5 fobias raras de las que jamás habías oído hablar

Todos podemos tener fobias en algún momento de nuestras vidas. De hecho, es algo absolutamente normal. Pero, ¿sabías que existen fobias realmente raras, en realidad poco conocidas?.

Es muy normal que cada uno de nosotros suframos alguna fobia a lo largo de nuestra vida. A las arañas, a los espacios cerrados, a las alturas, a hablar en público… Todos estos son miedos que son de lo más comunes y que encima podemos tratar con el paso de los años. Sin embargo, hay otras fobias que resultan ser de lo más inverosímiles y surrealistas.

¿Os pica la curiosidad por saber cuáles son? Pues aunque hay muchísimas, desde Natursan hemos hecho una selección de cinco de ellas que seguro que os van a dejar con la boca completamente abierta.

Xantofobia

La xantofobia se define simplemente como el miedo irracional al color amarillo. La verdad que resulta curioso que un tono tan colorido y vivo como este puede causar fobia a miles de personas en todo el mundo. ¿Pero cuál es la causa de este rechazo a todo lo que tenga un poco de amarillo?

Pues porque mucha gente asocia este color al mero hecho de contraer una enfermedad grave que después puede derivar en una muerte lenta y dolorosa.

La aparición de esta fobia también se puede deber a experiencias traumáticas que se han vivido a lo largo de la historia con este color. De hecho, fue el dramaturgo Molière el que murió en una de sus funciones mientras representaba a un personaje vestido completamente de amarillo.

A partir de este momento se tuvo la creencia popular que este color trae mala suerte si abusamos de él cuando nos subimos encima de un escenario.

Hipopotomontrosesquipedaliofobia

La verdad que la palabrita se las trae. Y la verdad que no es para menos. Como bien su nombre indica, la Hipopotomontrosesquipedaliofobia es el miedo que tienen las personas a las palabras o frases muy largas.

Es más, su temor se aplica tanto al ámbito oral como escrito y por tanto les entra una ansiedad considerable cada vez que la ven escrita o tienen que pronunciarla.

Sin embargo, a pesar de que es una fobia poco común, tiene un una explicación bastante sencilla. Como bien hemos explicado al principio del artículo, hay muchas personas que tienen miedo escénico a la hora de ponerse enfrente de una multitud. Pues bien, a la hora de hablar y expresarse delante de ellas con palabras tan largas, hace que les entre todavía más ridículo por si comenten cualquier error.

Crematofobia

La verdad que esta es una de las fobias más curiosas. La crematofobia es el rechazo inherente al dinero, independientemente de donde provenga. ¿Y cuáles pueden ser las causas a este rechazo? Seguro que muchos os preguntaréis. Pues porque muchas personas consideran al dinero como una forma de corrupción del ser humano y de sus valores más básicos.

De ahí que exista un miedo por parte de mucha gente a la hora de reunir grandes cantidades de billetes y monedas. También se puede deber a que han tenido experiencias traumáticas con el dinero en forma de juegos de azar o lotería.

Omfalofobia

Otra de las fobias que pueden resultar de lo más extrañas. Esta consiste en el miedo sin sentido tanto a los ombligos de nuestro propio cuerpo, como los de todas las personas que nos rodea. La razón de la omfalofobia no está del todo clara. Aunque puede estar ligada a que es aquí donde nace la vida (a través del rincón umbilical) y por tanto puede después llegar la muerte.

Te puede interesar: Cuáles son los síntomas de la hipocondría y por qué aparece

Lo malo de esta fobia es que puede repercutir negativamente en la vida diaria de los que la padecen. Al no poder presenciar su propio ombligo, una tarea como bañarse o cambiarse de ropa puede convertirse en una auténtica odisea.

Papafobia

Como bien su nombre indica, la papafobia supone el rechazo absoluto al Padre de la Iglesia Católica, independientemente de quién sea en ese momento. Esto se debe a que estas personas consideran al papa casi como un personaje místico, la misma representación de Dios en la Tierra. De ahí que no quieran acercarse mucho a ella.

Tienen la idea preconcebida de que el sumo pontífice puede entrar en sus mentes para manipularlas a su antojo debido a que tiene poderes que vienen del mismo Dios. Aunque sino quieren sufrir de ansiedad, tan solo será necesario no acercarse a las inmediaciones del Vaticano. Ver para creer.

5 fobias raras de las que jamás habías oído hablar
Valoración

Descubre más sobre Curiosidades