Inicio Salud y Medicina Consejos sanos Cómo bajar la creatinina alta
Consejos sanos

Cómo bajar la creatinina alta

La creatinina alta es un parámetro del análisis de sangre que puede indicar la existencia de un problema de riñón. Descubre qué es y cómo bajarla.

Creatinina alta

Publicidad

La creatinina es un parámetro básico que se estudia habitualmente en el análisis de sangre rutinario, y sirve para conocer el buen funcionamiento de los riñones, los principales órganos de depuración de nuestro cuerpo.

Cuando se diagnostica una creatinina alta en sangre significa que, con una probabilidad más o menos mayor, nuestros riñones no funcionan correctamente, precisamente porque no la depuran de forma correcta, causando unos niveles de creatinina altos en nuestra sangre.

En anteriores ocasiones te hemos explicado, a partir de una serie de consejos y trucos básicos, no sólo cómo bajar los triglicéridos altos, sino cómo bajar el azúcar alto.

Desde entonces, hemos recibido algunos comentarios de muchos de nuestros lectores/as que nos preguntan sobre consejos saludables a tener en cuenta para saber cómo bajar la creatinina (en este sentido, la creatinina sérica).

¿Qué es la creatinina y cuáles son las causas de tenerla elevada?

La creatinina consiste en un residuo tanto de la masa como de la actividad muscular. Es un compuesto orgánico resultado de la degradación de la creatina, componente de los músculos, que puede a su vez ser transformada en ATP, convirtiéndose en una fuente de alta energía para las células.

Es decir, consiste en un producto de desecho del metabolismo normal de los músculos que habitualmente nuestro cuerpo produce en una tasa constante, aunque depende de la masa de los músculos.

En la mayoría de las ocasiones el aumento de los valores de creatinina en la sangre se debe a problemas renales. Estas afecciones comprenden desde daños en el riñón hasta insuficiencia renal (ya sea crónica o aguda), pasando por la infección o la reducción del flujo de sangre.

Puede aumentar por trastornos de las vías urinarias, sobre todo por obstrucción de las mismas. Por ejemplo, en caso de cálculos en la vejiga o malformaciones.

Determinados problemas musculares como la descomposición de las fibras musculares (por lesión o cualquier otra afección que cause daños al músculo esquelético) influyen igualmente en su aumento, así como sufrir una contusión muscular masiva.

deporte-creatinina

También practicar ejercicio físico de forma intensiva y exagerada es una de las causas habituales de aumento de la creatinina, sobre todo si se produce mucho sobreesfuerzo durante la práctica deportiva.

Publicidad

Algunos medicamentos también son causa habitual de elevación de la creatinina, sobre todo en la terapia con fármacos citotóxicos o el consumo de aminoglucósidos o eritromicina (medidas de control en la terapia con antibióticos).

La dieta también tiende a influir en su aumento, aunque no suele ser una causa tan relacionada. Por ejemplo, influye un consumo excesivo de carne, por lo que de ser ésta la causa la creatinina tiende a disminuir una vez se adopte una dieta con menos contenido cárnico.

Como es de imaginar, la elevación de la creatinina ocurre habitualmente cuando existe un problema en los riñones; es decir, cuando existe algún tipo de afección que comprende el daño al riñón, la infección renal, la reducción del flujo de sangre a este órgano, o la presencia de una insuficiencia renal.

De hecho, también puede aumentar por trastornos de las vías urinarias, especialmente cuando existe una obstrucción de las mismas, algo que puede ocurrir cuando se tiene cálculos en la vejiga.

No solo podríamos tener la creatinina alta por algún problema de riñón

Aunque no lo creas, si bien es cierto que una elevación de la creatinina se tiende a sospechar siempre ante la posible existencia de un problema, afección o enfermedad del riñón, lo cierto es que no es la única causa.

Es más, determinados problemas musculares pueden ocasionar un aumento de los valores de creatinina en sangre, habitualmente como consecuencia de la descomposición de las fibras musculares, ya sea por una lesión o por otra afección que ocasione daño a los músculos.

Síntomas

Cuando tenemos elevado el nivel de creatinina en sangre significa que muy probablemente nuestros riñones no estén funcionando correctamente, o bien que existe algún tipo de trastorno, afección o patología que está causando un problema renal. Como consecuencia de ello, pueden surgir algunos síntomas como los que te comentamos a continuación:

  • Cambios en la orina: Cuando la elevación de creatinina se produce como consecuencia de un grave daño renal es común que en la orina aparezca espuma, sobre todo en su superficie. También es posible que la orina se torne de color rojo o rosal, y que la micción sea más frecuente.
  • Cambios en la piel: Puede surgir una molesta picazón en la piel, además de producirse una hinchazón en manos y pies.
  • Náuseas, vómitos y pérdida del apetito: Además, puede producirse fatiga y dolor de cabeza.
  • Pérdida de peso.

¿Por qué se realiza el análisis de sangre?

Dado que los riñones son los encargados de filtrar la creatinina excretándola a través de la orina, su medición se convierte en definitiva en el modo más simple de monitorizar si los riñones se encuentran realizando su función correctamente.

Qué es la creatinina

Es decir, nos encontramos ante una prueba simple que se convierte en el indicador más común que informa al especialista acerca de la función renal de la persona. De ahí que este valor siempre sea analizado y estudiado en una analítica sanguínea rutinaria, tanto en su forma sérica como en orina.

La separación de la creatinina puede ser calculada de forma precisa utilizando para ello la concentración de la creatinina en suero, o bien mediante una recolección de orina de menos de 24 horas y analizando variables como el sexo, la edad, el peso y la raza de la persona.

Los valores normales del análisis de sangre

Debemos tener en cuenta que es importantísimo analizar y conocer la tendencia que los niveles de creatinina han seguido a lo largo de un determinado plazo de tiempo, y nunca atender únicamente a un solo valor. 

Principalmente porque un valor que aumenta con el paso del tiempo (por ejemplo durante algunos meses o años) puede indicar que se están produciendo daños en los riñones, mientras que un nivel que disminuye indica una mejora de sus distintas funciones, y la desaparición de ese daño.

Además, debemos saber que los valores de creatinina suelen variar ligeramente entre distintos laboratorios, ya que algunos laboratorios suelen analizar muestras distintas o usar diferentes mediciones. No obstante, a continuación te indicamos los valores normales promedio:

  • Valores normales en hombres adultos: entre 0,7  y 1,3 mg/dl
  • Valores normales en mujeres adultas: entre 0,5 a 1,2 mg/dl
  • Valores normales en niños: entre 0,2 a 1 mg/dl

En hombres se considera un valor alto aquel nivel de creatinina elevada que se sitúe por encima de 1,3 mg/dl, mientras que en las mujeres cuando supera los 1,2 mg/dl. Valores por encima de 4 mg/dl son considerados como un fallo renal importante.

A la hora de analizar la creatinina en orina, sin embargo, lo más común es realizar lo que se conoce como aclaramiento de la creatinina, que es un análisis que consiste en una muestra completa de 24 horas, ideal para conoce la cantidad de creatinina que ha sido eliminada de la circulación sanguínea a su paso por el riñón, y que finalmente ha sido eliminada a través de la orina. 

¿Cómo bajar la creatinina elevada?

Si bien es cierto que la creatinina es el producto final del metabolismo, existen algunas recomendaciones básicas que permiten cuidarnos, y por tanto bajar la creatinina alta en sangre.

Es útil seguir los siguientes consejos básicos de salud:

  • Bebe cada día entre 1,5 a 2 litros de agua al día (en torno a 8 vasos de agua). Puedes combinar con infusiones y tisanas como las que te indicaremos a continuación.
  • Si la tensión arterial la tienes elevada debes controlar tu hipertensión, ya que es uno de los mayores enemigos.
  • Elimina alimentos con residuos ácidos: lentejas, nueces, café, alcohol, ciruelas y arándanos.
  • Elimina alimentos ricos en purinas: embutidos, legumbres, vísceras, sardinas, arenque, vieiras y anchoas.
  • Elimina alimentos con alto contenido en potasio: apio, espinacas, achicoria, repollo, patata, naranja y batata.
  • Opta por consumir frutas, verduras y hortalizas frescas.
  • Consume alimentos saludables, como carnes blancas (pollo, pavo y conejo), y pescados blancos.
  • Opta por alimentos diuréticos: espárragos, piña, alcachofas, berros, brócoli o cebolla.
  • Practica ejercicio físico regular pero sin sobreexcederte. ¿Sabías que demasiado esfuerzo físico puede elevar la creatinina en sangre?.

Bajar la creatinina elevada

Además, también existen otros consejos naturales y remedios diversos que pueden ser de gran ayuda a la hora de cuidar los riñones y disminuir los valores elevados de creatinina en sangre y orina. Son los siguientes.

Plantas y hierbas útiles

Existen determinadas plantas y hierbas con beneficios medicinales que ayudan a mejorar el buen funcionamiento de estos órganos, lo que contribuye a ir bajando los valores de creatinina en sangre de forma progresiva.

  • Agrimonia: es una planta útil en caso de cálculos, cólicos de riñón (cólicos nefríticos) y otras afecciones renales. Para preparar la infusión debes hervir en un cazo el equivalente a una taza de agua, y cuando entre en ebullición añadir la agrimonia seca. Deja hirviendo 3 minutos, pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 2 minutos. Finalmente cuela y bebe. Puedes tomar tres tazas de infusión de agrimonia al día.
  • Cola de caballo: es una planta conocida por sus cualidades diuréticas y depurativas, útil para eliminar residuos tóxicos. Para preparar la infusión debes hervir una taza de agua en un cazo; cuando entre en ebullición añade una cucharadita de cola de caballo y deja hirviendo 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 2 minutos. Puedes tomar de una a dos tazas de esta infusión al día.
  • Grama: es una planta que ayuda a desinflamar los riñones. Dado que se utiliza sus raíces, para aprovecharnos de sus cualidades debemos elaborar una decocción. Para ello, hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua y deja cociéndose a fuego lento durante 10 minutos. Finalmente cuela y bebe. Puedes tomar tres tazas al día de decocción de agrimonia.

Para cuidarlos es importante beber agua y controlar la tensión arterial. También puede ser útil conocer como depurar los riñones, siendo ideal depurarlos al menos una vez al año.

Tisanas e infusiones depurativas

  • Infusión de diente de león: hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua. Cuando entre en ebullición añade una cucharadita de diente de león seco, dejando hervir 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 2 minutos. Finalmente cuela y bebe. Puedes tomar 2 infusiones al día, antes de las comidas.
  • Infusión de alcachofera: hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua. Cuando entre en ebullición añade una cucharadita de alcachofera seca, dejando hervir 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 2 minutos. Finalmente cuela y bebe. Puedes tomar de 2 a 3 infusiones al día, antes de las comidas.
  • Tisana de perejil: hierve hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua. Cuando entre en ebullición añade una cucharadita de perejil fresco, dejando hervir 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 3 minutos. Finalmente cuela y bebe. Puedes tomar de 2 a 3 infusiones al día, antes de las comidas.

Diente de leon para bajar la creatinina

Consejos para cuidar tus riñones (y prevenir el aumento de la creatinina)

A la hora de cuidarlos (algo que te ayudará muchísimo a la hora de rebajar tus niveles de creatinina) es fundamental e imprescindible seguir una dieta sana, variada y equilibrada, rica en frutas y verduras frescas. Nuestros riñones son uno de los órganos principales que nuestro organismo tiene para eliminar toxinas y depurarnos a través de la orina.

Por este motivo, es conveniente tomar al día dos litros de agua (8 vasos de agua en total). También pueden ser en forma de infusiones o tés, las cuales pueden incluso ayudar en el proceso de depuración del cuerpo.

No obstante, en algunas personas realizar demasiado esfuerzo físico (por ejemplo, hacer mucho deporte) puede elevar los niveles de creatinina. Es fundamental consultar con tu médico y seguir siempre su consejo.

Publicidad
Temas

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

1 comentario

Publicar comentario

  • Boris Rodo dice:

    A que se refieren con exceso de ejercicio? Yo hago pesas 40 minutos máximo día por medio y 20 minutos de cardio y abdominales los días que no hago pesas, siempre fui flaco y ando tratando de ganar un poco de masa muscular, el tema es que me quitaron un riñón, y mi doctor me dice que no me preocupe, pero mi nivel de creatinina subió a 1,4 de 1,3. Tengo que preocuparme? Tengo que dejar de hacer ejercicio? Por favor si pueden ayudarme. Muchas gracias

Publicidad
Publicidad