Inicio Belleza Cómo tener un cutis perfecto
Belleza

Cómo tener un cutis perfecto

A la hora de conseguir un cutis perfecto es necesario e imprescindible no solo tener bien presente qué consejos, trucos y tips debemos seguir para poder no solo cuidar nuestra piel, sino disfrutar en definitiva de una apariencia estética muchísimo más saludable, a la par que bonita. 

Pero, ¿te has parado a pensar en algún momento en la importancia que tiene conocer realmente qué tipo de piel tienes? Lo cierto es que saberlo posiblemente te ayudará muchísimo la próxima vez que te encuentres en el pasillo de los cosméticos. Y es que utilizar productos de forma incorrecta, o inadecuados para tu tipo de piel, puede causar sequedad, empeorar problemas de acné e incluso otros problemas relacionados con ella.

Cutis perfecto

Cómo empezar con una rutina diaria para cuidar tu piel

No importa cuál sea tu tipo de piel. Es decir, no importa en absoluto que tengas la piel grasa, seca o sensible. Mantener una rutina diaria de cuidado de la piel puede ser verdaderamente útil y adecuado a la hora de mantener la salud general de ésta, además de mejorar problemas específicos como por ejemplo podría ser el caso del acné, las manchas oscuras o las cicatrices.

Cualquier rutina diaria de cuidado de la piel tiene cuatro pasos básicos que puedes llevar a cabo por la mañana, y también antes de irte a dormir. Además, sobre todo por la noche, se puede convertir en un momento único para relajarte después de un día ajetreado, en especial si éste ha sido estresante:

  1. Limpieza de la piel. Escoge un limpiador que no deja la piel tensa o reseca después de lavarla. Se aconseja limpiar tu rostro no más de dos veces al día, siendo preferible incluso hacerlo una única vez, en especial si tienes la piel seca y no utilizas ningún tipo de maquillaje. Debes evitar lavarte en exceso pensando que esto te brindará una mayor sensación de limpieza; al contrario, puede eliminar los aceites naturales presentes en la piel. 
  2. Utiliza un sérum. Un sérum natural con vitamina C, con factores de crecimiento, o con ingredientes péptidos, puede ser interesante cuando son aplicados por la mañana. Sin embargo, por la noche, tienden a funcionar mejor los sérums a base de retinol, o los retinoides recetados.
  3. Aplícate crema hidratante. Aunque no lo creas, incluso las pieles grasas necesitan una crema hidratante. Pero si tu piel es grasa, lo mejor es usar una crema que sea ligera, a base de gel, y que además no sea comedogénica o que no bloquee los poros. En caso de que tu piel sea seca puedes optar por cremas hidratantes con cualidades humectantes, que contengan extracto de caracol.
  4. Protector solar. Antes de salir a la calle lo más adecuado siempre es aplicarte un protector solar con al menos un índice de protección 30 SPF, y hacerlo 15 minutos antes de exponerte a los rayos del sol, puesto que el protector solar tarda un tiempo en activarse. Y aunque suele decirse lo contrario, la realidad es que los tonos de piel más oscuros precisan de una mayor protección solar, dado que la hiperpigmentación es más difícil de corregir.

Es importante escoger aquellos productos que se adapten a tu tipo de piel, siendo aconsejable leer siempre las etiquetas de los mismos antes de utilizarlos, en especial si es la primera vez que lo hacemos. Dependiendo de los ingredientes que contengan, algunos productos únicamente pueden ser aplicados por la noche, como ocurre con el retinol o con los retinoides recetados.

Simplemente debes comenzar con una rutina básica y simple para ver cómo reacciona la piel. Una vez compruebes que no ha ocurrido ningún tipo de problema, y te sientas cómoda/o con la rutina diaria, puedes añadir algunos productos adicionales como exfoliantes, mascarillas y otros tratamientos localizados para poder mejorar la salud de la piel.

Eso sí, no te olvides de algo fundamental: si sospechas que tienes la piel sensible no olvides probar los nuevos productos en parches de la piel, lo que te ayudará a identificar posibles reacciones alérgicas.

La hidratación de la piel es fundamental

Para ello solo tendrás que aplicarte una pequeña cantidad de producto sobre un área discreta de la piel (como la parte interna del brazo o el interior de la muñeca), y esperar 48 horas para ver si se ha producido algún tipo de reacción o no. No obstante, esto no significa que no pueda aparecer una reacción tardía, por lo que lo más adecuado es esperar un total de 96 horas.

¿Y qué síntomas pueden surgir cuando se produce una reacción alérgica a algún producto cosmético? Puede incluir irritación, picazón, enrojecimiento y pequeñas protuberancias. En caso de que notes estos síntomas, lava la zona afectada con un poco de agua y un limpiador suave. Y luego prueba con otro producto que mejor se adapte a tu tipo de piel. Y si te surgen dudas, puedes leer nuestro artículo sobre Cómo limpiar tu cutis naturalmente cada día.

Algunos consejos útiles que te serán de gran ayuda a la hora de conseguir un cutis joven, natural y perfecto

Aunque no lo creas, existen diferentes cambios en el estilo de vida que puedes llevar a cabo fácilmente y que te ayudarán, de forma simple y sencilla, a la hora de mejorar la apariencia de tu piel, en especial si deseas conseguir un cutis perfecto, joven y natural.

La hidratación es fundamental

Mantener hidratada la piel, y el cuerpo, hará auténticas maravillas a la hora de conseguir un cutis con una mejor apariencia. Beber agua hidrata tu cuerpo de adentro hacia afuera, y como hemos visto, aplicarte una crema hidratante actuará como un excelente calmante, ayudando a resolver la sequedad y reduciendo el enrojecimiento. 

Además, a la hora de evitar la irritación de la piel y la aparición de poros obstruidos, lo mejor es escoger siempre humectantes no comedogénicos. No te olvides a la hora de humectar toda la piel del cuerpo, y no solo la cara.

Aléjate del estrés

El estrés tiene un coste en casi todas las partes de nuestro cuerpo, incluso en la piel. Por ejemplo, en un estudio llevado a cabo por la Universidad de Stanford, los investigadores encontraron que aquellos estudiantes que se sentían estresados durante la temporada de exámenes tenían brotes de acné mucho más severos que aquellos que se encontraban bajo menos presión.

Esto es debido a que el estrés aumenta la producción de hormonas del cuerpo, como por ejemplo es el caso del cortisol, que puede hacer que la piel se vuelva mucha más grasa, y además tiende a disminuir su capacidad natural para combatir la presencia de bacterias causantes del acné. Si quieres descubrir más no te pierdas Por qué el estrés es tan malo para la piel y acelera el envejecimiento.

Efectos del estrés en la piel

Si tienes acné controla el consumo de lácteos

Una investigación llevada a cabo por la Harvard School of Public Health encontró que las adolescentes que consumían muchos lácteos al día presentan un 30 por ciento más de probabilidades de tener acné, en comparación con las que consumían una menor cantidad. 

En este sentido, los expertos creen que los resultados de este estudio serían también equiparables a las mujeres adultas propensas a los brotes graves. Y, sorprendentemente, la leche desnatada se mostró como un lácteo mucho peor que la leche entera.

Aunque los científicos no entienden exactamente por qué los productos lácteos pueden causar acné, algunos creen que puede ser debido a la presencia de hormonas naturales en los lácteos.

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete