ducha-caliente-inviernoAhora que nos encontramos en invierno, no hay duda que son muchos los cuidados para el invierno que, como te hemos comentado en varias ocasiones, pueden resultarnos útiles y adecuados para cuidar nuestra salud en estos fríos meses.

Por ejemplo, una buena idea además de aumentar las defensas, es mantener una nutrición adecuada para estos meses, una época en la que tiende a ser común que nos enfermemos con mayor facilidad (puedes conocer, por ejemplo, algunos de los mejores remedios caseros para la gripe).

Pero, como de buen seguro imaginarás, también una de las partes de nuestro cuerpo que tienden más a sufrir las inclemencias del tiempo es la piel, y no precisamente sólo por el frío o las calefacciones, que tiende a resecar y descamarla.

El agua caliente de la ducha en invierno

Y es que cuando nos duchamos en invierno, es obvio que tendemos a ducharnos con agua caliente. Si bien es cierto que son muchos los beneficios de la ducha, a su vez puede convertirse en un factor negativo para la piel, que contribuye a su deshidratación.

Por este motivo, lo más conveniente es regular la temperatura del agua cuando vayamos a darnos una ducha.

Además, también podemos adquirir geles o jabones de baño que cuenten con ingredientes naturales que ayuden no sólo a limpiar bien la piel, sino a respetar el manto hidrolipídico de la piel, no alterando el PH de la piel.

Cuidado con el agua caliente de la ducha en invierno
Valoración

Descubre más sobre Belleza