Sofocos y menopausia

sofocos-menopausiaCuando la menopausia hace acto de presencia, aparecen en la mujer los conocidos como típicos síntomas de la menopausia; esto es, síntomas generales pero completamente normales, que la mayoría de las mujeres tienden a sentir durante esta nueva etapa de la vida.

Publicidad

Entre estos síntomas típicos, nos encontramos con los sudores en la menopausia, conocidos por regla general con la denominación de sofocos.

Y es que la relación entre los sofocos y menopausia tiende a ser tan normal como común. Por ello, conocer un poco más al respecto siempre es algo sumamente interesante, en especial si te encuentras en esta etapa de la vida.

Sofocos y menopausia

Los sofocos se caracterizan por consistir principalmente en la aparición de una sensación repentina de calor, lo que ocasiona sudor y enrojecimiento.

En general tiende a aparecer primero en el pecho, para luego extenderse al cuello y llegar finalmente a la cara.

Suele aparecer de manera casi mayoritaria al comienzo de la menopausia, y aunque no requiere un tratamiento específico, cuando el sofoco es severo -o interfiere en la calidad de vida de la mujer-, sí es necesario seguir un determinado tratamiento.

En este sentido siempre es mejor consultar con tu médico, especialmente cuando cada dos por tres sientes sofocos en la menopausia sin que pueda haber una causa determinada, o si este repercute de manera negativa en tu día a día.

Imagen / arinas74 (Stock.Xchng)

Publicidad

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Sofocos y menopausia
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad