Obesidad en niños

obesidad-en-ninos Se conoce por obesidad a ese exceso de peso que, de alguna u otra forma, puede llegar a repercutir gravemente en la salud de las personas que los padecen.

Publicidad

Tal y como venimos comprobando en los últimos años, como sobretodo indican muchísimas encuestas y estudios realizados no sólo en España sino a lo largo y ancho del planeta, la obesidad está peligrosamente en aumento.

Y lo que es aún más grave, la obesidad infantil y la propia obesidad en adolescentes va creciendo cada vez más y más, sin que especialistas y autoridades sanitarias pueden realmente hacer nada para evitarlo.

Por este motivo es sumamente útil conocer de qué forma se puede prevenir la obesidad, y cómo prevenir la obesidad infantil en especial.

Obesidad en niños

Cada año se conocen miles de casos nuevos de obesidad en niños, algo que se traduce en un problema sumamente peligroso que, si bien es cierto que a día de hoy puede no afectarles del todo, con el paso de los años su salud se verá poco a poco afectada por ese exceso de peso.

Se sabe que el sobrepeso y la obesidad pueden llegar a provocar enfermedades metabólicas y cardiovasculares graves, como es el caso de la diabetes o los triglicéridos altos, y causar otras enfermedades aún más peligrosas, como es el caso del cáncer.

Precisamente por ello, es fundamental que los padres brinden a sus hijos, inclusive desde muy pequeños, una educación nutricional básica, que se base en una alimentación sana y rica en fruta y verduras, en el consumo de líquidos en abundancia, y en la práctica de ejercicio físico.

Esta educación también pasa por la escuela, sobretodo si los más pequeños comen habitualmente en un comedor escolar. Generalmente se conoce que –a veces-, en las escuelas los niños comen más sano que en casa, porque en las comidas se les “obliga” a comer una manzana, pescado y carnes blancas.

Publicidad

Cómo evitar la obesidad en niños

La obesidad en niños puede ser prevenida, siempre y cuando se sigan los siguientes consejos básicos:

  • Cuando tu hijo es un bebé, es muy importante no sobrealimentarlo, no añadiendo azúcar ni miel a sus biberones, ni agregar sal a sus comidas. Es preferible que coman los alimentos tal cual, de manera natural y totalmente sana.
  • Fomenta una dieta variada y equilibrada en los más pequeños. Es fundamental no sólo para su salud, sino para su propia educación nutricional.
  • Evita que tus hijos picoteen entre horas, especialmente alimentos ricos en grasas o en azúcar. Si sabes que la bollería industrial y las chucherías no son para nada sanas, ¿por qué dejas que las coman?.
  • Fomenta la práctica de ejercicio.
  • Es preferible que tomen agua antes que refrescos o zumos envasados.

Más información | Obesidad infantil (Guía Infantil)

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Obesidad en niños
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad