Desayunar copos de avena es una opción nutritiva y deliciosa de aportar energía a nuestro cuerpo gracias a sus beneficios y a su alto contenido en hidratos de carbono. Descubre por qué es bueno añadirlos a tu desayuno.

Si te hablamos de un cereal completo, rico en minerales como el magnesio, calcio, zinc y hierro, que además aporta una interesante cantidad de vitaminas (como la B1, B2 y la vitamina E), y posee una elevada cantidad de carbohidratos y aminoácidos, probablemente la avena sea precisamente el primero que te venga a la cabeza.

Y es que, de hecho, la avena es un potente cereal que aporta todo tipo de beneficios para nuestro organismo. Es más, si la tomamos por la mañana, conseguiremos incluso potenciar aún más sus bondades. De ahí que se recomiende mucho tomarla justo cuando nos levantemos y preparemos el desayuno.

Copos de avena

Una opción fundamental a la hora de disfrutar de todas sus cualidades es optar por los copos de avena, la forma más cómoda y sencilla de tomarla. Con ellos podemos directamente comerlos añadiendo un poco de leche, o bien elaborar un maravilloso y delicioso porridge, ese nutritivo desayuno al que además podemos incluir frutos secos, frutas o mermeladas.

Los maravillosos beneficios de los copos de avena

Son una gran fuente de energía

¿A quién no le gusta ir a trabajar con las pilas bien cargadas? ¿A quién no le gusta empezar su jornada universitaria o de trabajo con ganas de comerse el mundo? Pues este es sin duda una de las grandes ventajas que nos ofrece consumir copos de avena todas las mañanas.

Esto se debe a que este cereal es una gran fuente de vitaminas y tan solo una taza de este alimento aporta hasta un 10% de la cantidad de energía recomendada. También aporta todo tipo de minerales beneficiosos para nuestro organismo como pueden ser el magnesio y el hierro mientras que al mismo tiempo está compuesto de tiamina, otro elemento que ayuda a quemar más eficientemente todos los alimentos para después convertirlos en energía necesaria para nuestro organismo.

Descubre: Cómo hacer agua de avena

Son un potente antioxidante 

Los copos de avena son uno de los mejores antioxidantes naturales que existen. Y encima se potenciarán sus efectos si los tomamos a horas muy tempranas.

Beneficios de los copos de avena

¿La razón? Pues porque este cereal contiene una serie de principios activos que evitan la creación de radicales libres, una serie de moléculas que a veces produce nuestro cuerpo. Estas hacen que puedan aparecer todo tipo de enfermedades coronarias y de corazón a edades bastante avanzadas.

Así mismo, gracias a la avena se produce lo que se llama como óxido nítrico, otro elemento que ensancha mucho más las arterias y por tanto propicia una mejor circulación de la sangre.

Combate la diabetes

Los copos de avena también se pueden convertir en un gran aliado para todos aquellos que sufren diabetes. Por tanto, no está de más que tomen un bol de este cereal ya que les ayudará a regular los niveles de glucosa en sangre y prevenir la resistencia a la insulina junto a otros problemas de estreñimiento.

Por esta razón, se pueden consumir copos de avena sin riesgo a sufrir bajadas de azúcar siempre que sigamos los consejos de nuestro médico. Además, se puede combinar con otros alimentos que regulen los niveles de azúcar sin problema. ¿A que consumir avenas por la mañana os aporta más beneficios de lo que creíais?.

Conoce más: Beneficios de la leche de avena y propiedades de esta bebida vegetal

Ayuda a cuidar vuestra línea

Como ya os hemos comentado en anteriores artículos de Natursan, los copos de avena contienen altos contenido en fibra que os van a ayudar a regular vuestro cálculo intestinal. Pero las bondades de este componente tampoco terminan aquí. Tomar un buen cuenco de avena por la mañana junto a un poco de leche desnatada y plátano también os aportará una sensación saciante.

Esto es algo a tener muy en cuenta para todas aquellas personas que les gusta picar entre horas dulces o fritos que solo sirven para ganar un par de kilos de más.  Por ello, se recomienda tomar avena a partir de las ocho de la mañana para así llegar a la hora del almuerzo sin ganas de comernos todo lo que se ponga por delante.

Comiendo copos de avena

Fortalecen nuestro corazón de buena mañana

No podíamos cerrar este artículo sin hablaros de una de las ventajas más importantes que nos ofrece la avena. Y no es otra que la de fortalecer nuestro corazón y hacerlo un poco más inmune a enfermedades cardiovasculares como los infartos o arritmias.

Así mismo, reduce considerablemente la presión arterial gracias a su alto contenido en fibra y limpia todas nuestras arterias de todo tipo de toxinas provenientes de alimentos precocinados o grasas saturadas. Por lo que es muy importante tomar avena por las mañanas para así disfrutar de un organismo más limpio y sano.

¿Con qué podemos acompañar los copos de avena?

Los copos de avena son tremendamente versátiles, lo que significa que se combinan casi a la perfección con una amplísima variedad y diversidad de ingredientes. Esto se traduce en algo muy sencillo: podemos disfrutarlos con ingredientes varios tanto en el desayuno como en la merienda, y esto nos brinda la posibilidad de crear platos nutritivos y muy completos.

Por ejemplo, pueden ser ideales con leche (ya sea de origen animal o vegetal), y se combinan muy bien con frutos secos y con fruta fresca. Unas opciones interesantes son las siguientes:

  • Leche animal o vegetal: ya sea leche de vaca o de cabra, o alguna variedad vegetal como la leche de arroz o de soja, lo cierto es que cualquier bebida le viene genial a los copos de avena.
  • Yogur: es otro alimento natural que se combina bien con los copos de avena. Eso sí, para que sea un plato nutritivo y saludable no se recomienda optar por yogures azucarados y de sabor; es muchísimo mejor disfrutar de un yogur natural sin azúcares añadidos, y endulzarlo a nuestro gusto con alguna opción más saludable.
  • Fruta fresca: el plátano combina muy bien con la avena, porque puede convertirse de hecho en una opción útil para endulzar los copos. Lo mismo ocurre con las fresas, algo más ácidas, o incluso con unos gajos de naranja fresca.
  • Frutos secos: son una opción nutritiva para completar nuestro plato. ¿Los mejores? Añadir un puñado de avellanas o de nueces.

Cómo hacer un desayuno nutritivo con copos de avena

Existen muchas formas de disfrutar de los copos de avena. No obstante, en esta ocasión te proponemos una receta nutritiva ideal para el desayuno, aunque también puede comerse en la merienda. Para su elaboración utilizaremos bebida vegetal de almendras y fruta fresca.

Propiedades de los copos de avena

Ingredientes:

  • 1 taza de bebida vegetal de almendras (leche de almendras)
  • 3 cucharadas de copos de avena
  • Fruta fresca: plátano, manzana y fresas.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1 cucharadita de coco rayado.

Preparación:

  1. Pon la leche de almendras en la cantidad indicada en un cazo y calienta hasta que entre en ebullición. Justo cuando alcance este punto añade los copos de avena.
  2. Baja un poco el fuego y deja que los copos de avena y la leche de almendras hiervan durante 5 minutos. Es fundamental que remuevas constantemente, de esta manera evitarás que se formen grumos.
  3. Añade la cucharadita de canela. Vuelve a mezclar y retira del fuego.
  4. Mientras se enfría podemos ir preparando las distintas frutas con las que vamos a acompañar los copos de avena. Si optas por el plátano y por la manzana, por ejemplo, pela el plátano y córtalo en trozos, y lava bien la manzana y córtala en gajos.
  5. Luego, sirve la avena en una taza o plato hondo, añade la fruta fresca y termina espolvoreando un poco de coco rayado por encima.
  6. ¡Listo! A disfrutar de este nutritivo y delicioso plato.

Si lo deseas puedes descubrir más recetas deliciosas con avena echando un vistazo a nuestro especial sobre 4 deliciosas recetas con avena.

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest