Inicio Belleza Cómo hacer serum para piel mixta Casero
Belleza

Cómo hacer serum para piel mixta Casero

Aunque los sérums no son indispensables, lo que significa que no es estrictamente necesario tener uno en nuestra rutina de cuidado de la piel, sí es cierto que pueden convertirse en un paso adicional para quienes tienen el tipo de piel adecuado, y desean, en definitiva, disfrutar de los diferentes beneficios y cualidades específicas que proporcionan. Aún cuando para las más perezosas/os, los sueros supongan hacer un esfuerzo adicional en la rutina diaria, es cierto que cuando mejor esté la piel, más sorprenden y saludable se verá, y este tipo de productos pueden ser de bastante ayuda en este sentido.

O, lo que es lo mismo, son ideales al contener una serie de ingredientes y agentes específicos para tratar determinados problemas y afecciones de la piel. Por ejemplo, existen sérums específicos que pueden ayudar a disminuir las arrugas y las líneas finas, aclarar la piel, hidratar y nutrirla, reducir algunas imperfecciones directamente relacionadas con la textura (sequedad y aspereza)… Y también pueden ser ideales para distintos tipos de pieles. Pero, en ocasiones, saber qué sérum facial es el más adecuado puede acabar convirtiéndose en un problema.

Cómo hacer serum para piel mixta Casero

En el caso de que tengas la piel mixta, es muy probable que sepas de lo que estamos hablando. Y es que tener este tipo de piel nos obliga a tener que luchar contra diferentes problemas en un mismo momento, de forma prácticamente simultánea. Es común que la zona de las mejillas presente una apariencia seca o reseca, mientras que la zona de la frente, la nariz y el mentón presenten una tendencia mucho más grasa y brillante, lo que a su vez ocasiona que los poros se abran muchísimo. 

Y lo que suele ser aún más problemático: es común que la piel mixta cambie a lo largo de las estaciones, de manera que si bien es cierto que en algunos momentos puntuales puedes tener algunas partes del rostro secas y ásperas, en otras ocasiones esas partes ásperas podrían volverse grasas, y viceversa.

Si te preocupa bastante el cuidado de tu piel, y cada día intentas seguir una rutina de belleza determinada con la finalidad de cuidarla, nutrirla y protegerla al máximo, es muy probable que ya seas consciente de algo elemental: cuando se trata de la piel mixta, utilizar los productos adecuados es todavía más importante que nunca. ¿Y sabes exactamente por qué? Porque al tener en un mismo rostro diferentes problemas / tipos de piel, si utilizas un producto cuyos ingredientes activos serían originalmente poco adecuados, podrías acabar aumentando los síntomas.

En cualquier caso, aún cuando volvamos a repetir que los sueros faciales no son indispensables, la realidad es que proporcionan excelentes beneficios para el cuidado y la salud de la piel, por lo que no está de más intentar integrar un sérum adecuado para nuestro tipo de piel. Y, en el caso de que tengamos la piel mixta, es esencial que ese suero haya sido especialmente concebido, diseñado y desarrollado con ingredientes adecuados para este particular tipo de piel. Pero, como ya hemos visto, dependiendo del problema que esté surgiendo en esos momentos, en ocasiones podríamos tener la necesidad de modificar nuestra rutina y usar diferentes sérums.

Y es que no es lo mismo sufrir en algunos momentos de piel reseca y escamada, que luchar contra algún brote de acné. Los ingredientes necesarios para tratar ambos problemas son evidentemente diferentes, por lo que la elección de uno u otro tendrá que ver con la afección o con los síntomas sobre los que deseemos ocuparnos en esos instantes. ¿Lo mejor si deseas aprender a preparar tus propios sérums para piel mixta caseros? Contar con diferentes recetas caseras efectivas que te permitan utilizarlos de manera individual en función de lo que quieras tratar.

En relación a los ingredientes que podemos utilizar en su elaboración, es cierto que el aceite de jojoba, por ejemplo, destaca por ser una de las mejores opciones para las pieles mixtas, aunque en definitiva es un tipo de aceite de origen vegetal que es adecuado para todo tipo de piel. Su textura y consistencia se asemeja más al sebo naturalmente presente en nuestra piel, lo que significa que es ideal casi para todas las personas, a pesar de que posee una calificación comedogénica (aumenta el riesgo de brotes) ligeramente más elevada.

Descubre: 5 Mejores serum piel mixta

Receta básica de sérum para piel mixta casero

La receta de suero facial que te proponemos a continuación es ideal, sobre todo, para quienes tienen la piel mixta, aunque en esta ocasión se caracteriza porque es apta también para cualquier tipo de piel, y puede utilizarse en todo el rostro, independientemente de que algunas partes estén secas y otras sean grasas.

Ingredientes

20 gotas de aceite esencial de incienso, 20 gotas de aceite esencial de lavanda, 20 gotas de aceite esencial del árbol del té, 10 gotas de aceite esencial de rosa, una pizca de aceite de semillas de uva y media botellita de hamamelis (sin perfume y sin alcohol).

Elaboración

La preparación de este sérum básico para pieles mixtas es sumamente sencillo y simple. Únicamente debes añadir todos los ingredientes con cuidado en el interior de una botellita cuentagotas de vidrio oscura. Ciérrala bien, y agítala ligeramente para conseguir que todos los ingredientes se combinen y se mezclen bien entre sí. Recuerda que es esencial conservar nuestro sérum en una botellita de cristal oscura, dado que la luz solar y el exceso de calor puede acabar dañando los aceites presentes en nuestra formulación, y al final podría llegar a perder cierta eficacia.

Conservación

Una vez lo hayamos incluido en nuestra botellita de cristal oscura, y tras haber mezclado y combinado todos sus ingredientes convenientemente, solo tienes que conservarlo en un lugar fresco, y protegido de la luz solar. Un buen lugar podría ser el mueble del baño, aunque si lo deseas, también podrías conservarlo en la nevera.

En cualquier caso, lo más aconsejable es utilizarlo a lo largo de las 2 semanas siguientes, y evitar seguir usándolo más allá. Aunque lo más probable es que pasados los primeros 10 días, si te lo has aplicado como te explicamos a continuación, ya no te quede nada y prefieras volver a hacer uno nuevo.

Alternativas

Si lo deseas, puedes hacer un sérum facial aún más sencillo y simple si cabe, con apenas 3 ingredientes. Es sumamente interesante, porque también es apto para pieles mixtas y, mejor aún, para cualquier tipo de piel. Solo necesitarás 4 gotas de aceite esencial de lavanda, ½ cucharada de aceite de argán y 1 cucharada de aceite de jojoba. Para elaborarlo, únicamente tienes que verter el aceite de jojoba y el aceite de argán en una botellita de vidrio pequeña con la ayuda de un pequeño embudo. Agrega ahora el aceite esencial de lavanda, cierra la botella y agita bien, hasta conseguir que todos los ingredientes se hayan combinado. Para acabar, almacena en un lugar oscuro y fresco, lejos de la luz solar.

Receta de sérum facial para pieles mixtas con la piel seca

Una de las características más comunes de las pieles mixtas es que la piel suele volverse seca en algunas partes del rostro, predominantemente en la zona de las mejillas, especialmente durante los meses de primavera y otoño, mientras que la conocida como zona T del rostro (frente, nariz y barbilla o mentón) se muestra aceitosa o grasienta. Es más, es tremendamente habitual que, durante los meses de invierno, la piel acabe volviéndose seca en la mayoría de la cara.

Para estos casos, lo mejor es optar por un sérum facial para piel seca, que permita combatir las áreas de la piel que se han secado o resecado excesivamente, mientras que combinamos su aplicación con cualquier otro suero facial que ayude a tratar las partes aceitosas o grasas.

Ingredientes

1 cucharada de aceite de aguacate, ½ cucharada de aceite de argán y 4 gotas de aceite esencial de mirra (si no dispones de este aceite puedes sustituirlo por .

Elaboración

Vierte el aceite de aguacate en una botellita de cristal o vidrio con la ayuda de un embudo. Haz lo mismo con el aceite de argán y, finalmente, con el aceite esencial de limón. Cierra la botellita, y con cuidado, agítala bien para que los tres ingredientes se combinen y se mezclen entre sí. Finalmente, almacena y conserva en un lugar oscuro y fresco, alejado de la luz solar.

Alternativas

En caso de que no dispongas en estos momentos de aceite de aguacate, lo puedes sustituir por aceite de jojoba, el cual, de hecho, también lo usamos en la elaboración de otros sérums faciales para piel mixta. Se trata de un aceite vegetal sumamente útil e interesante a la hora de calmar y suavizar la piel seca, puesto que actúa hidratando la piel a la vez que reduce los parches secos. Y, como te hemos mencionado, contiene un componente similar al sebo que la piel grasa tiende a generar de manera natural, por lo que, además, es muy interesante a la hora de lubricar la piel seca.

También puedes optar por utilizar una mezcla de aceites esenciales, como: aceite esencial de manzanilla, que ayuda a calmar los parches secos, con enrojecimiento y picazón a la vez que relaja y alivia la piel irritada; el aceite esencial de lavanda, útil para limpiar la piel y suaviza los parches secos y los lubrica (es adecuado incluso para el tratamiento de la psoriasis) y el aceite esencial de palmarosa, que ayuda a equilibrar la piel seca, previene la inflamación y los brotes de acné, y es sumamente adecuado -incluso- para cualquier tipo de piel. 

No te pierdas: Qué es y para qué sirve un sérum para piel mixta

Otra receta de sérum facial casero para pieles secas

Con las alternativas que te hemos propuesto en el apartado anterior, podemos aprender a elaborar otra receta alternativa de sérum facial, ideal para pieles mixta con parches secos. 

Ingredientes

  • 1 + ½ cucharadas de aceite de jojoba
  • ½ cucharada de aceite de argán
  • 4 gotas de aceite esencial de manzanilla (romana o alemana)
  • 4 gotas de aceite esencial de palmarosa
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda.

Elaboración

Con la ayuda de un embudo pequeño, vierte con cuidado todos los ingredientes en una botellita de vidrio oscura. Luego ciérrala y agítala bien para combinar todos los ingredientes. ¡Listo! Simplemente conserva en un lugar oscuro y fresco, alejado de la luz solar. 

Receta de sérum facial para pieles mixtas con áreas grasas

Efectivamente, si tienes la piel mixta también te has percatado de algo casi elemental: tu zona T de la cara se caracteriza por ser tremendamente aceitosa, lo que significa que el área de la frente, la nariz y el mentón tienen una tendencia grasa, mostrándose mucho más brillantes que el resto del rostro. Además, es normal que la piel se vuelva grasa en verano, mientras que en primavera y otoño lo común es que solo la zona T se vuelva grasienta durante esta etapa.

Te proponemos ahora un sérum facial sencillo, ideal para aplicar sobre las partes grasas de la piel mixta. Toma nota de los ingredientes que necesitas, y los pasos a seguir para ello.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de semillas de cáñamo,
  • ½ cucharada de aceite de onagra
  • 4 gotas de aceite esencial de limón.

Elaboración

Con la ayuda de un embudo pequeño, vierte con cuidado el aceite de semillas de cáñamo, el aceite de onagra y, finalmente, el aceite esencial de limón, en una botella de vidrio oscura, de pequeño tamaño. Cierra la botellita y agita un poco, durante algunos segundos, para conseguir que los ingredientes se combinen y se entremezclen entre sí. Finalmente, conserva en un lugar fresco y oscuro, protegido de la luz solar.

Alternativas

Para las pieles mixtas con áreas grasas, sobre todo para esos momentos en los que se cursa con exceso de aceite, es posible utilizar otros aceites esenciales que proporcionan cualidades igualmente útiles e interesantes. A continuación te mencionamos algunos de los más interesantes: aceite esencial de pachulí, que ayuda a equilibrar el exceso de aceite a la vez que es útil en el tratamiento del acné, además de reducir las cicatrices que pueden aparecer como consecuencia de la obstrucción de los poros; el aceite esencial de ylang ylang relaja y calma la piel, a la vez que equilibra la producción de aceite; y el aceite esencial de lavanda, que gracias a sus diferentes propiedades antiinflamatorias y curativas, trata el acné, tonifica la piel y reduce la secreción excesiva de aceite.

Otra receta de sérum facial para pieles grasas

Si prefieres optar a hacer otro sérum facial para áreas grasas, con la finalidad de sustituir el anterior que te hemos propuesto, utilizamos ahora algunos de los ingredientes que, a modo de alternativa, hemos añadido en el anterior apartado. 

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de semillas de uva
  • 1 cucharada de aceite de jojoba
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 4 gotas de aceite esencial de pachulí
  • 4 gotas de aceite esencial de ylang ylang.

Elaboración

Con la ayuda de nuestro embudo pequeño, simplemente vierte todos los ingredientes en el interior de la botellita de vidrio oscura. Ciérrala y agita bien, hasta conseguir que los ingredientes se hayan combinado y mezclado. Luego conserva y almacena en un lugar seco y oscuro, libre de luz solar.

Receta de suero para piel mixta

Receta de sérum facial para piel mixta con brotes de acné y piel seca a la vez

Además de todo lo mencionado hasta estos momentos, la realidad es que las pieles mixtas suelen ser tan tremendamente particulares, que es común encontrarnos con algunos instantes en los que observamos partes del rostro resecas, y otras con incómodos y molestos brotes de acné. ¿Cómo puede ser esto posible? Muy sencillo: la piel mixta cambia y evoluciona en función de las estaciones, de manera que es normal que en algunos momentos del año esté grasa o seca, y en otros ambos problemas se combinen de forma simultánea.

Cuando esto ocurre, es indispensable contar con un sérum facial que sea útil para la piel seca y, a la vez, para tratar los brotes de acné, ayudando a disminuirlos y a curar las áreas del rostro afectadas por él.

Ingredientes

  • 20 gotas de aceite esencial de incienso
  • 20 gotas de aceite esencial de copaiba
  • 20 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol del té
  • 5 gotas de aceite esencial de rosa, el equivalente a media botellita de hamamelis (sin perfume ni alcohol)
  • Un poco de aceite de jojoba.

Elaboración

Ayudándote de un embudo de pequeño tamaño, vierte cada uno de los aceite esenciales, con cuidado y uno a uno, en una botellita de vidrio oscura. Termina añadiendo el hamamelis y el aceite de jojoba. Cierra y agita bien, hasta conseguir que todos los ingredientes se hayan combinado y mezclado. Para acabar, guarda en un lugar fresco y oscuro, alejado de la luz solar.

¿Cómo usar y con qué frecuencia aplicarte tu sérum casero para pieles mixtas?

Para intentar maximizar sus diferentes cualidades y beneficios, una buenísima idea es utilizar estos sérum faciales tanto por la mañana como por la noche. Dado que, en esta ocasión, en su formulación no existen ingredientes activos que podrían ocasionar problemas si los aplicamos por la mañana (por ejemplo, como ocurre particularmente con la vitamina C o el retinol y la exposición al sol, ya que ambos compuestos pueden hacer que la piel se vuelva más sensible a la acción de los rayos ultravioleta), podemos optar por aplicarlos 2 veces al día.

Por la mañana, por ejemplo, puedes usarlo de la misma manera que si se tratara de un humectante. Eso sí, recuerda que es esencial aplicarte luego un protector solar de amplio espectro, con un FPS de al menos 30, y usar el maquillaje de la misma forma a como lo harías normalmente.

Por la noche, el sérum facial puede convertirse en un paso más de tu rutina de cuidado de la piel nocturna; la cual, es cierto, suele caracterizarse por ser más extensa y compleja, ya que lo más normal es que debas ocuparte de retirar o eliminar el maquillaje, y además hacerlo correcta y convenientemente para evitar mayores problemas (ya que dejarse el maquillaje en la piel aumenta el riesgo de brotes de acné, infecciones y enrojecimiento). Y lo más aconsejable es aplicarlo después del limpiador y el tónico, y antes del humectante o crema hidratante.

Eso sí, no es necesario aplicar nuestro sérum facial casero todos los días. Basta con hacerlo 3 o 4 veces a la semana, aunque es cierto que si deseamos disfrutar de sus beneficios la máximo, lo ideal es hacerlo con cierta regularidad.

En lo que se refiere a la cantidad de producto a aplicar, basta con utilizar entre 3 a 5 gotitas a la vez. Esto será suficiente, y te ayudará -de hecho- a que el sérum facial te dure bastante tiempo. Además, recuerda que en belleza existe una máxima bastante evidente: un poco hace mucho, por lo que basta con usar apenas una pequeña cantidad de producto. Para aplicártelo, solo tienes que ponerte unas gotas del sérum entre los dedos y ponértelo luego sobre la zona del rostro que desees tratar, masajeando suavemente hasta conseguir que la piel la haya absorbido por completo. 

Aunque si has utilizado una botellita con cuentagotas, puedes aplicártelo directamente sobre la piel del rostro, con la ayuda del cuentagotas. Si decides hacerlo así, bastará con aplicarte unas pocas gotas en la zona a tratar, y luego extenderlo con la ayuda de los dedos, mediante el suave masaje.

Qué ingredientes debes evitar siempre si tienes la piel mixta

Es cierto que, a lo largo de la vida, la piel nunca permanece exactamente igual. Es más, cada año, se tiende a ver afectada fácilmente no solo por los propios cambios estacionales, sino también por los cambios hormonales. Aunque ambos factores influyen en mayor o menor medida en cualquier tipo de piel, la realidad es que pueden tener una incidencia más directa en la piel mixta.

Si tienes este tipo de piel, es bastante probable que ya sepas que, sobre todo cuando te encuentras en medio del período, puede experimentar brotes de acné, lo que puede hacerte pensar -erróneamente-, que en realidad tendrías la piel grasa, y no mixta. Sin embargo, una de las particularidades evidentes de este tipo de piel, es que, luego, una vez que termina el período, los brotes tienden a aclararse hasta desaparecer, y la piel acaba volviéndose escamosa. Si esto te sucede con cierta frecuencia cada mes, simplemente no tienes que buscar más: efectivamente, tienes la piel mixta.

Si es así, recuerda que la piel mixta posee cierta propensión a sufrir brotes de acné de vez en cuando, por lo que una opción aconsejable es evitar cualquier producto que pueda obstruir los poros y aumentar los problemas. Debes prestar especial atención a los ingredientes activos que son comedogénicos, lo que se traduce en que pueden tapar los poros y no son, por tanto, adecuados para tu tipo de piel. A continuación te descubrimos cuáles son los más comunes:

  • Aceite de coco. Aunque es un aceite vegetal muy valorado en la belleza más natural, no es aconsejado para pieles grasas o con tendencia al acné, dado que tiende a obstruir los poros y hace que la piel se vuelva todavía más grasa.
  • Aceite de soja. Suele tener una textura y una consistencia más pesada, a pesar de que a simple vista no resulta tan evidente. De acuerdo a los expertos el aceite de soja posee una elevada calificación comedogénica, y puede ser un auténtico problema para las pieles propensas al acné.
  • Aceite de germen de trigo. Contiene una serie de sustancias y compuestos que pueden acabar irritando la piel. Y lo que es aún peor, hace que produzca una mayor cantidad de aceite, lo que termina resultando en más acné.
  • Aceite de semillas de lino (aceite de linaza). Muy valorado desde un punto de vista nutricional, por su tremenda riqueza en ácidos grasos esenciales saludables, es necesario mezclarlo con un humectante ligero antes de aplicarlo sobre la piel.

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete