Si existe un manjar que en los últimos años ha ido ganando terreno en muchos platos de la alta gastronomía por su sabor delicado y su apariencia agradable y casi maravillosa, las flores de calabacín se convierte sin ninguna duda en una de ellas.

Si no dispones de huerta propia en el mercado o tiendas de productos ecológicos también podemos conseguirlas, aprovecha el momento cuando las veas, a veces no es fácil y sobre todo es muy habitual que se vendan rápido.

Recetas de flores de calabacín

Su sabor es delicado, fino y muy suave. Todos los que las han probado coinciden en señalar que su sabor recuerda mucho al que poseen las almendras, con un sabor algo dulce y a la vez amargo.

En esta ocasión presentamos 2 recetas para preparar con estas exquisitas y llamativas flores, suponen todo un manjar, esperamos que les gusten.

Son recetas fáciles de preparar y con la que seguro sorprenderás a más de un invitado.

Flores de calabacín rellenas de queso y salmón ahumado

Rellenar flores de calabacín es muy sencillo, y esta receta es a la vez versátil pues podemos rellenar las flores con los ingredientes que más nos gusten o apetezcan, tan solo tenemos que hacer volar nuestra imaginación.

En nuestra receta hemos escogido el queso y el salmón ahumado para rellenar las flores de calabacín.

Receta de flores de calabacín rellenas

Ingredientes:

  • 10 flores de calabacín.
  • 100 gramos de lonchas de salmón ahumado.
  • 150 gramos de queso Mascarpone o tipo Philadelphia.
  • 120 gramos de harina para tempura.
  • 95 ml. de agua con gas muy fría.
  • 50 ml. de crema de leche o nata líquida.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra para freír.

Elaboración:

Lavamos bien y con delicadeza las flores de calabacín.

Con cuidado las secamos con una servilleta, cortamos el tallo y abrimos un poquito las flores para cortar los pistilos.

En el vaso de la batidora ponemos el queso, las lonchas de salmón, un poco de pimienta negra, la nata líquida y batimos todo bien.

Pasamos la mezcla a una manga pastelera y con cuidado vamos rellenado las flores de calabacín.

Una vez rellenas cerramos la parte de arriba de la flor como si fuera un envoltorio.

A continuación prepararemos la tempura para rebozar las flores de calabacín.

En un bol ponemos la harina, añadimos el agua bien fría, un poco de sal y removemos para hacer la tempura.

Ponemos el aceite en una sartén a calentar.

Una a una vamos rebozando las flores de calabacín y cuando el aceite esté bien caliente vamos friendo las flores, con cuidado vamos dorándolas ligeramente por ambos lados.

Vamos depositando las flores fritas sobre un plato cubierto con una servilleta o papel absorbente para que escurra el excedente de aceite.

Presentamos las flores de calabacín en una fuente o bandeja y la llevamos a la mesa.

Ensalada con flores de calabacín

Para preparar la ensalada hemos escogido una bolsa de mix de lechugas, puedes sustituir el mix de lechugas por canónigos, rúcula, escarola o cualquier otra hortaliza, ya sabemos que las ensaladas nos permiten variar mucho con los ingredientes, así podemos preparar diferentes ensaladas cada vez.

También podemos sustituir el queso Mozzarella por queso de cabra en rulo.

Receta de ensalada con flores de calabacin

Ingredientes:

  • 3 flores de calabacín troceaditas.
  • Una bolsa de mix de lechugas.
  • 10 tomatitos cherrys.
  • Un queso Mozzarella cortado en rueditas.
  • 5 dátiles sin hueso y troceaditos.
  • Un puñadito de nueces troceaditas.
  • Sal.

Ingredientes para la vinagreta:

  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharadita de mostaza.
  • 4 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra.
  • 100 ml. de jugo de limón.

Elaboración:

Lavamos bien las flores de calabacín, las abrimos, les quitamos el pistilo y las troceamos de forma menuda.

Lavamos bien las lechugas y los tomatitos cherrys.

En una ensaladera ponemos las lechugas, los tomatitos y las flores de calabacín troceaditas, y mezclamos.

Añadimos las nueces troceaditas y los dátiles también.

Cortamos el queso mozzarella en lonchas y las ponemos por encima.

A continuación vamos preparando la vinagreta.

En una salsera ponemos el jugo de limón, la cucharadita de mostaza, la cucharadita de miel y removemos para mezclar bien.

Agregamos el aceite y volvemos a remover para integrarlo bien.

Añadimos por encima de la ensalada la vinagreta y removemos.

¡Buen provecho!

2 recetas exquisitas con flores de calabacín
Valoración

Descubre más sobre Recetas