Inicio Belleza Cómo hacer crema de aloe vera casera
Belleza

Cómo hacer crema de aloe vera casera

El áloe vera es una planta tremendamente popular, que se ha venido utilizando durante miles de años por sus diferentes cualidades a la hora de tratar distintas lesiones de la piel, sobre todo cuando es utilizado en forma de gel. Es más, su aplicación es sumamente sencilla, ya que basta con cortar la planta y dejar que su gel caiga lentamente. Luego, basta con aplicarlo sobre la zona de la piel que se desee tratar, dejándola actuar durante algunos minutos. No obstante, ¿sabías que también puedes preparar fácilmente en casa una maravillosa crema de áloe vera casera?.

Receta de crema de áloe vera casera

El uso del áloe vera, una planta originaria del norte de África (además del sur de Europa y de las Islas Canarias) se remonta al antiguo Egipto. Por aquel entonces, ya los antiguos egipcios la utilizaban con fines medicinales, hasta extenderse milenios después y llegar hasta nuestros días. No en vano, es una planta conocida por sus amplias propiedades curativas desde hace al menos 6.000 años. Y era considerada como una “planta de la inmortalidad”. Tal es su importancia que era presentada a los faraones egipcios como un regalo fúnebre.

De hecho, es ampliamente conocida por sus beneficios a la hora de aliviar las quemaduras solares, y para ayudar en la curación de las heridas. Pero sus cualidades, es cierto, no acaban aquí, puesto que además se caracteriza por ser sumamente versátil, de manera que con el gel que se extrae de la planta es posible elaborar el tradicional jugo de áloe vera, o también una maravillosa crema.

Descubre también: Mejores cremas con áloe vera

Cómo hacer crema de áloe vera en casa. Ingredientes y pasos a seguir

A la hora de hacer nuestra propia crema de aloe vera en casa podemos seguir diferentes fórmulas, en función del tipo de piel que tengamos. No obstante, cuando se trata de una crema facial o hidratante (por tanto, válida para piel seca, grasa, mixta o con acné), la formulación que te proponemos a continuación es igualmente válida, y además, sencilla de seguir:

Ingredientes 

Para preparar nuestra crema necesitamos: Gel de áloe vera fresco, aloe líquido, aceite de almendras y aceite esencial de menta.

Preparación paso a paso

  1. Necesitamos extraer el gel de áloe vera, para que esté lo más fresco posible. Para ello puedes extraerlo directamente cortando la parte exterior de la planta con la ayuda de un cuchillo fino. Luego colócala en un plato y deja que, durante algunos minutos, el gel salga del trozo que hemos cortado.
  2. Pon un poco de agua en un cazo al fuego y, cuando empiece a hervir, agrega el gel de áloe vera que has extraído de la planta. Con la ayuda de una cuchara de madera mezcla bien hasta que quede uniforme y homogéneo.
  3. Añade unas gotas de áloe líquido y vuelve a remover nuevamente para conseguir que los ingredientes se mezclen bien.
  4. Retira del fuego y deja que se enfríe. Una vez frío, añade el aceite de almendras y posteriormente unas gotitas del aceite esencial de menta. Remueve bien para que el resto de ingredientes se integren.
  5. Para terminar, introduce la mezcla en un tarro de cristal (que hemos esterilizado previamente). Ciérralo y mantenlo en un lugar fresco y seco hasta que desees utilizar la crema.

Crema de áloe vera

¿Cuáles son los principales beneficios de la crema de áloe vera?

No hay duda que el áloe vera destaca por ser un ingrediente esencial en una amplia diversidad de tratamientos en el mundo de la belleza, la cosmética y la dermatología médica. De hecho, es posible encontrarla en una amplísima variedad de productos, desde humectantes a tónicos, pasando por champús o acondicionadores profundos.

Y es que el áloe vera ayuda a mantener la piel hidratada, y es útil para tratar distintas afecciones o trastornos de salud relacionados directamente con la piel. Por ejemplo, un estudio (1) encontró que combinado con tretinoína era especialmente adecuado en el tratamiento de las lesiones de acné.

Por otro lado, otro estudio (2) encontró que el áloe vera posee un potencial efecto antienvejecimiento. En esta investigación, los científicos administraron a 30 mujeres dosis de gel de áloe vera dos veces al día durante un período de 3 meses. Las mujeres observaron mejoras significativas tanto en sus arrugas como en la elasticidad de la piel, gracias a que el gel de áloe vera ayudó a producir una mayor cantidad de colágeno. 

Una vez hayas realizado en casa tu propia crema de áloe vera, puedes utilizarla fácilmente a la hora de tratar, calmar y aliviar algunas de las dolencias o afecciones que te indicamos a continuación:

  • Quemaduras solares. La crema de áloe vera es muy interesante cuando es aplicada sobre quemaduras solares, gracias a su poder refrescante. No obstante, no está del todo claro si realmente es efectivo a la hora de tratar este tipo de quemaduras y acelerar el proceso de curación, tal y como constató un estudio publicado en el año 2005, en el que se concluía que no tenía eficacia en el tratamiento de las quemaduras solares, en comparación con el placebo. Por tanto, se necesitaría un mayor número de estudios en este sentido.
  • Curación de heridas. De acuerdo a Mayo Clinic, la crema de áloe vera ayuda a acelerar el proceso de curación de quemaduras no solares, así como cortes que se haya producido en la piel. 
  • Distintas afecciones de la piel. En caso de acné o psoriasis, las cremas de áloe vera ejercen un efecto calmante sobre la piel, y se ha demostrado científicamente que son capaces no solo de reducir la incómoda picazón, sino también la inflamación.

Algunos remedios naturales también aconsejan tomar áloe vera a partir del jugo que se extrae de la planta. Una opción igualmente útil para disfrutar de sus cualidades internamente. No obstante, aún cuando sea seguro, se aconseja siempre consultar antes al médico.

Usos de la crema de áloe vera casera

¿Existe algún efecto secundario o adverso a destacar a la hora de usar la crema de áloe vera casera?

Tanto el gel de áloe vera como la crema de áloe vera que hemos aprendido en esta ocasión a hacer en casa es seguro de usar y puede ser útil para calmar o aliviar distintos trastornos o problemas de la piel, cuando se aplica de forma tópica.

Eso sí, como cualquier otro tratamiento de similares características, su uso interno no está en absoluto recomendado, derivándose únicamente su uso externo (esto es, aplicándolo sobre la piel, y nunca en heridas muy abiertas), al contener otros ingredientes cuyo consumo no está aconsejado, como por ejemplo podría ser el caso del aceite de almendras o el aceite esencial de menta.

Puede que te resulten interesantes estos artículos:

¿Funciona el aloe vera para tratar el eczema?

5 formas de usar el aloe vera

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete