10 consejos para una piel brillante este verano

Tener una piel brillante es fundamental para lucir una piel sana y saludable. Descubre cómo conseguirlo en verano con estos consejos fáciles y sencillos de seguir.

Todas queremos tener una piel brillante, sobre todo durante el verano, cuando tendemos a ir a la playa o a la piscina y pasamos más tiempo tomando el sol. Cuidar la piel es importante durante todo el año. No obstante, en verano es prácticamente una obligación hacerlo, ya que hay muchísimos factores que afectan de una manera muy negativa a la piel durante la época estival: sal del mar, cloro de la piscina, rayos UV…

Por lo tanto, si no se cuida la piel, ésta tendrá un aspecto apagado, sin vida y, además, pueden producirse enfermedades a corto y largo plazo. A continuación se explican algunos consejos muy básicos pero que merece la pena tener en cuenta para lucir una piel radiante este verano; una piel con brillo y perfectamente cuidada.

Piel brillante en veranoConsejos útiles para tener una piel brillante

Piel limpia

Tener una piel limpia es indispensable en cualquier época del año, pero muy especialmente en verano. Lo mejor es apostar por productos naturales que no sean perfumados para que no causen irritación.

De esta manera, se consigue eliminar la suciedad acumulada en la piel a la vez que se cuida.

Hidratación

En verano, factores externos como los rayos UV o la sal del mar tienden a secar la piel en exceso. Por lo tanto, para lucir una piel brillante y saludable durante la época estival, lo ideal es utilizar cremas que hidraten la piel en profundidad y, además, actúen a modo de escudo protector para que no se deshidrate.

Ropa

Aunque en muchos casos no se le preste demasiada importancia, elegir la ropa adecuada durante el verano es una de las cosas más importantes para cuidar la piel. Por lo tanto, utilizaremos prendas que favorezcan la transpiración; si son de algodón orgánico, muchísimo mejor.

Alimentación

Por supuesto, la alimentación juega un papel clave para tener una piel radiante en la época estival. Se debe moderar el consumo de carnes e incrementar el de frutas y verduras, sobre todo aquellas ricas en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Las vitaminas de estos grupos son excelentes para cuidar la piel de una manera 100% natural, ya que previenen la degeneración celular.

Alimentación para piel brillante

Agua

Beber dos litros de agua diarios es recomendable en cualquier época del año, pero es durante el verano cuando este consejo se convierte casi en una obligación.

Hay que tener en cuenta que, durante la exposición al sol, se pierden líquidos, de manera que hidratarse es fundamental.

Sueño

Dormir bien es fundamental para gozar de una buena salud, tanto física como mental. Dormir ocho horas diarias es importante para una piel saludable, pues es precisamente durante las horas de sueño cuando las células se reproducen.

Protección solar

Durante el verano, proteger la piel de los rayos UV es clave para evitar problemas a medio y largo plazo como los melanomas o el envejecimiento prematuro de la piel. Y para ello es fundamental saber usar correctamente el protector solar.

Conviene escoger aquella crema o spray que mejor se adapte al tono de piel de cada persona; desde 15 FPS hasta 50 FPS. Además, es importante recordar que el protector solar debe aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol y después aplicar de nuevo cada dos horas.

Protector para la piel

Antioxidantes

Durante verano, es 100% aconsejable apostar por tratamientos de belleza antioxidantes. En verano la piel está expuesta a agentes externos muy dañinos para ella como la sal, el cloro o los rayos del sol. Por lo tanto, este tipo de tratamientos antioxidantes son importantes para mantener una piel saludable.

Gafas de sol

Las gafas de sol se convierten en un complemento clave en cualquier look de verano, al ser muy importante proteger los ojos en verano. Muy importante no olvidarlas en casa sobre todo en aquellas personas que tengan ojeras porque los rayos del sol pueden acentuarlas y hacer que el rostro luzca cansado y sin vida.

Estrés

Para lucir una piel radiante en verano, no solo hay que cuidarse por fuera, también por dentro. Participar en alguna actividad de interés ayuda a reducir de manera notable el estrés, lo cual se traduce en un rostro más iluminado y feliz.

 Todos estos son consejos muy básicos, pero muchas veces no se tienen en cuenta durante la época estival. Introduciéndolos, poco a poco, en la rutina diaria, se puede lograr lucir una piel radiante en verano: saludable e iluminado.

10 consejos para una piel brillante este verano
Valoración