Las cremas calientes se convierten en una excelente opción como plato entrante para las cenas y comidas de Navidad. Te proponemos 3 opciones deliciosas.

¿A quién no le apetece un buen caldo, sopa o crema calentita durante estos días tan fríos? Son opciones realmente apetecibles durante el otoño y el invierno, cuando el calor nos abandona tras el final del verano, y las jornadas comienzan a ser más frías. Si a ello le añadimos un cielo gris, con lluvia o nieve, no hay duda que estos platos se convertirán en nuestros mejores aliados.

No en vano, durante las Navidades son muchas las personas que prefieren optar por un plato ligero como entrante, para luego ofrecer a sus invitados un segundo plato mucho más fuerte y amplio. O incluso quienes desean simplemente disfrutar de una opción ligera, ya sea porque no quieren comer más, porque siguen una dieta de adelgazamiento…

Recetas de cremas calientes para Navidad

Presentamos 3 recetas deliciosas, sencillas de elaborar y nutritivas también, con las que podemos sorprender a nuestros invitados esta Navidad.

Son recetas de platos calentitos que nos vendrán muy bien para entrar en calor en estos días tan especiales.

3 cremas calientes para Navidad

Crema caliente de castañas

La crema de castañas queda muy rica, y es sencilla de elaborar. Podemos hacer una variante de esta crema dándole un toque picante, sí acaso gusta con ese sabor, añadiéndole tan solo un trocito de guindilla roja fresca.

Para preparar esta crema de castañas podemos recurrir a las castañas que podemos conseguir en el mercado cocidas y envasadas al vacío, ya que las castañas frescas quizás ya no estén disponibles.

crema-castanas

Ingredientes:

  • Medio kilo de castañas cocidas.
  • Una cebolla grande.
  • Dos cebolletas, (para decorar).
  • Una rama de apio.
  • 3 dientes de ajo.
  • Medio litro de caldo de verduras casero o industrial.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • 100 ml. de nata de cocinar.
  • La mitad de una guindilla roja fresca, (opcional).

Elaboración:

Quitamos la piel a la cebolla y a los dientes de ajo y cortamos todo en trocitos. Lavamos la rama de apio y la troceamos menudamente. Ponemos un poco de aceite a calentar en un caldero y rehogamos la cebolla, los dientes de ajo, y el apio con fuego mínimo y reservamos una vez que esté listo.

Mientras con la picadora o trituradora, picamos las castañas. Añadimos las castañas molidas junto a los ingredientes que hemos rehogado y ponemos todo junto en el caldero.

A continuación añadimos el vino, el caldo, la nata, removemos y ponemos al fuego a calentar con fuego medio hasta que comience a hervir.

Cuando comience a hervir bajamos el fuego, añadimos una pizca de pimienta negra molida, y probamos como está de sal.

Si estamos utilizando caldo de verduras industrial ya suele traer sal incorporada, probaremos sí necesita algo más de sal. Cocinamos con fuego bajo durante 30 minutos.

Retiramos del fuego y batimos el guiso de castañas con la batidora hasta hacer una crema fina. Lavamos la cebolleta y la cortamos en aros.

En el momento de servir la crema ponemos unos aritos de cebolleta por encima de cada crema dispuesta en platos individuales.

Si nos hemos decidido por darle a la crema de castañas un toque picantito, añadimos también unos trocitos de guindilla roja fresca.

Crema caliente de surtido de hortalizas

Para hacer esta crema de hortalizas hemos escogido las hortalizas que a continuación detallamos, pero también podemos añadir o escoger otras que nos gusten más o que tengamos disponible en la nevera.

crema-hortalizas

Ingredientes:

  • Una coliflor pequeña sin las partes verdes y cortada en cuatro.
  • 2 puerros sin las partes verdes y troceaditos.
  • 2 ramitas de apio, troceaditas.
  • 3 zanahorias sin piel y troceadas.
  • Una cebolla troceadita.
  • Un tomate maduro, sin semillas y troceadito.
  • 2 dientes de ajo sin piel y
  • 2 ramitas de perejil, picaditas.
  • 3 papas partidas en cuadros.
  • Un litro de caldo de verduras, casero o industrial.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cuadraditos de pan frito, picatostes o virutas de jamón serrano, (para decorar).

Elaboración:

Lavamos bien las verduras y las troceamos todas menudamente. Quitamos la piel a las papas, las lavamos y las troceamos en cuadros.

Ponemos un caldero al fuego con un poco de aceite de oliva virgen a calentar para rehogar con fuego bajo, la cebolla, los puerros, el tomate, y los dientes de ajo.

Una vez que esté todo rehogadito, añadimos el resto de hortalizas, las papas, el perejil  y el caldo de verduras. Cocinamos con fuego moderado hasta que comience a hervir.

Cuando comience a hervir bajamos el fuego, añadimos una pizca de pimienta negra molida, probaremos sí necesita más sal. Cocinamos hasta que las papas estén tiernas.

A continuación apagamos el fuego y batimos con ayuda de la batidora hasta obtener una crema fina.

La crema de hortalizas podemos acompañarla de unos cuadraditos de pan frito, picatostes, o virutas de jamón serrano.

Crema caliente de lentejas

Las lentejas constituyen un plato muy nutritivo, esta crema de lentejas queda muy rica, es sencilla de elaborar y suele tener éxito incluso entre los peques de la casa.

crema-lentejas

Ingredientes:

  • 400 gramos de lentejas.
  • Una cebolla grande troceadita.
  • Un puerro sin las partes verdes, troceadito.
  • 3 dientes de ajo, sin piel y troceaditos.
  • Un tomate maduro sin piel, troceadito.
  • Una zanahoria, partida en trozos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 50 ml. de leche entera.
  • Un litro de caldo vegetal, casero o industrial.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • Cuadraditos de pan frito, o picatostes, para decorar.

Elaboración:

En un caldero con agua que las cubra y un poco de sal cocinamos las lentejas con fuego moderado, hasta que estén tiernas. Si disponemos de una olla a presión, con 15 minutos al fuego ya estarán cocinadas.

Escurrimos las lentejas y reservamos un poco de caldo de cocción por sí la crema nos quedara espesa o nos gustara más líquida. En un caldero ponemos un poco de aceite de oliva a calentar para rehogar la cebolla, el puerro, los dientes de ajo y el tomate.

Una vez que esté el rehogado en su punto, añadimos el caldo vegetal, la zanahoria, la leche, la pimienta negra molida y probamos de sal, añadimos un poco de sal si hace falta.

Cocinamos con fuego moderado hasta que comience a hervir y cuando comience a hervir bajamos el fuego y cocinamos hasta que las zanahorias estén tiernas.

Apagamos el fuego y batimos con la batidora hasta que tengamos una crema fina.

Disponemos la crema en cuencos o platos individuales y la presentamos con unos daditos de pan frito o picatostes y un hilito de aceite de oliva virgen extra.

Esperamos que disfruten con estas deliciosas y sencillas recetas que nos pueden venir bien para preparar el primer plato en la Cena de Navidad.

¡Buen provecho y desde Natursan Feliz Navidad a todos!

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest