hipertermia-veranoAunque la fiebre puede ser uno de los síntomas más típicos de la gripe o del resfriado en las épocas más frías del año (otoño e invierno, principalmente), lo cierto es que también nos afecta en verano.

No en vano, en lo que se refiere a la propia fiebre en verano, varias pueden ser las causas de la fiebre: desde picaduras de insectos o de medusas hasta infecciones alimentarias, pasando incluso por los propios resfriados estivales.

Pero en determinadas ocasiones es posible que sintamos que tenemos fiebre, cuando en realidad no es así. Es lo que se conoce como hipertermia, y puede aparecer sobretodo en verano.

Hipertermia, ¿qué es?

La hipertermia es un trastorno más frecuente de lo que en realidad podría llegar a creerse, que se da con frecuencia durante los meses de verano, y que de hecho tiende a ser confundido con la fiebre.

¿Por qué se produce?

La hipertermia puede producirse si, por ejemplo, permaneces durante mucho tiempo en un ambiente muy caluroso.

Esto obliga a tu cuerpo a calentarse de forma gradual, hasta que ya no puede absorber más calor.

El organismo, como consecuencia, termina por colapsarse y deshidratarse, padecer un golpe de calor o una insolación.

Síntomas de la hipertermia

  • La piel se muestra muy caliente.
  • Se seca con facilidad.
  • Pierde elasticidad.
  • Mucha sed.
  • Sequedad de boca.

Como vemos, los síntomas de la hipertermia son bastante sencillos de identificar, especialmente porque sobretodo tienden a sentirse cuando nos encontramos en la playa o en la piscina al haber demasiado calor en el ambiente. Presta especial atención a los síntomas que puedas sentir para evitar males mayores.

Hipertermia en verano
Valoración