Cómo debe ser el desayuno perfecto

desayuno-perfectoTomar cada día un desayuno nutritivo es algo fundamental  para poder obtener la energía que necesitamos a lo largo de la jornada para hacer correctamente todas las tareas que debemos, tanto si eres estudiante (es sumamente importante el desayuno infantil en este sentido) como si vas al trabajo.

Publicidad

Y es que el desayuno debe suponer entre el 20 y el 25% de las calorías que se ingieren a lo largo del día.

Tal y como se ha demostrado en muchas ocasiones gracias a diferentes estudios, se sabe que las personas que desayunan correctamente obtienen los nutrientes que necesitan al comienzo del día para lo largo de la mañana, por lo que todo aquel que desayune debidamente no se sentirá cansado durante la mañana y podrá hacer sin problemas las tareas que debe.

Además, tomar un desayuno rico en fibra ayuda al movimiento intestinal, por lo que prevendrás la aparición del estreñimiento.

Pero, ¿cómo debería ser el desayuno perfecto? ¿Qué debemos desayunar realmente?.

Cómo debe ser el desayuno perfecto

A continuación te exponemos cómo debería ser un desayuno perfecto, especialmente qué debería contener:

  • Hidratos de carbono complejos: En las comidas, sobretodo en el desayuno, la mayoría de las calorías deben provenir de los hidratos de carbono complejos. Por ello, debemos consumir alguno de estos alimentos: pan integral, frutas, granos y cereal entero.
  • Lácteos: Son esenciales por su contenido en proteínas, además de contener calcio, zinc y hierro. Este grupo comprende la leche, el queso, el yogur y los combinados con cereales.
  • Frutas y zumos naturales: Las frutas son esenciales dentro de una alimentación sana y equilibrada, ya que contienen vitaminas y minerales esenciales para el organismo, y ayudan al buen funcionamiento del sistema digestivo en general y del intestino en particular.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Cómo debe ser el desayuno perfecto
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad