Pies frescos en verano

Mantener unos pies frescos en verano es fundamental para mantener una buena salud en los pies, en una estación en la que debemos cuidarlos más que de costumbre.

pies-verano Mantener una buena salud en los pies es algo fundamental cuando, igualmente, se desea disfrutar de una vida sana y totalmente saludable, ya que casi se podría decir que es el pilar auténtico que sostiene nuestro cuerpo y lo mantiene más o menos firme.

Publicidad

Por ejemplo, masajear los pies ayuda a recuperarnos después de un ajetreado día. Incluso ayuda a relajarnos cuando estamos algo estresados o hemos pasado por una jornada un tanto complicada.

Ni qué decir de cuando remojamos los pies en un balde con agua tibia y sal, cuando estamos escuchando nuestra música preferida o estamos leyendo.

En el verano, nuestros pies tienden a sufrir más que de costumbre. Tendemos a sudar más, y eso unido a la arena y al uso habitual de zapatillas o chanclas pueden repercutir en su salud.

Si lo que deseas es disfrutar de unos pies frescos en verano, te proponemos algunos sencillos trucos.

Cómo tener unos pies frescos en verano

  • Después de cada exposición al agua (en el mar, en la piscina o en la ducha), sécalos bien, prestando especial atención a las zonas entre los dedos.
  • Utiliza siempre crema nutritiva e hidratante después de cada ducha o baño. Les ayudarás a que mantengan un ph de la piel adecuado.
  • Usa calzado adecuado, evitando zapatos o bien muy pequeños o muy grandes.
  • Un buen aceite esencial puede ayudarte a cuidarlos, sobretodo cuando te des masajes. Utilízalo después de un día de trabajo o tras una jornada de estrés.
  • Acuda a la pedicura una vez al mes, siempre que puedas.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Pies frescos en verano
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad