Inicio Belleza Ácido hialurónico: beneficios para la piel y usos en la belleza
Belleza

Ácido hialurónico: beneficios para la piel y usos en la belleza

El ácido hialurónico viene siendo muy utilizado por parte de la industria cosmética por sus beneficios en la belleza. Pero, ¿qué es el ácido hialurónico?

Ácido hialurónico
YakobchukOlena | Istockphoto

En la lucha tanto de la propia industria cosmética contra el envejecimiento como en la belleza en sí, el descubrimiento del ácido hialurónico ha supuesto una auténtica y verdadera revolución antiarrugas, siendo muy utilizada en la actualidad por muchas empresas de cosmética.

Publicidad

El ácido hialurónico viene a ser una molécula que podemos encontrar en distintos tejidos de todas las especiales animales, incluyendo incluso el propio cuerpo humano. Se encuentra especialmente concentrado en la epidermis, el humor vítreo de los ojos, y en el líquido sinovial que lubrica las articulaciones. Sin embargo, con el paso del tiempo estas moléculas disminuyen en cantidad, deteriorándose su función.

¿En qué consiste el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico consiste en una sustancia, concretamente un carbohidrato, que encontramos de manera total y completamente natural en una amplísima diversidad tanto de tejidos como de órganos de todo nuestro cuerpo.

Por ejemplo, podemos encontrar ácido hialurónico en tejidos como la epidermis, cartílados, tejido conectivo, los ojos o en el líquido sinovial, por citar solo algunos ejemplos.

Como veremos en el apartado dedicado a cuáles son los beneficios y propiedades que nos ofrece el ácido hialurónico para la piel, su principal capacidad es la de atraer y retener el agua, por lo que es fundamental para que estos tejidos se mantengan en unas condiciones óptimas.

¿Qué beneficios aporta el ácido hialurónico en la piel?

Cuando la cantidad de ácido hialurónico disminuye, algo que ocurre habitualmente durante el proceso de envejecimiento natural de nuestro organismo, la piel tiende a perder hidratación, lo que se traduce en la pérdida de la elasticidad y la firmeza de la misma.

Como resultado de ello, la piel se torna más fláccida, momento en el que comienzan a surgir determinadas arrugas y otras señales tan características del envejecimiento.

Pero la disminución del ácido hialurónico no solo es evidente en la piel. Internamente, aunque evidentemente no podamos verlo, la cantidad de este polisacárido también se reduce en las articulaciones, causando que los cartílagos se vuelvan más rígidos y se rompan con una mayor facilidad. Es, por ejemplo, una causa habitual de dolor al mover las articulaciones, como consecuencia del roce entre los huesos.

Publicidad

Por todo ello, es común el uso de ácido hialurónico a la hora de reducir las arrugas en determinadas zonas del rostro, llegando incluso a sustituir en muchas ocasiones a la también popular toxina botulínica (botox).

Propiedades del ácido hialurónico en la piel
hannatverdokhlib | Istockphoto

Sus principales usos en la belleza

Precisamente por su gran capacidad para atraer y retener el agua, y sobre todo por los resultados obtenidos en su aplicación quirúrgica mediante inyecciones, el ácido hialurónico se ha hecho muy famoso, pudiendo ser aplicado incluso de manera tópica a través de tratamientos faciales y cremas.

La aplicación tópica tiende a ser menos agresiva que la primera, ya que el efecto producido por las inyecciones son visibles más rápidamente se trata de un método invasivo, por lo que la aplicación tópica tiende a ser mucho más natural.

No obstante, la aplicación de este ácido mediante inyección intradérmica ha demostrado ser capaz de estimular y activar los fibroplastos, que son un tipo de células que encontramos en el tejido conectivo y que tienden a producir sustancias antienvejecimiento en la piel. Incluso en personas de edad avanzada, estimulando la formación de colágeno.

Además, sus efectos son mucho más positivos, ya que con el ácido hialurónico en su forma tópica se estimula la producción de elastina y colágeno, por lo que la piel se hidrata intensamente.

Por ejemplo, el ácido hialurónico se utiliza habitualmente en la clínica cosmética como tratamiento para eliminar arrugas situadas en la zona alrededor de la nariz y los laterales de la boca, el contorno de los labios y en las comisuras labiales, en el entrecejo, en la zona de la frente y las conocidas como patas de gallo.

Otros usos

Pero este ácido no solo se utiliza en la cosmética como forma de reducir las arrugas. ¿Sabías que también se utiliza en la medicina? Por ejemplo, se suele emplear en el tratamiento médico de enfermedades degenerativas de las articulaciones, como es el caso de la artrosis, mediante la realización de infiltraciones con el fin de reducir y aliviar el dolor y ayudar en la regeneración del cartílago.

Mientras que, en la odontología, el ácido hialurónico se usa para regenerar las encías y mejorar la cicatrización natural de la mucosa oral.

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad