarlo de nuestras vidas? ¿Otras opciones son más saludables?.

Opciones al azúcar blanco

Muchas investigaciones realizadas por especialistas se encargan de investigar por qué el azúcar genera tanta adicción (1) y por qué nos cuesta tanto optar por otras alternativas mucho más saludables y sobretodo nutritivas.

Son muchas las causas que se están barajando, una de ellas tiene que ver con que el azúcar es el primer alimento que tomamos desde que nacemos, en este caso, la leche materna, la cual contiene no solo mucha grasa, ideal para el desarrollo y crecimiento del bebé, si no, también muchos azúcares simples, por lo que nos genera una sensación de placer y provoca un vínculo especial y único con la madre.

Otra causa que también se asocia al consumo de azúcar tiene que ver como nos sentimos, como nos relacionamos con el mundo y como creamos los vínculos a medida que crecemos, es decir, una causa más bien emocional directamente aplicable a la comida.

Como el marketing y la publicidad juega y disfruta en asociar en repetidas ocasiones en los momentos felices y el hecho de sentirnos bien y conformes con nuestra vida tiene que estar vinculado directamente al consumo de cosas dulces, como en los cumpleaños, la recompensa de hacer las cosas bien o de ser “buenos niños”.

Uno de los hallazgos más impactantes de hace ya algunos años, es que el consumo de azúcares y grasas genera la misma adicción  y activa exactamente las mismas partes de nuestro cerebro que tiene que ver con el consumo de algunos estupefacientes.

Y por supuesto y no menos importante, la cantidad de alimentos que nos rodean cada vez que pisamos la calle, cada vez que vamos a una cafetería, cada vez que nos paramos a tomar o comer algo.

Estamos atiborrados y sobreestimulados debido a la gran demanda de alimentos de éste calibre, es una manera subliminal e indirecta de hacernos consumidores activos de tanto alimento superfluo y mal sano.

¿Qué alternativas tenemos al azúcar blanco? ¿Es posible reducir esa adicción?

Es cuestión de concienciación, de investigar, de buscar información veraz de la boca de nutricionistas y especialistas en alimentación con una buena base, no vale cualquier información divulgativa sin rigor, ni persona que transmita una información la cual no sabe de donde proviene.

Tenemos que ser conscientes de que el azúcar y los endulzantes en sí mismos no son necesarios para vivir, para nuestra salud y menos para nuestro cerebro, como bien habremos oído mil veces la típica frase de que “necesitamos azúcar para el cerebro”.

Te mencionaremos a continuación las variedades de azúcar que existen y si merece o no merece la pena dicha alternativa, porque a veces no es más que el mismo producto enmascarado en un buen nombre o con añadidos que dejan mucho que desear.


Azúcares:

  • Azúcar moreno: morena o blanca es prácticamente el mismo producto, porque ni siquiera es un alimento, solo tiene una diferencia y es el color.
  • Rapadura o panela (2): la podemos comprar en el super o en herbolarios si pone específicamente en su envase azúcar de caña 100% integral y obtenida bajo procedimientos mecánicos ya que conservará las vitaminas y varios minerales como el hierro, el potasio o el calcio.
  • Azúcar de coco (3): una de las mejores propiedades que tiene éste tipo de azúcar es que no aumenta el índice glucémico repentinamente, si no paulatinamente y es 100% integral.


Azucar moreno

Siropes, jarabes o miel:

  • Sirope de ágave: la obtención de éste sirope es totalmente química por lo que es conveniente mirar el envase para salir de dudas, su índice glucémico también es bajo.
  • Miel de abeja: muchas personas optan por la miel porque les da más seguridad o confianza que provenga de las abejas pero en ningún caso es una de las mejores alternativas, ya que al igual que el azúcar blanca provoca hiperglucemia repentina y en cuanto al aporte de minerales y vitaminas es prácticamente nula.
  • Jarabe de maíz: es una de las peores opciones y más utilizadas en la elaboración de productos procesados, refrescos, zumos o aperitivos contienen éste jarabe que se obtiene de una manera química después de pasar varios procesos hasta convertirlo en un espeso jarabe.

Otras alternativas:

  • Stevia: muy conveniente y aconsejada para las personas que padecen diabetes pero solo si es consumida a través de las hojas en infusión. También está como producto líquido nada aconsejable y si la encuentras en forma de granulado o de polvo asegúrate de que haya sido obtenida 100% de la hoja de la planta.
  • Xilitol: extraída del abedul, muchos nutricionistas aconsejan éste alternativa siempre y cuando ponga en el envase del producto que su extracción ha sido 100% natural, pues a veces es obtenida por procesos químicos que no son nada aconsejables.
  • Sacarina: la tan aconsejada por médicos y socorrida sacarina utilizada para endulzar por un buen número de personas que padecen diabetes, es un producto sintético totalmente de laboratorio. Utilizada también para elaborar otros productos como los yogures sin azúcar, en bebidas y productos específicos para diabéticos. Definitivamente nada recomendable.

Definitivamente son varias las alternativas que hoy día podemos encontrar en el mercado.

Ahora solo es cuestión de escoger la más adecuada con la información también adecuada aunque la mejor alternativa de todas es educar el paladar.


Podemos comenzar a reducir el azúcar paulatinamente en nuestro día a día, hasta conseguir dejar de endulzar el café de las mañanas, disminuir el consumo de galletas como única merienda y optar por fruta, las golosinas en las fiestas y alternar por frutar o postres elaborados en casa, eliminar el consumo de los refrescos y los zumos cuando haya sed y así una larga lista de cosas que podemos cambiar, pues seremos un ejemplo para los demás, sobretodo para los niños pues ellos cambian con el ejemplo.

Bibliografía:

  1. George A. Bray. Is Sugar Addictive? 
  2. Panela Monitor. What is Panela. Consultado el 28/11/2018. Disponible en: http://www.panelamonitor.org/content/3/what-is-panela/
  3. Elaine Gardner. Alternative sugars: Coconut sugar. BDJ volume223, page 749. https://doi.org/10.1038/sj.bdj.2017.1011
Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.

Escrito por

Editora de Gaia Media Magazines y responsable de publicidad, es también redactora de Natursan. Actualmente estudia Dietética y Nutrición en ICSE (Instituto Canario Superior de Estudios), y ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad de Educación a Distancia) y Terapia Gestalt por el Instituto de Gestalt de Canarias.

Suscríbete