¿Cómo podemos identificar a una persona tóxica?

No hay nada mejor que mantenernos alejados de una persona tóxica. Pero antes es fundamental saber cómo son y qué señales pueden advertirnos de si estamos o no delante de una.

A lo largo de nuestra vida nos vamos a encontrar todo tipo de personas. Gente que siempre será de lo más amable del mundo sin recibir nada a cambio, familiares que siempre permanecerán a nuestro lado pase lo que pase o amigos que conocimos cuando teníamos tres años y que perdurarán con nosotros hasta el final de nuestros días.

Sin embargo, también es muy posible que en cualquier época de nuestra vida nos encontremos con personas tóxicas. En muchas ocasiones, estas nos harán la vida un poco imposible. Esto se debe a que este tipo de individuos suelen ser personas de lo más egoístas y vanidosas. Por tanto, harán todo lo que esté en su mano para usarnos en su propio beneficio para después dejarnos de lado una vez que les somos inservibles.

Cómo es una persona tóxica y cómo identificarla

¿Os gustaría reconocer a las personas tóxicas ya que cada vez son más comunes en nuestra sociedad? Pues a través de este artículo os contaremos algunas de sus rasgos principales para que así después podáis rehuir de ellas lo antes posible.

Solo se preocupan de sí mismos

Una de las características que mejor definan a las personas tóxicas es su EGO. Da igual lo que haya hecho o si os han hecho mucho daño. Tan solo se preocuparán de que su orgullo personal y vanidad sigan intactos. Y si para ello tienen que menospreciarte o insultarte, pues lo harán sin ningún tipo de tapujo.

Lo peor de todo es que después justifican esta actitud negativa alegando que tú has sido el causante de que haya reaccionado así. Por ello, las personas tóxicas nunca van a admitir que han tenido culpa en cualquiera de sus acciones y tampoco se percatan que estas pueden tener consecuencias en la vida de las personas.

De todas formas, si al final reconocen su error, lo admitirán para callarnos y no les molestemos de nuevo. Pero una vez tengan oportunidad de hacerlo, nunca durarán en actuar como ellos quieran y siempre pensando en su propio beneficio.

Son bastante envidiosos

Las personas tóxicas nunca se suelen alegrar por el bien ajeno, incluso si este proviene de su pareja o amigos más cercanos. Tienen un vacío tan grande, que tienen que llenarlo a través de desgracias o problemas de otras personas. De esta forma, se pueden sentir mejor a corto plazo.

Sin embargo, cuando ven que a otras personas les va bien en cualquier ámbito de su vida o que están saboreando las mieles del éxito en el ámbito profesional, las personas tóxicas suelen criticarlas y sentir una fuerte envidia. Ante esto, muchas de ellas piensan: “¿Cómo es posible que les vaya mejor a mí?”

Es más, este tipo de gente  son capaces de hacer todo lo que esté en su mano para que cualquier persona de su alrededor fracase. De esta forma consiguen una sensación de placer y bienestar que les puede durar un par de días.

Son pesimistas y negativos por naturaleza

Una persona tóxica siempre echará la culpa de todo lo que le pasa a cualquier persona de su entorno. Si se les presenta un problema del que no saben cómo salir, se victimizan de su propia situación. También es muy común que ante esto se quejen de su mala suerte y cuánto les ha acompañado a su larga vida.

Descubre: Cómo afectan a nuestra salud los jefes tóxicos y cómo tratar con ellos

Todo esto sin mencionar que cuando cometen un error, es muy difícil que lo reconozcan. Como bien os hemos explicado en el primer punto, anteponen su ego y vanidad a cualquier persona o situación. De ahí que sea sumamente difícil hacerles entrar en razón. Da igual lo que hagamos. Ellos seguirán en ‘sus trece’ y no darán a su brazo a torcer por el mero hecho de quedar por encima de nosotros.

Otro aspecto a tener en cuenta de este tipo de personalidad es que da igual que nos alejemos de ellos. En verdad no tienen ningún interés en nosotros. Y es cuestión de tiempo que encuentren otra ‘victima’ que esté dispuesta a aguantar su carácter.

Temas:

Síguenos en Facebook