Cómo ahorrar comiendo sano

Trucos para comer sano y ahorrar

¿Es posible ahorrar y comer sano a la vez? Conoce trucos, tips y consejos útiles que te ayudarán a ahorrar dinero cada mes a la vez que comes sano.

Aunque nos encontramos en un momento terrible en lo que a la crisis económica y financiera se refiere, no debemos olvidarnos de algo incluso más importante: nuestra salud. Y no solo nuestra propia salud, sino el seguimiento de una alimentación sana que nos ayude precisamente a eso: a disfrutar de una buena salud.

Publicidad

ahorrar comiendo sano

No obstante, es cierto que en momentos de crisis puede ser incluso hasta cierto punto difícil seguir una dieta equilibrada, probablemente porque el presupuesto con el que contamos no es igual al que teníamos anteriormente, sobretodo si no tenemos trabajo, cobramos el subsidio por desempleo o nos han rebajado el sueldo.

En momentos como estos es sumamente importante tener a mano algunos tips que te ayuden a conocer cómo ahorrar comiendo sano.

Trucos para ahorrar comiendo sano

  • Compra solo lo que necesites: se suele decir que nunca compres con el estómago vacío. Y es una máxima que debes llevar a rajatabla, puesto que está comprobado que las personas que van al supermercado con hambre finalmente terminan por comprar más productos alimenticios de los que originalmente tenían previsto. Una buena opción es llevar la lista de la compra y comprar sólo lo que hayamos apuntado en ella.
  • Compra productos de temporada: como frutas y verduras frescas, que además de ser saludables y nutritivas, generalmente tienen siempre un muy buen precio.
  • Opta por productos de marca blanca: ¿sabías que muchos de los productos de marca blanca que venden muchos supermercados han sido elaborados por marcas de reconocido prestigio en el sector de la alimentación? Cuentan con una ventaja añadida: son más baratos y aportan los mismos valores nutricionales.
  • Compra la carne más ecológica: es mejor optar por una buena carne fresca que por una congelada. Por tanto, la recomendación es tratar de adaptarte a la carne más económica.
  • Pescados congelados: aunque lo ideal es consumirlo fresco, muchas empresas de alimentación ofrecen a los clientes pescado congelado con mayor calidad, y a precios económicos.
  • Elimina tu dieta los alimentos precocinados: no son saludables, y además tienden a ser más caros que si optaras por alimentos sanos tales como frutas y verduras.
  • Come en casa: aunque de vez en cuando es fundamental darte un capricho como salir a tomar algo con los amigos o comer fuera, lo mejor es tratar de comer siempre en casa. Ahorrarás dinero.

Imagen | Gonmi

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Cómo ahorrar comiendo sano
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad