El pasado año precisamente por estas fechas, te comentábamos que un estudio publicado hace ya algún tiempo había constatado que la sopa de pollo es buena contra la hipertensión arterial.

sopa-otono-invierno

No en vano, y como ya de buen seguro sabrás, el otoño ha llegado oficialmente, y con él los días fríos y lluviosos, en los que el mal tiempo comienza ya a hacer tímidamente su acto de presencia.

Pero es en esta época cuando no hay nada mejor –y más apetecible- que una deliciosa sopa para superar las bajas temperaturas y no sentir tanto frío, además de poder convertirse en un buen aliado para muchas recetas de otoño.

Sopa para el otoño y el invierno

La sopa es una excelente forma de poder incluir vegetales en nuestra alimentación diaria, y aportar con ellas vitaminas, minerales, hidratos de carbono y fibra alimentaria a nuestra dieta.

Muchas son las propiedades de las sopas, cuyo consumo ayuda a disminuir la ingesta de alimentos, ya que tomar sopa preferentemente antes de las comidas tienden a generar mayor saciedad, y por tanto reducir el apetito.

Además, la sopa disminuye la densidad energética de la dieta, ya que al tener un alto contenido en agua y pocos alimentos sólidos, tienen una densidad calórica relativamente baja.

Precisamente la importancia de las sopas para la alimentación deriva en su gran versatilidad, ya que pueden haber sopas de todos los sabores e ingredientes y para todos los gustos.

Esto es así, porque la gran mayoría de los ingredientes utilizados en ellas contienen unas virtudes nutritivas destacadas, ideales para disfrutar de una buena salud.

Sopa para el otoño y el invierno
Valoración

Descubre más sobre Nutrición