Necesidades especiales de vitaminas

Cuando se tienen necesidades especiales de vitaminas

En determinadas situaciones, trastornos de salud, hábitos o enfermedades nuestro organismo tiene unas necesidades mayores de vitaminas, siendo por tanto unas necesidades especiales. Conoce los casos más habituales.

El cuerpo humano precisa de una dieta equilibrada que lo provea de los diferentes nutrientes esenciales que necesita para funcionar de manera correcta, en las proporciones correctas.

Publicidad

vitaminas necesidades especiales

Las vitaminas son micronutrientes que encontramos en cantidades muy pequeñas en alimentos naturales de origen tanto vegetal como animal, y se convierten de hecho en los nutrientes vitales de una dieta sana y una buena salud.

Por ello seguir una dieta equilibrada es vital y sumamente importante, dado que es la mejor forma de aportar a nuestro organismo los diferentes nutrientes esenciales que tanto necesita cada día para realizar sus funciones diarias.

Aunque lo mejor es optar por una alimentación saludable y lo más equilibrada posible como forma de asegurarnos que aportamos a nuestro organismo las diferentes vitaminas que aporta, siempre es útil conocer la cantidad diaria recomendada de vitaminas (CDR) que necesitamos.

Sin embargo, existen determinadas situaciones específicas en las que se precisan necesidades especiales de vitaminas. Analizamos a continuación las más comunes y habituales:

  • Embarazo: destaca el ácido fólico, un nutriente que previene posibles defectos en la médula espinal. Además, es fundamental para el desarrollo del bebé.
  • Mujeres que tomen píldoras anticonceptivas: tomar a largo plazo este tipo de medicamentos puede causar que la mujer sufra deficiencias de vitamina C, B2 y B6.
  • Personas que siguen una dieta vegetariana estricta: pueden sufrir deficiencia de vitamina B12, que encontramos sobretodo en alimentos de origen animal.
  • Fumadores: pueden sufrir una deficiencia en vitamina C, ya que el humo tiende a destruirla.
  • Personas bebedoras de alcohol: es fundamental el aporte correcto de vitaminas del grupo B y vitamina C, que previene enfermedades del hígado.
  • Personas con poco contacto con la luz solar: sufren un déficit en vitamina D, que la aporta principalmente el sol.
  • Mayores de 65 años: suelen sufrir un déficit en vitaminas del grupo B, ya que su alimentación tiende a ser más deficiente, y además su organismo las absorbe peor.

Imagen | William Ismael | Willpower LifeForce

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Necesidades especiales de vitaminas
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad