No hay nada más sincero que dar un abrazo. Con él transmitimos amor, empatía, sinceridad... Y es la mejor forma de decir que queremos a la otra persona.

“Se dice que cada vez que abrazamos a alguien con gusto, ganamos un día de vida”. Con esta frase del escritor Paulo Coelho, se puede resumir muy bien lo beneficioso que es tanto dar como recibir un abrazo de vez en cuando. Y es que poner a un ser querido entre nuestros brazos cuando lo está pasando mal, puede ser una experiencia de lo más gratificante.

¿Os gustaría conocer el porqué? Pues entonces no os queda otra opción que seguir leyéndonos. Seguro que cuando terminéis de hacerlo, os apuntáis a un hábito tan saludable como es el de abrazar a un ser querido al menos una vez el día.

Es la mejor forma de aliviar a alguien sin palabras

¿Cuántas veces hemos intentando aliviar a un amigo o ser querido sin éxito alguno? Intentamos ser lo más empáticos, dedicarles la mejores palabras pero a pesar de todo el esfuerzo no obtenemos resultado alguno. Antes que nada, tenemos que deciros que esto es lo más normal del mundo. Desde un principio es muy difícil que esa persona de la noche a la mañana empiece a sentirse bien.

Y por ello, una de las mejores formas de aliviar toda esa angustia vital, es a través de un simple abrazo. Cuando las palabras no funcionan, lo mejor es acudir al contacto físico. Algo que podemos conseguir simplemente con un abrazo. Así que cuando esa persona esté rota en lágrimas, una forma de hacerle sentir un poco mejor, es poniéndola simplemente entre tus brazos y decirle que siempre estiraremos ahí para apoyarle y comprenderle. Seguro que a corto plazo le haréis sentí un poco mejor.

Gran forma para demostrar nuestros sentimientos

De nada sirve que digamos por ejemplo a nuestra pareja que la amamos y  queremos mucho si después esto no está acompañado por hechos. ¿Y cómo podemos conseguir esto?. Pues a través del simple contacto físico que podemos realizar con un abrazo. Hay que decir que abrazar es también una gran forma de estrechar lazos con cualquiera de nuestros seres queridos y demostrarles así cuánto les queremos.

En este sentido, desde Natursan os recomendamos encarecidamente que os apuntéis a esta tendencia de dar abrazos. Ni os imagináis la gran forma que es a la hora de zanjar cualquier tipo de discusión o problema que hayan surgido entre nuestros amigos, pareja o cualquier miembro de nuestra familia. ¡Y que viva el amor!

Reducen el estrés y las preocupaciones

Numerosos estudios científicos demuestran que recibir abrazos de nuestros seres queridos estimula lo que se conoce como la “oxiticina”, una especie de neurotransmisor que se encuentra en el sistema límbico de nuestro cerebro (el más emocional) algo que provoca que nos sintamos más contentos, con la consecuente reducción de estrés y ansiedad que esto supone. También hay que apuntar que dar abrazos reduce los niveles de presión en sangre y regula el rimo cardiaco.

De hecho, está más que demostrado que todas aquellas parejas que se abrazan asiduamente, son las que disfrutan de una relación mucho más plena y duradera en todos los sentidos. Así que si estáis pasando por un momento amoroso algo delicado con vuestro novio/a, mujer o marido, desde aquí os invitamos a que volváis a abrazarla con más fuerza que nunca y seguro que antes o después esta os lo agradecerá enormemente.

Después, tan solo tenéis que cambiar los roles y ser vosotros los que recibáis los abrazos. De esta forma, estamos seguros que convertiréis esto de dar abrazos en una especie de rutina que os convertirá en personas mucho más felices.

Y es que como hemos venido diciendo a lo largo del artículo, recibir abrazos se puede convertir en una especie de “droga sana” de la que podamos abusar lo que queramos con nuestros seres queridos y que hará sentirnos fenomenal. ¿Y vosotros? ¿Os apuntáis a abrazarnos los unos a los otros?

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest