¿Por qué se nos resiste dormir si es algo natural? Cafeína, fases del sueño, posibles infusiones, pesadillas, dormir acompañado, solo, usar tecnología antes de dormir… Quizás es hora de poner límites a la tecnología y encontrar un lugar en el que relajarnos y ser capaces de dormir. A parte de creer que para poder seguir adelante con nuestros trabajos y rutinas tenemos que reducir las horas de sueño.

Sabes que un adulto que esté entre los 26 y 64 años debe dormir entre siete y nueve horas como marca una tabla realizada por la National Sleep Foundation de EE.UU. ¿Qué ocurre si dejamos de comer? Que seguidamente nos daremos cuenta de que tenemos un problema pero, ¿y si dejamos de dormir?.

Ignoramos que esto también pueda ser un problema para nuestro cerebro la fase del sueño es un período de hiperactividad lo contrario a lo que se cree o piensa, se trata del momento, en el cual, las toxinas que se han acumulado en el cerebro durante el día se limpian.

¿Qué ocurre si rompemos con las dos funciones que cumple el cerebro? Que nos nos sentiremos lo suficientemente frescos y limpios. El cerebro cumple con dos funciones: mantenernos despiertos y limpiar esas toxinas durante el sueño que hemos acumulado a lo largo del día.

Probablemente te habrás dado cuenta de que cuando llevas un período de tiempo durmiendo menos de esas ocho horas aconsejadas, tiendes a sufrir un estado de cansancio y susceptibilidad, al cual, probablemente no le des importancia.

Cuántas horas debemos dormir

Ahí comenzamos a tirar de la cafeína y nos metemos en un círculo vicioso, dado que al introducirnos en la cama no conseguimos conciliar el sueño. Entonces empezaremos a recurrir a las pastillas para dormir. Es más, casi con total seguridad muchos ni se pararán a leer los efectos secundarios.

Quizás no es el café el problema sino la cantidad de bebidas que tomamos que la contienen, como las bebidas energéticas que te mantienen en un continuo estado de estrés, además del mayor aporte de azúcar al organismo.

¿Sabes cómo afecta la cafeína en nuestro organismo?

Consumida de manera controlada, lo cierto es que la cafeína produce efectos positivos como mejorar la atención facilitando también el proceso bioquímico que tiene lugar en el cerebro durante acción de la formación de la memoria.

Si se consume de una forma no controlada e inconsciente puede aumentar la tensión arterial, originar producción de mayor cantidad de orina (y causar además deshidratación) y aumentar la actividad cardiopulmonar. Además, también es un causante directo de alta excitación, ansiedad, temblor e insomnio.

Por ello, lo más aconsejable es tratar siempre de no superar los 200 mg. de cafeína al día, aunque a ciencia cierta se sabe que la dosis máxima que nuestro organismo puede llegar a tolerar de cantidad de cafeína -sin causar ningún tipo de problema- son los 500 mg.

Insomnio y cafeina

Algunos remedios rápidos útiles para conciliar el sueño

En la actualidad probablemente todos miramos nuestro teléfono móvil o tableta antes de ir a dormir, retirarlos del espacio en el que dormimos puede ser un primer buen remedio nos ayudará a conciliar mejor el sueño.

Darnos un baño caliente antes de ir a la cama también puede ser un buen remedio ya que nos ayuda a relajarnos y si además a ese momento le añadimos algo de música que te resulte relajante y unas velas con olor aromático nos sentiremos en la gloria.

Es aconsejable seguir un ritual antes de plantarnos en la cama para dormir sin más. ¿A qué nos ayudará esto? A desconectar del día que podamos haber tenido.

Dormir 8 horas diarias obligatoriamente, ¿mito o realidad?
Puntuación: 5 (100%) 1 voto