Inicio Belleza Cómo evitar las estrías en el embarazo: consejos
Belleza

Cómo evitar las estrías en el embarazo: consejos

El embarazo tiende a convertirse en una de las etapas más habituales en las que surgen las incómodas y molestas estrías, esas rayas lineales que aparecen en la piel, las cuales empiezan como líneas rojizas o rosadas planas, y luego pasan a convertirse en cicatrices blanquecinas que, con el paso del tiempo, se vuelven ligeramente deprimidas al tacto. 

Precisamente, tal y como opinan muchos expertos, es importantísimo tener en cuenta que es justo en este momento, cuando se forman y aparecen, cuando es ideal tratarlas para reducirlas y disminuirlas al máximo, puesto que el color violáceo que poseen en esta etapa es un claro indicativo de que todavía existe muchísima irrigación sanguínea debajo, por lo que tratándolas activamente sobre la piel conseguimos restaurar parte del colágeno y de la elastina, y con ello disminuir su apariencia. Por ello, cuando adquieren una tonalidad blanquecina o plateada el tratamiento se vuelve más complicado, y para conseguir algún resultado se necesita otro tratamiento más profesional.

Cómo evitar las estrías en el embarazo

Es habitual que las estrías surjan en el abdomen, en el pecho, en la ingle, en las nalgas, muslos e incluso en las axilas. ¿Sus causas reales? Se sabe, como veremos en el apartado dedicado a ello, que el estiramiento excesivo de la piel y la imposibilidad de recuperar si estado general es la causa más común, especialmente cuando la piel tiende a estirarse muchísimo, por ejemplo, a consecuencia de un aumento rápido de peso (como ocurre, de hecho, habitualmente con el embarazo).

Pero existe cierta controversia acerca de cuál podría ser el mecanismo original y preciso por el que se producen las estrías. Los expertos creen que es el daño en las diferentes fibras elásticas de la dermis (que es la capa más profunda de la piel), acompañado de la inflamación, lo que eventualmente ocasiona cambios atróficos en la piel, con una apariencia similar a las cicatrices. Es este estiramiento físico excesivo de la piel lo que parece inducir la mayoría de estos cambios.

De hecho, existen una serie de situaciones que tienden a predisponer a la piel a la formación de estrías. Los más comunes incluyen principalmente un aumento rápido y excesivo de la masa corporal (como ocurre, por ejemplo, con el rápido aumento de peso). Aunque también podría ser debido por el uso excesivo de glucocorticoides tópicos o fármacos sistémicos -como los esteroides-, la pubertad, el embarazo, los implantes mamarios muy grandes o la enfermedad de Cushing (que origina un exceso de producción de glucocorticoides por la glándula suprarrenal).

Consejos útiles sencillos para prevenir las estrías en el embarazo

Practica ejercicio físico regular

Es muy posible que te hagas la siguiente pregunta: ¿qué tiene que ver el ejercicio físico con las estrías? Lo cierto es que, como veremos en el apartado próximo, las estrías tienden a ocurrir cuando la piel no es del todo capaz de seguir ese ritmo de expansión rápida.

Sin embargo, el ejercicio físico ayuda a los músculos a mantener el tono, así como a reducir la acumulación excesiva de grasa. Evidentemente, durante el embarazo el aumento de peso es absolutamente normal, pero el ejercicio puede ser de mucha ayuda a la hora de conseguir que, ese aumento de peso, únicamente se encuentre dentro de los parámetros aconsejados (es decir, no se sube más de lo médicamente recomendado).

Durante el embarazo, por ejemplo, el ejercicio posee excelentes beneficios tanto para la embarazada como para el bebé. Y, por ejemplo, combatir las estrías se convierte en una de las ventajas adicionales de estos beneficios.

Evidentemente, debes llevar a cabo una actividad física adecuada para esta etapa. Caminar se convierte en una de las mejores opciones, porque lo puedes llevar a cabo sin demasiadas complicaciones, sin excederte mucho, y es ideal como actividad aeróbica durante la gestación.

Cuida tu alimentación

No es ningún secreto que todo lo que comamos nos afecta directa e indirectamente. Y, además, lo que se come durante el embarazo puede llegar a tener un enorme impacto en la forma en que el organismo se adapta a las demandas constantes y crecientes del crecimiento de otro ser humano.

La vitamina C, por ejemplo, se convierte en uno de los nutrientes más importantes en este sentido, puesto que se trata de una vitamina esencial para la producción de colágeno que, como ya hemos visto, es una parte esencial a la hora de mantener una adecuada firmeza de la piel, participando incluso activamente en su reparación. Destacan principalmente alimentos como los cítricos, espinaca, brócoli, tomates, espinacas y manzanas.

La vitamina A, por otro lado, es también esencial para el cuidado natural de la piel, principalmente porque es fundamental para el crecimiento de células cutáneas más saludables y firmes. No en vano, tener la suficiente cantidad de esta vitamina es simplemente importantísimo a la hora de brindar a la piel del vientre los componentes necesarios para estirarse rápidamente sin dejar estrías. ¿Qué alimentos son los más interesantes en este sentido? Destacan principalmente las batatas, zanahorias, espinacas, pimientos rojos, hígados y mangos. 

La vitamina D es otra vitamina esencial. De hecho, es importante para disfrutar de una piel lo más sana y saludable posible. Es común obtener vitamina D a través de la exposición al sol. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la exposición excesiva al sol también tiende a aumentar el riesgo de envejecimiento prematuro de la piel (fotoenvejecimiento), así como un riesgo mayor de cáncer de piel. ¿Lo mejor? Optar por alimentos enriquecidos y optar por la toma de suplementos siempre que sea necesario; se convierten básicamente en una forma segura de obtener vitamina D, sin exponer la piel al sol.

Los ácidos grasos omega-3 se convierten también en unas grasas saludables esenciales para cuidar nuestra salud cardiovascular. Y son también importantes a la hora de ayudar a que la piel se mantenga adecuadamente flexible. Destacan principalmente fuentes como el salmón, arenque, sardinas y caballas. Mientras que, entre las fuentes vegetales, podemos mencionar las semillas de lino, semillas de chía, algas, soja y nueces.

No te pierdas: Remedios caseros para las estrías

Aumentar peso saludablemente durante el embarazo

Durante la gestación es aconsejable aumentar entre 11 a 15 kg de peso total, especialmente para aquellas embarazadas que ya tengan un peso saludable antes del comienzo de la gestación. 

Sin embargo, en las mujeres que tienen sobrepeso antes del embarazo, se recomienda que aumenten únicamente entre 6 a 11 kg, como máximo. Por otro lado, se aconseja que aquellas que empiezan el embarazo con bajo peso aumenten hasta 18 kg de peso.

No obstante, la realidad es que en la mayoría de las ocasiones el aumento de peso es muchísimo mayor del recomendado, por lo que ese aumento de peso extra tiende a influir negativamente en el riesgo de formación de estrías, ya que la piel debe estirarse todavía más de lo necesario. 

¿La solución? Hablar siempre con el médico acerca de cuánto peso es necesario -y recomendable- ganar durante el embarazo, puesto que las diferentes condiciones de salud subyacentes (si existen) igualmente podrían afectar a este rango de aumento de peso.

También es necesario tener en cuenta que el apetito suele aumentar durante el embarazo, y es perfectament enormal aumentar de peso. Pero no olvides que es un auténtico mito eso de “comer por dos”. Sí es cierto que las embarazadas necesitan ingerir calorías adicionales con las que poder nutrir mejor al bebé (alrededor de 500 calorías adicionales por día), pero es necesario asegurarse siempre que esas calorías provengan de alimentos mucho más nutritivos, no grasos, para poder aumentar de peso de manera gradual y, posteriormente, una vez acabe la gestación, perder peso fácilmente una vez se haya terminado la lactancia materna.

Como guía, a continuación te mostramos una tabla explicativa acerca del aumento de peso saludable durante la gestación:

  • Durante las primeras 12 semanas es normal aumentar entre 1 a 2 kg.
  • El mayor aumento de peso se produce de la semana 12 a la 28 de embarazo. Es normal ganar entre 300 a 400 gramos por semana.
  • Mientras que, de la semana 28 a la 40 (es decir, el último trimestre de gestación), es normal aumentar de 1 a 3 kg cada mes.

Usar crema hidratante

Como conoceremos detalladamente en un futuro apartado, si bien es cierto que no existen lociones o cremas útiles con beneficios probados para prevenir estrías, sí son de enorme utilidad a la hora de conseguir mantener la piel lo más flexible e hidratada posible, lo que ayuda positivamente a la hora de reducir el riesgo de formación de estrías en algunas personas.

No obstante, podemos mencionar una revisión publicada en el año 2016, que encontró que tanto los aceites como las cremas pueden ayudar positivamente en la prevención de las estrías.

Además, cuando la piel ya se ha estirado demasiado y han empezado a formarse estrías, los humectantes a menudo pueden ser útiles para reducir esa incómoda y molesta picazón que las acompaña en los primeros momentos (o en las primeras etapas). 

Por otro lado, las cremas que contengan vitamina E, vitamina A y también alfa-hidroxiácidos (AHA) pueden ser de muchísima ayuda, puesto que son una serie de compuestos naturales capaces de exfoliar la piel suavemente, ayudando a una mejor renovación celular.

No ocurre lo mismo con las cremas con esteroides, o incluso con los corticosteroides, que en la mayoría de las ocasiones contienen cortisona, la cual puede acabar debilitando el colágeno naturalmente presente en la piel, y aumentar el riesgo de formación de estrías. Especialmente para el tratamiento tanto de picaduras de insectos como para disminuir los síntomas de las erupciones cutáneas, es esencial probar algunas cremas que no contengan cortisona.

Consejos útiles para prevenir estrías en el embarazo

Mantener una adecuada hidratación

Una adecuada hidratación es esencial a la hora de mantener una piel igualmente lo más hidratada posible. No solo es importante humectarla externamente. La hidratación también debe venir desde el interior. De hecho, la hidratación juega un papel esencial e importantísimo, de muchas maneras, para la embarazada: ayuda a regular el calor y el líquido amniótico, así como la eliminación de los desechos.

Y, lo que es aún mejor, es de mucha ayuda para mantener la piel lo más elástica posible. La mayoría de expertos aconsejan mantener una hidratación óptima cada día de la gestación, lo que incluiría tomar al menos entre 8 a 10 vasos de agua diarios, incluyendo agua. No obstante, también es posible obtener líquidos a partir de otras fuentes, como los jugos naturales de frutas, infusiones y tés (siempre y cuando sean aptos para el embarazo).

La importancia de manejar el estrés y la ansiedad

Durante el embarazo, es normal sentir cierta tensión a consecuencia de los temores habitualmente relacionados con la gestación (la ansiedad porque todo vaya bien y no haya ningún problema), a lo que luego se le une el estrés propio de la maternidad.

Todavía hoy, los expertos continúan aprendido más acerca de cómo el exceso de estrés (o el estrés intenso, dicho de otra forma) puede causar muchos estragos en bastantes áreas del organismo, incluyendo la reparación y la propia salud de la piel.

Por ejemplo, se sabe que el estrés crónico aumenta el cortisol, una hormona que puede dañar la piel, al reducir la capacidad para mantenerse adecuadamente humectada e hidratada. 

Como ya conocimos en el apartado anterior, la hidratación es un elemento simplemente fundamental para un mantenimiento adecuado y saludable de la piel. Sin embargo, el estrés puede afectar negativamente a la capacidad de retención de agua del organismo. No solo eso: la producción excesiva de cortisol no solo tiende a deshidratar la piel; también desencadena lo que se conoce como glicación, que acaba dañando el colágeno.

¿Y cómo manejar el estrés durante el embarazo? La meditación, el yoga y las prácticas de atención plena (mindfulness) se convierten en las mejores opciones. Especialmente si las practicas a diario, dedicándote al menos 60 minutos cada día.

Recetas de belleza para prevenir y tratar las estrías del embarazo

Otra opción tremendamente útil, a demás de seguir las pautas y consejos sencillos que te hemos ido proponiendo a lo largo del apartado anterior, es elaborar en casa algunos remedios caseros y recetas de belleza, tremendamente simples y sencillas, que serán de mucha ayuda no solo al ahora de mantener la piel lo más flexible e hidratada posible, sino que será de mucha utilidad incluso a la hora de tratar aquellas estrías que puedan aparecer, prácticamente desde el mismo instante en que aparecen.

Recuerda que es esencial tratarlas desde el primer momento en que aparecen, ya que las estrías en este momento son muchísimo más receptivas (esto es, cuando todavía tienen una apariencia de color rojiza, violácea o rosada). Es en este momento cuando es recomendable elaborar algunas de las propuestas caseras que te aconsejamos a continuación.

Exfoliante de azúcar moreno

El azúcar moreno, al igual que el café molido y la sal marina, se convierte en otro de los ingredientes naturales más interesantes a la hora de exfoliar la piel suavemente en casa. De hecho, frotar un exfoliante de azúcar sobre la piel ayudará a exfoliar el área, lo que ayuda positivamente a la hora de disminuir la apariencia de las estrías y otras cicatrices.

Ingredientes: 1 taza de azúcar, ¼ taza de aceite de almendras dulces (o aceite de coco) y jugo de limón fresco recién exprimido.

Elaboración: En un cuenco pequeño o tazón pon el azúcar moreno y el aceite de almendras dulces o el aceite de coco, y mezcla bien hasta obtener una consistencia adecuada (debería similar a la textura que posee la arena de la playa cuando se humedece). Luego parte un limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. Añade un poco a la mezcla anterior, y mezcla bien. 

Cómo usarlo: Frota esta maravillosa mezcla de exfoliante natural en aquellas zonas donde se han formado estrías. Si lo deseas, es sumamente aconsejable repetir varias veces este exfoliante a la semana, preferiblemente mientras te duchas. ¿Lo más adecuado? Frota el exfoliante con un suave masaje entre 8 a 10 minutos.

Descubre: Embarazo: cremas efectivas para prevenir las estrías

Jugo de pepino y limón

El pepino se caracteriza por ser un alimento con excelentes cualidades antiinflamatorias y refrescantes, motivo por el cual es comúnmente usado a la hora de reducir las típicas bolsas que se forman bajo los ojos, y también las ojeras (por ejemplo, seguramente conozcas ese remedio casero popular consistente en cortar rodajas de pepino, mantenerlas durante unas horas en la nevera, y aplicarlas luego sobre los ojos).

Por otro lado, se sabe que la acidez natural del jugo de limón es de mucha utilidad para curar y reducir las cicatrices. Mientras que el jugo natural de pepino brinda un efecto tan refrescante como calmante.

Ingredientes: jugo de limón recién exprimido y jugo de pepino.

Elaboración: Parte el limón por la mitad y exprímelo para obtener todo su jugo. Inmediatamente, lava bien el pepino y licúalo parao btener también su jugo. Luego, en un cuenco, combina y mezcla a partes iguales el jugo de limón y el jugo de pepino. Y mezcla bien hasta que ambos ingredientes se hayan integrado.

Cómo usarlo: Una vez mezclados, tan solo debes aplicarte esta maravillosa mezcla en las zonas afectadas, donde se hayan formado las estrías, y dejar que la piel los absorba por completo. ¿Lo mejor? Dejar que la piel los absorba durante al menos 10 minutos. Luego, si lo deseas, puedes enjuagarte con un poco de agua tibia, ya que el jugo de limón tiende a ser ligeramente pegajoso.

Exfoliante de aceite de almendras, ralladura de limón y yogur

Nos encontramos ahora ante una maravillosa combinación, que proporciona excelentes cualidades hidratantes y exfoliantes suaves. Además, el limón es sumamente conocido y popular por sus virtudes aclarantes, por lo que nos encontramos ante un exfoliante natural, fácil de elaborar, que tiende a funcionar muy bien sobre las estrías.

Ingredientes: aceite de almendras dulces, 1 yogur natural y la ralladura de un limón.

Elaboración: En primer lugar comenzaremos rallando el limón. Reserva. Luego, bate el yogur natural bien. En un cuenco pequeño, vierte el yogur natural, el aceite de almendras dulces y la ralladura de limón. Mezcla bien hasta conseguir que todos los ingredientes se integren.

Cómo usarlo: Únicamente debes aplicártelo dos veces por semana sobre las estrías, para conseguir el mejor resultado posible.

Aceite de sésamo y aceite de almendras dulces

El aceite de sésamo se convierte en otro de los ingredientes naturales útiles para prevenir la formación de estrías en la gestación. Es un aceite natural tremendamente rico en antioxidantes naturales, minerales (entre los que destaca el fósforo, magnesio y calcio), vitaminas (en especial vitamina E) y ácidos grasos saludables.

Lo cierto es que combinado con el aceite de almendras dulces podemos reforzar al máximo las cualidades preventivas antiestrías de ambos ingredientes naturales. Y, además, se caracteriza por ser una receta de belleza muy simple y fácil de elaborar.

Ingredientes: Solo necesitas un poco de aceite de sésamo y un poco de aceite de almendras dulces.

Elaboración: En una botellita pequeña con dosificador oscura vierte la mitad de aceite de sésamo, y la otra mitad cubre con aceite de almendras dulces (esto es, a partes iguales). Cierra la botella y agita bien, para conseguir que ambos ingredientes se combinen.

Cómo usarlo: Tan solo debes aplicártelo sobre las estrías, preferiblemente antes de acostarte. Es la mejor manera de obtener unos resultados más rápidos. Y la mayoría de expertos aconsejan aplicarlos incluso durante todo el embarazo. Incluso después, para evitar las típicas estrías que podrían también formarse durante el período posparto.

Mascarilla corporal de albaricoque

¿Quién ha dicho que las mascarillas deben ser únicamente faciales? Lo cierto es que también podemos preparar algunas que sean de cierta utilidad cuando las aplicamos sobre el resto de la piel del cuerpo. Y lo cierto es que los albaricoques proporcionan unas cualidades exfoliantes muy interesantes, lo que los convierte en ingredientes naturales tremendamente efectivos a la hora de curar las estrías.

Ingredientes: 3 albaricoques.

Elaboración: Corta los albaricoques para retirar sus semillas. Luego tritura la fruta convenientemente, hasta formar una pasta.

Cómo usarlo: Solo tienes que aplicarte esta mascarilla de pasta de albaricoque sobre las diferentes áreas afectadas por las estrías, dejando actuar entre 15 a 20 minutos aproximadamente. Para terminar, simplemente lavate la zona con un poco de agua tibia. Por último, es conveniente repetir el proceso diariamente, durante un mes para ver resultados.

Mascarilla nutritiva antiestrías

¿Sabías que las yemas de huevo, junto con el jugo de limón y los copos de avena pueden hacer maravillas contra las estrías? Con estos ingredientes (y alguno que otro más) podemos aprender a preparar una completísima mascarilla nutritiva. A continuación te exponemos los ingredientes necesarios y los pasos a seguir para elaborarla fácilmente en casa. Toma nota.

Ingredientes: 2 yemas de huevo, el jugo de un limón recién exprimido, 2 cucharaditas de harina de avena, 2 cucharaditas de pasta de almendras, y leche.

Elaboración: Parte el limón por la mitad y exprímelo para obtener todo su jugo. Reserva. Luego separa las yemas de huevo de las claras, y bátelas bien. Ahora, en un cuenco pequeño, añade todos los ingredientes y mézclalos bien. Recuerda añadir la suficiente cantidad de leche como para poder obtener una pasta suave, que pueda extenderse fácilmente sobre la piel, pero sin que llegue a ser muy líquida.

Cómo usarlo: Solo debes aplicarte la mascarilla sobre la piel, en las zonas que desees tratar. Masajea suavemente, y deja actuar durante 20-25 minutos, hasta que se haya secado completamente. Finalmente, lava o enjuágate con agua fría, mientras frotas con suavidad.

Crema casera antiestrías

En esta ocasión vamos a hablarte con una completísima crema antiestrías, repleta de nutrientes humectantes e hidratantes únicos para tratar las estrías de raíz. ¿Por qué? Fundamentalmente porque en su composición contiene ingredientes útiles en este sentido como la manteca de karité, la manteca de cacao, el aceite de coco, el aceite de vitamina E, el aceite de almendras dulces y el aceite de rosa mosqueta.

Ingredientes: ½ taza de manteca de cacao, ¼ taza de manteca de karité, ¼ taza de aceite de coco extra virgen, 1 cucharadita de aceite de vitamina E, 2 cucharadas de aceite de almendras dulces, 2 cucharadas de aceite de rosa mosqueta y 15 gotas de aceite esencial de lavanda.

Elaboración: En una caldera doble ponl a manteca de cacao, la manteca de karité y el aceite de coco. Y derrite bien hasta que estos tres ingredientes se hayan combinado bien. Vierte en un recipiente de vidrio, y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Una vez conseguido esto, añade el resto de los ingredientes y mezcla bien, hasta que todos los demás ingredientes se mezclen y combinen bien entre sí. Introduce en la nevera, y deja hasta que las distintas mantecas y el aceite de coco se hayan empezado a solidificar (tardará alrededor de una hora aproximadamente). Retira de la nevera y con la ayuda de una batidora de inmersión, bate bien hasta que la textura sea similar a la de una crema batida. Para  terminar, vierte en el recipiente de vidrio, cierra herméticamente y almacena en un lugar oscuro y fresco hasta que vayas a usarla.

Cómo usarlo: Solo tienes que aplicarte esta maravillosa crema antiestrías sobre el vientre y los senos, siempre que lo desees (preferiblemente, ambas veces al día, de esta manera conseguirás mantener la piel debidamente humectada e hidratada, al máximo).

Crema vientre casera antiestrías

Además de la interesante crema antiestrías sobre cuya receta te hablábamos en la ocasión anterior, ahora queremos explicarte los pasos para hacer otra crema nutritiva y protectora, llena de cualidades suavizantes y nutritivas para la piel. Está elaborada con aceite de aguacate, manteca de karité, aceite de coco, aceite de almendras dulces, cera de abejas y otros ingredientes naturales excelentes.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de almendras dulces, 1 cucharada de aceite de aguacate, 2 cucharadas de manteca de karité (puedes sustituir por manteca de cacao), 2 cucharadas de aceite de coco, 2 cucharadas de cera de abejas, 8 gotas de aceite esencial de lavanda y 8 gotas de aceite esencial de limón.

Elaboración: En una caldera doble, pon todos los ingredientes (excepto los aceites esenciales, que no es combiente calentarlos para que no pierdan sus propiedades curativas). Calienta a fuego medio, hasta conseguir que la cera de abejas se haya derretido completamente, y se haya combinado bien con el resto de los ingredientes. Luego retira del fuego, vierte en un frasco de vidrio oscuro con cuidado de no quemarte, y después de que se enfríe un poco a temperatura ambiente, mezcla con los aceites esenciales de limón y lavanda, en las cantidades indicadas. Luego cierra y deja reposar a temperatura ambiente durante al menos 24 horas, antes de empezar a usarla.

Cómo usarlo: Aplícate esta crema antiestrías sobre la piel de los senos y del vientre, masajeando suavemente hasta que la piel la haya absorbido casi por completo. Preferiblemente, puedes aplicártela por la mañana y por la noche, para favorecer al máximo sus buenos resultados.

Crema casera útil para prevenir las estrías

Lo cierto es que aunque las cremas caseras sobre las que te hemos hablado anteriormente se caracterizan principalmente por contener una buena cantidad de ingredientes humectantes y antiestrías, para preparar una auténtica crema antiestrías también es posible utilizar solo unos pocos componentes activos. Es el caso, por ejemplo, de la manteca de karité, el aceite de coco virgen extra y el aceite de vitamina E, que en esta ocasión utilizamos para elaborar otra crema nutritiva ideal contra las estrías. ¿Te animas también a elaborarla con nosotros?

Ingredientes: ½ taza de manteca de karité, ⅓ taza de aceite de coco virgen extra, 4 cucharadas de aceite de vitamina E.

Elaboración: Al baño maría, derrite la manteca de karité conjuntamente con el aceite de coco, hasta que se hayan licuado y derretido por completo. Retira ahora el tazón del fuego, y deja que se enfríe prácticamente por completo durante al menos 10 minutos. Luego añade el aceite de vitamina E, y mezcla convenientemente. Reserva en la nevera hasta que se enfríe por completo. Recuerda que lo ideal es que la mezcla resultante sea cremosa pero ligeramente espesa.

Cómo usarla: A la hora de conseguir un mejor uso, y unos beneficios más específicos, es conveniente aplicártela sobre la piel inmediatamente después de haber salido de la ducha. Luego, simplemente, sécate la piel con suaves golpecitos.

Crema casera antiestrías

Manteca corporal antiestrías

La base de esta manteca o crema corporal son sus ingredientes naturales de reconocida acción antiestrías, útiles porque son ricos emolientes que proporcionan beneficios hidratantes únicos, además de ser tremendamente ricos y nutritivos, cremosos y calmantes para la delicada piel durante los meses de embarazo.

Es el caso, por ejemplo, del aceite de rosa mosqueta sobre el que ya te hemos hablado en alguna que otra ocasión, la vitamina E, o los aceites esenciales de limón e incienso. Mientras que la vainilla brinda un maravilloso poder tan aromático como suave.

Ingredientes: ½ taza de aceite de oliva virgen extra, ½ taza de aceite de coco virgen, ½ taza de manteca de karité, 8 gotas de aceite esencial de incienso, 10 gotas de aceite esencial de limón, 10 gotas de aceite esencial de vainilla, 3 cucharadas de aceite de rosa mosqueta y 10 cápsulas de vitamina E.

Elaboración: Pon todos los ingredientes en un procesador de alimentos. Para abrir las cápsulas de vitamina E y extraer todo su contenido, únicamente debes picarlas con la ayuda de una aguja previamente esterilizada y limpia. Vierte el contenido de vitamina E, y procesa mezclando bien, hasta que esté completamente suave. Coloca esta maravillosa manteca nutritiva en recipientes que puedas sellar herméticamente, y resérvalos en un lugar oscuro y fresco.

Cómo usarla: Solo tienes que aplicarte esta manteca o crema directamente sobre la piel limpia, después de bañarte o ducharte, cada mañana y / o cada noche. Eso sí, si tu objetivo es prevenir o evitar que se formen estrías durante la gestación, es mucho más conveniente aplicarla en las áreas que más te preocupan tanto por la mañana como por la noche.

Crema de manteca de karité y aceite de coco

Como te hemos expuesto en una ocasión anterior, a la hora de preparar una crema antiestrías no es del todo necesario ni imprescindible elaborarla a partir de una enorme cantidad de ingredientes. En ocasiones, simplemente basta con utilizar los más adecuados, en cantidades recomendadas. En esta ocasión, por ejemplo, te vamos a proponer simplemente la elaboración de una crema nutritiva solo con 4 ingredientes.

Ingredientes: Aceite de coco, manteca de karité, 1 cucharada de aceite de aguacate y unas pocas gotas de aceite de vitamina E. Si lo deseas puedes añadir también unas gotitas de tu aceite esencial favorito.

Elaboración: En un tazón pequeño vierte un poco de manteca de karité y un poco de aceite de coco. Si lo deseas, puedes derretirlos ligeramente en una cacerola al fuego, o bien al microondas. Una vez calentados, bate con la ayuda de un tenedor, o una batidora pequeña de mano. También puedes optar por algo aún más sencillo: introduce el batidor o el tenedor en agua muy caliente, seca y continúa batiendo. Una vez derretidas y mezcladas, vierte el aceite de aguacate y el aceite de vitamina E, y vuelve a mezclar de nuevo. Si lo deseas, este es el momento oportuno para añadir tu aceite esencial favorito. Si es así, vuelve a mezclar de nuevo. Finalmente, introduce y almacena en un recipiente que puedas cerrar herméticamente.

Cómo usarlo: Solo tienes que masajearte regularmente las zonas afectadas por las estrías con esta crema nutritiva. Preferiblemente al despertarte y antes de irte a la cama, todos los días, incluso hasta después del embarazo.

Crema antiestrías de manteca de cacao y aceite de jojoba

Sobre el aceite de jojoba, es cierto, ya te hemos hablado en otras ocasiones, pero en este momento en concreto no. Y lo cierto es que se trata de un interesante ingrediente natural con claras cualidades humectantes, actuando de hecho como un maravillos hidratante ligero, eficaz incluso porque su composición es bastante similar al aceite naturalmente presente en la piel, de manera que la piel puede absorberlo fácil y rápidamente. Por este motivo, es una opción ideal incluso para quienes tienen la piel grasa.

Ingredientes: ¼ taza de cera de abejas, ¼ taza de manteca de cacao, 20 g de aceite de coco y 15 g de aceite de onagra.

Elaboración: En una cacerola al fuego, al baño maría, pon la cera de abejas, la manteca de cacao, el aceite de coco y el aceite de onagra. Mezcla bien y derrite a fuego lento. Cuando la mezcla esté tibia, retira del fuego y añade el aceite de jojoba. Bate ahora durante algunos minutos, hasta que la mezcla se encuentre bien batida y ligeramente cremosa. Almacena finalmente en un recipiente de cristal que puedas cerrar herméticamente.

Cómo usarlo: Solo tienes que aplicarte esta crema antiestrías a diario, sobre la piel limpia, preferiblemente por la mañana y por la noche.

Te interesa: Aceite de rosa mosqueta ¿elimina las estrías?

Crema de manteca de karité y ácido hialurónico

Lo cierto es que el ácido hialurónico es un hidratante eficaz, capaz de atraer hasta 1000 veces su peso en agua, de manera que es de enorme utilidad a la hora de atrapar toda la humedad presente en el ambiente, para humectar la piel activamente. 

Ingredientes: 4 cucharadas de manteca de karité (o aceite de coco), 1 cucharadita de aceite de almendras dulces, ácido hialurónico (que usarás como base) y 5 gotas de aceite esencial de lavanda.

Elaboración: Si necesitas derretir la manteca de karité colócala en una cacerola a fuego lento, y derrite suavemente. Luego retira del fuego y deja que se enfríe un poco. Ahora, añade el aceite esencial de lavanda y el aceite de almendras dulces, y mezcla bien. Para terminar, almacena y guarda en un frasco de vidrio.

Cómo usarlo: En primer lugar debes aplicarte el ácido hialurónico como base. Y, posteriormente, aplícate la crema antiestrías de manteca de karité. Si lo deseas, es ideal aplicarlo por la mañana y por la noche.

Combinación de aceite de argán, manteca de karité y aceite de rosa mosqueta

Nos encontramos posiblemente ante una de las recetas de belleza más fáciles y simples de elaborar, principalmente porque en su elaboración únicamente utilizamos manteca de karité previamente derretida, que combinaremos con aceite de argán y con el maravilloso aceite de rosa mosqueta.

Ingredientes: 1 cucharada de manteca de karité, aceite de argán y aceite de rosa mosqueta.

Elaboración: En primer lugar derrite ligeramente la manteca de karité, hasta que puedas batirla perfectamente y se quede lo más cremosa posible. Luego añade la cantidad que prefieras, pero sin abusar, de aceite de argán y aceite de rosa mosqueta. Y mezcla generosamente los tres ingredientes hasta obtener una maravillosa crema ligera tremendamente rica en aceites. Finalmente, reserva en un recipiente de cristal que puedas cerrar herméticamente.

Cómo usarlo: Aplícate día y noche esta crema rica en aceites, preferiblemente después del baño y de la ducha, masajeando suavemente y dejando actuar, hasta que la piel la haya absorbido casi por completo.

Algunos productos ingredientes naturales útiles contra las estrías del embarazo

Además de las recetas de belleza, y remedios caseros, sobre los que te hemos hablado en el apartado anterior, también existen ingredientes naturales que pueden ser de muchísima ayuda a la hora de reducir al máximo la formación de las estrías. Es más, son útiles no solo para prevenirlas, sino incluso para disminuir sus síntomas más evidentes (como, por ejemplo, podría ser el caso de su tonalidad rojiza y rosada desde el mismo momento en que se forman).

Gel de áloe vera

El gel de áloe vera se convierte también en otro ingrediente natural excelente cuando lo aplicamos sobre la piel, gracias a sus cualidades suavizantes, por lo que es una opción excelente a la hora de curar no solo estrías, sino también cicatrices y otras heridas pequeñas.

Lo más aconsejable es optar por áloe vera puro, recién extraído de la planta. Para ello, solo tienes que recortar una hoja de áloe vera, y colocarla sobre un tazón o un cuenco para extraer su pulpa o gel. 

Cómo usarlo: Una vez obtenido el gel de áloe vera puro, solo tienes que aplicártelo sobre la piel, concretamente sobre las zonas donde se han formado las estrías. Se recomienda hacerlo cada día, siempre después de la ducha.

Aceite de coco

El aceite de coco es un ingrediente humectante con excelentes cualidades hidratantes. De hecho, puesto que las estrías forman cicatrices como consecuencia del daño a la piel causado por el estiramiento excesivo, el aceite de coco puede convertirse en una opción natural única para ayudar a curar la apariencia de las estrías rápidamente.

De hecho, un estudio publicado en el año 2010 investigó acerca de los efectos tópicos del aceite de coco virgen sobre la piel, encontrando que, gracias a las diferentes propiedades curativas, el aceite de coco era sumamente útil para reducir el tiempo que tardaban en cicatrizar las heridas de la piel.

Cómo usarlo: Se recomienda aplicar aceite de coco virgen sobre las estrías todos los días. De acuerdo a los expertos, esto podría ser de muchísima ayuda a la hora de reducir al máximo su tonalidad y apariencia toniza. A menos, eso sí, que se sea alérgico a los cocos. En caso contrario, nos encontramos con un aceite natural completa y totalmente seguro.

Manteca de cacao

El uso de la manteca de cacao podría ser de mucha ayuda a la hora de reducir las típicas estrías que se forman durante la gestación. De hecho, se ha demostrado que utilizarla durante y después del embarazo puede ayudar positivamente a la hora de conseguir que las estrías desaparezcan casi por completo.

Cómo usarlo: De acuerdo a los expertos, el mejor momento del día a la hora de utilizar la manteca de cacao sobre la piel es por la noche. Por tanto, se recomienda masajearlo bien para conseguir que la piel pueda absorberlo sin problemas. Ayudará a que, después de un tiempo tras un uso regular y diario, las estrías comenzarán a reducirse y a desaparecer.

Aceite de almendras dulces

Al igual que ocurre con el aceite de coco, lo cierto es que el aceite de almendras dulces se convierte también en otra opción natural útil, a la par que recomendada, gracias a que no solo es absolutamente natural, sino que no posee efectos secundarios dañinos y proporciona una completa solución hidratante.

El aceite de almendras es altamente emoliente, y además, puede ser absorbido fácilmente por la piel. Por este motivo, es recomendable utilizarlo como humectante y aplicarlo directamente sobre aquellas áreas donde se han formado estrías. De hecho, este aceite vegetal es tremendamente rico en vitamina E, reconocida por sus cualidades reparadoras de la piel. De esta forma, al aplicarla con cierta regularidad sobre las estrías puede ayudar positivamente no solo a la hora de aclararlas, sino incluso reducirlas activamente.

Los expertos consideran incluso sumamente beneficioso combinar el aceite de almendras dulces con el aceite de almendras amargas, masajeando ambos aceites sobre la piel.

Cómo usarlo: Es igual de sencillo y simple que el uso del aceite de coco. Únicamente debes aplicarte el aceite de almendras sobre la piel limpia, sobre las áreas donde pueden formarse las aestrías (o donde de hecho ya se han podido formar), y masajear suavemente durante algunos minutos hasta su completa absorción, preferiblemente después de la ducha o el baño.

Aceite de albaricoque

En una receta de belleza anterior te proponíamos los pasos necesarios para aprender a hacer una mascarilla corporal a partir de pasta de albaricoques. Y es que se convierten en unos alimentos vegetales tremendamente nutritivos, gracias a su riqueza en nutrientes únicos para tratar las estrías activamente.

En esta ocasión queremos hablarte del aceite de albaricoque, un aceite vegetal y natural no tan conocido, popular y usado como por ejemplo sí podría ser el caso del aceite de coco o el aceite de almendras dulces, pero cuyo uso sobre las estrías es igualmente interesante. 

En este sentido es mucho más adecuado el aceite puro de albaricoque, el cual posee cualidades rejuvenecedoras únicas, por lo que ayuda positivamente a la hora de reducir las estrías al máximo.

Cómo usarlo: Únicamente debes masajear este aceite sobre las zonas de la piel donde se han formado las estrías, o donde podrían formarse en caso de que todavía no lo hayan hecho (esto es, preferiblemente durante la gestación destacan especialmente la zona del vientre y de los senos). Luego, si lo deseas, puedes aplicarte directamente el aceite, o bien combinado con un poco de jugo de limón para obtener incluso unos resultados mucho más efectivos.

Aceite de ricino

Aunque menos conocido, lo cierto es que el aceite de ricino, usado regularmente, también puede ser una opción excelente a la hora de curar y suavizar las estrías y las marcas asociadas a cicatrices.

De hecho, cuando se masajea sobre la piel ayuda tanto a curar como a suavizar las marcas que se hayan podido producir. Aunque a la hora de observar los resultados esperados es imprescindible tener cierta paciencia y ser constantes, ya que la disminución de las marcas y estrías se consigue lentamente.

Cómo usarlo: Solo tienes que aplicarte un poco de aceite de ricino diariamente sobre las áreas donde se han formado las estrías, masajeando suavemente hasta que se haya absorbido completamente. Recuerda, es conveniente hacerlo diariamente, incluso tanto por la mañana como por la noche.

Lee también: Aceite de almendras para las estrías: beneficios y cómo usarlo

Nuestra recomendación: Crema antiestrías de Akento Cosmetics

Crema Antiestrías de Akento Cosmetics

Pero si, además de elaborar recetas de belleza en casa, deseas sobre todo optar por un producto verdaderamente efectivo, que te proporcione activos que ayuden a prevenir y atenuar las estrías, de forma rápida y eficaz, Akento Cosmetics ha desarrollado una completísima crema antiestrías, el cual no solo previene, sino que ayuda a corregir las estrías justo desde el primer momento en que se forman. Por este motivo, se convierte en una opción excelente para utilizar durante la gestación, y después, en el período posparto.

No en vano, es una opción excelente para combatir tanto las estrías como prevenir su aparición, gracias especialmente a su potentísima y eficaz formulación, especialmente diseñada con una serie de activos que actúan acelerando la regeneración celular de la piel, para que la creación de nuevas células cutáneas sea óptima, minimizando tanto el aspecto como el color de las estrías.

En resumidas cuentas, evita eficazmente el desarrollo de nuevas marcas, cicatrices y estrías; disminuye la apariencia de las ya existentes (tanto las antiguas como las nuevas); promueve la creación de una piel mucho más fuerte, firme y saludable; ayuda a aumentar la producción de colágeno, esencial a la hora de mantener una buena estructura de la piel; y, además, aumenta la elastina, por lo que tensa e incluso reduce las estrías.

Todo ello, además, con una fórmula de fácil aplicación, que no solo no deja sensación grasa, sino que se absorbe rápidamente sobre la piel. ¿Y qué ingredientes activos podemos encontrar en su formulación? A continuación te mencionamos cuáles son los más útiles:

  • Glicerina vegetal. Extraído sobre todo a partir de fuentes vegetales, se trata de un ingrediente activo muy interesante porque es capaz de extraer la humedad presente en el entorno, y mantenerla en el interior de la piel, además de mejorar la penetración de otros ingredientes, permitiendo incluso que el resto de activos sean todavía mucho más efectivos.
  • Dragon Blood (Sangre de Dragón). Se trata de un ingrediente sumamente especial, consiste en un extracto obtenido a partir del látex del árbol Croton Lechleri, con actividad epigenética natural, que posee la capacidad de regular la expresión de los diferentes microARNs implicados en el proceso de envejecimiento. Además, regula la expresión de los distintos genes involucrados en la regeneración de la piel, promoviendo y protegiendo la salud cutánea, con lo que se consigue no solo retrasar el envejecimiento, sino la regeneración de los tejidos. Incluso es capaz de estimular la fase inicial de la cicatrización de las estrías, al estimular los fibroplastos para generar rápidamente una epidermis bien estratificada.
  • Hydroxyprolisilane N. Se trata de un silanol especializado en la elasticidad y firmeza cutáneas, gracias a que posee un completísimo núcleo de silicio orgánico, capaz de potenciar un precursor del colágeno, conocido con el nombre de hidroxiprolina (un aminoácido). El silicio, de hecho, interactúa con las proteínas que encontramos en el interior de la dermis (como las fibras de colágeno, proteoglicanos y elastina), ayudando a mantener la estructura de la piel, haciendo que se vuelva más firme y óptima. En resumen, actúa estimulando la producción de colágeno y de elastina, incrementa la proliferación celular, optimiza el proceso de cicatrización y también aumenta la supervivencia de las diferentes células de la piel.
  • Vitamina E. También contiene vitamina E, un nutriente con reconocida acción antioxidante, útil para evitar el estrés oxidativo y neutralizar la acción negativa de los radicales libres. A su vez, es capaz de reducir la apariencia de las estrías que ya se han formado, y prevenir la formación de las nuevas, gracias a que aumenta la elasticidad y mantiene la piel lo más húmeda posible. 

Es una crema antiestrías ideal para todo tipo de pieles con estrías. Y, además, ha sido testado bajo control dermatológico.

Recetas de belleza antiestrías útiles para después del embarazo

Recuerda que, durante el período posparto, especialmente a medida que el cuerpo empieza a recuperar la forma que tenía anteriormente al embarazo, se convierte igualmente en una etapa esencial a la hora de mantener la piel debidamente hidratada y humectada, con lo que se consigue reducir al máximo la formación de estrías, y sobre todo, se evita que las que ya hayan podido surgir se vuelvan más marcadas y evidentes.

Te proponemos en esta ocasión otras recetas de belleza antiestrías que son ideales para elaborar y aplicarte durante el período de después del parto (esto es, cuando ya el bebé ha nacido y estás justo en medio de la nueva etapa de lactancia).

Crema nutritiva antiestrías posparto

En esta ocasión lo que hacemos es combinar muchos de los ingredientes nutritivos, humectantes y antiestrías sobre los que ya te hemos hablado en recetas anteriores. Y las combinamos en una crema antiestrías que destaca principalmente no solo por ser tremendamente nutritiva, sino también claramente humectante.

Ingredientes: ½ taza de manteca de karité, ¼ taza de aceite de jojoba, ¼ taza de aceite de coco, 2 cucharadas de cera de abejas, 2 cucharaditas de aceite de rosa mosqueta, 2 cucharaditas de aceite de vitamina E, 1 cucharada de gel de áloe vera, 10 gotas de aceite esencial de incienso.

Elaboración: En una cacerola a fuego medio-bajo calienta la manteca de karité, la cera de abejas, el aceite de coco y el aceite de jojoba, y deja que tanto la manteca de karité como la cera de abejas y el aceite de coco (que seguramente estará sólido), se derritan y se combinen entre sí. Luego añade el gel de áloe vera, vuelve a mezclar, y retira finalmente del fuego. Añade ahora el aceite de vitamina E, el aceite esencial de incienso y el aceite de rosa mosqueta. Remueve bien de nuevo, hasta combinar bien. Vierte en frascos de vidri oscuros. Cierra, y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

Cómo usarlo: Aplícate esta crema nutritiva dos veces al día, en el vientre, muslos y senos. Su textura será como la de un maravilloso ungüento cremoso, por lo que aplica suavemente con la ayuda de un masaje, hasta que la piel la haya absorbido completamente.

Receta antiestrías de manteca de cacao para después del embarazo

Recuerda que mantener la piel alrededor del abdomen, de los muslos y de los senos debidamente hidratada y nutrida puede ser de muchísima ayuda a la hora de minimizar el riesgo de formación de estrías a medida que el cuerpo se va recuperando tras el parto, y la piel tiende a adquirir el espacio que tenía originalmente antes de la gestación. En esta ocasión vamos a aprender a preparar una excelente crema antiestrías con manteca de cacao y aceite de aguacate.

Ingredientes: 85 g de manteca de cacao y 30 g de aceite de aguacate.

Elaboración: Al baño maría, derrite con suavidad la manteca de cacao, a fuego medio-alto. Luego, una vez derretido por completo, añade el aceite de aguacate, y combina bien para que se mezclen ambos ingredientes. Luego, con cuidado de no quemarte, vierte esta maravillosa y nutritiva mezcla en los frascos, y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Si deseas que la textura de la crema sea un poco más suave (y no tan firme), únicamente debes añadir un poco más de aceite. Al igual, si queda demasiado blanda para tu gusto, simplemente añadir menos aceite.

Cómo usarlo: Aplicar esta crema nutritiva sobre el abdomen y los senos al menos dos veces al día, preferiblemente por la mañana y por la noche, después del baño o de la ducha.

¿La leche materna puede ayudar a reducir las estrías?

Quizá te preguntes si la leche materna podría ser de cierta ayuda a la hora de disminuir las estrías que comúnmente se forman durante la gestación. Si bien es cierto que es un alimento indispensable para el recién nacido y el bebé por su increíble riqueza nutritiva y por su contenido en compuestos y enzimas útiles para proteger al bebé al aumentar y reforzar su sistema inmune, la realidad es que se convierte en un remedio tradicionalmente utilizado a la hora de prevenir y tratar las típicas grietas del pezón que habitualmente ocurren durante la lactancia materna, en especial durante las primeras semanas.

Al menos esto es lo que probó hace un año una mamá, llamada Chantelle Clarke, quien decidió probar algo diferente para luchar contra algunas de las estrías después del nacimiento de su bebé. Y, para ello, decidió aplicarse leche materna sobre las estrías cada vez que amamantaba a su bebé, durante al menos 3 semanas.

El resultado lo publicó a modo de antes y después, mostrando cómo se encontraban las estrías antes de empezar la prueba, y después de haberse aplicado la leche materna durante 3 semanas, de forma ininterrumpida. Y los resultados fueron bastante evidentes: la leche materna consiguió que las estrías rojizas y violáceas se volvieran más claras y ligeramente disminuidas.

Por tanto, aunque de momento hacen falta, es cierto, muchísimos estudios científicos que indaguen acerca de las supuestas cualidades de la leche materna en el tratamiento de las estrías que surgen durante el embarazo, lo cierto es que sí parece ayudar. Aunque, como la propia Clarke indicó, “no puedo prometer que funcionará al cien por cien para todos, pero definitivamente ayuda” (efectivamente, su mensaje vino con un descargo de responsabilidad).

Por otro lado, no debemos olvidarnos que, desde un punto de vista igualmente popular, la leche materna es común que también se aplique de manera casera sobre las irritaciones de la piel tanto del bebé como de la mamá, proporcionando excelentes cualidades antiinflamatorias y protectoras. De hecho, la leche materna contiene anticuerpos que ayudan a proteger al bebé de muchas infecciones virales y bacterianas, por lo que es posible que estos compuestos también proporcionen cualidades protectoras cuando es aplicada sobre la piel.

¿Por qué se forman las estrías en el embarazo? Principales causas

Debemos tener en cuenta que las estrías tienden a formarse cuando la piel se estira más de lo que originalmente podría, sobre todo cuando ese crecimiento ocurre muy rápido, como por ejemplo sucede comúnmente -y normalmente- durante el embarazo.

Es cierto que la piel suele ser bastante elástica, pero cuando se estira demasiado rápido, puede acabar aectando negativamente a la producción de colágeno, una proteína esencial para mantener la estructura de la piel, y que es la principal responsable del tejido conectivo que posee la piel (junto con la elastina). 

La piel posee un total de tres capas: la epidermis o capa exterior; la dermis, que es la capa intermedia en la que encontramos tejido conectivo, glándulas sudoríparas y folículos pilosos; y la hipodermis, que es la capa más profunda que se compone principalmente de tejido conectivo y grasa.

¿Y en qué capa de la piel se forman las estrías? Las estrías se forman en la capa de la dermis, justo en los momentos en los que ocurre un crecimiento rápido, lo que conduce a que se produzca un desgarro en la dermis. Es este desgarro el que permite que la hipodermis se haga más visible a través de la piel, adquiriendo la apariencia que finalmente tiene. 

Durante el embarazo, también nos encontramos con la acción de las hormonas, las cuales pueden llegar a suavizar las fibras naturalmente presentes en la piel, lo que la hace más propensa a la formación de las estrías. De hecho, las hormonas proporcionan más cantidad de agua de lo habitual a la piel, lo que hace que el colágeno esté más “relajado” de lo normal. Debido a esta relajación, la piel se vuelve muchísimo más sencilla de rasgar.

Por este motivo, es tremendamente posible que, en la gestación, a medida que el bebé crece y la piel se estira, aparezcan estrías en el vientre. Además, a medida que crecen, también pueden surgir en los senos e incluso en los músculos. Además, el primer síntoma puede ser un poco de picazón. Por ello, aunque es cierto que no son dañinas y no causan ningún tipo de problema médico, sí pueden ser antiestéticas.

No en vano, las estrías son tremendamente comunes y habituales. Por ejemplo, se calcula que hasta el 80 por ciento de la población las tiene. Y son, como hemos visto, particularmente comunes durante y después de la gestación, como consecuencia de los cambios rápidos que ocurren en el cuerpo. Además, se estima que cerca del 90 por ciento de las embarazadas sufrirán algunas.

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete