Inicio Belleza Aloe vera: ¿es eficaz contra las estrías y cicatrices?
Belleza

Aloe vera: ¿es eficaz contra las estrías y cicatrices?

No hay duda: el áloe vera se convierte en un producto de origen natural sumamente maravilloso cuando lo aplicamos con cierta regularidad sobre la piel. Se trata de un producto que se obtiene a partir del Aloe barbadensis, uno de los más conocidos y apreciados en el mundo de la salud y de la belleza, principalmente por sus diferentes propiedades curativas. 

El áloe vera consiste en una planta puntiaguda y suculenta, que crece naturalmente en climas tropicales secos. Aunque originalmente proviene de África, hoy en día podemos encontrarla fácilmente repartida por todo el mundo, incluyendo Asia, el oeste de los Estados Unidos y Europa. No en vano, se convierte en una planta tremendamente popular en las Islas Canarias, donde es común tanto su cultivo como la venta del gel y el jugo de áloe vera puro. De hecho, en el Archipiélago Canario es habitual encontrarse con una enorme diversidad de puestos particulares donde se venden distintos productos derivados del áloe vera.

Gel de áloe vera para las estrías

Se trata de una planta cuyas propiedades curativas ha hecho que se venga utilizando desde hace 6.000 años. Por aquel entonces era conocida como la “planta de la inmortalidad”, y solía presentarse a los faraones egipcios como un auténtico regalo funerario. Poco a poco, su uso pasó de la mera función mística a ser utilizada sobre la piel, con la finalidad de tratar heridas, disminuir la pérdida del cabello, reducir las hemorroides e incluso como tratamiento para diferentes problemas digestivos.

Hoy en día es común el uso del gel y los jugos en la elaboración de una enorme cantidad de productos de cuidado personal y cosméticos. Así, es normal encontrarlo como ingrediente en la formulación de una buena cantidad de humectantes, jabones, lociones bronceadoras y cremas de afeitar. Y a las diferentes cualidades que nos proporciona el áloe vera, se suma una duda: ¿es verdaderamente eficaz y útil a la hora de prevenir, evitar y tratar tanto las estrías como las cicatrices?

No hay duda que eliminar las estrías es algo prácticamente imposible, puesto que son cicatrices que se forman o se producen en el cuerpo cuando la piel se estira de forma excesiva, mucho más allá de los límites. Las causas pueden ser muy variadas, aunque lo más habitual es que ocurran cuando la piel crece o se encoge rápidamente. Por este motivo, es muy común que tiendan a formarse durante el embarazo, en aumentos de peso muy rápido, o en los conocidos como brotes de crecimiento, que suceden sobre todo durante la pubertad.

Es decir, suelen aparecer durante o incluso después de la gestación, después de un cambio repentino de peso (no solo con un aumento de peso, sino también con una reducción de peso rápida), y en adolescentes, cuando crecen rápidamente.

En lo que al embarazo se refiere, por ejemplo, es cierto que las hormonas propias de la gestación incluso pueden hacer que las fibras de colágeno y de elastina se vuelvan todavía más sensibles a la rotura. De hecho, la mayoría de las mujeres embarazadas experimentan estrías en algún momento del embarazo, puesto que la piel se estira con la finalidad de dejar espacio para el bebé al desarrollo. Es, precisamente, este tirón y estiramiento continuos los que original la formación / aparición de estrías.

Aunque no hay forma real de prevenir las estrías por completo, incluso aunque utilicemos regularmente cremas y lociones con cualidades humectantes, sí existen tratamientos útiles que pueden ser de cierta ayuda a la hora de evitar que se formen en grandes cantidades, o que ayuden incluso a la hora de disminuirlas cuando se hayan formado. De hecho, como ya te hemos mencionado en varias ocasiones, el mejor momento para tratar las estrías es justo cuando aparecen; esto es, cuando al tocarlas se muestran elevadas y ligeramente rugosas, y poseen una coloración roja violácea o ligeramente rosada.

Sin embargo, los resultados no serían tan útiles a medida que va pasando el tiempo, justo en los momentos en los que las estrías se vuelven blanquecinas o ligeramente plateadas, y al tocarlas ya se muestran hundidas. En estos casos, el tratamiento suele ser más complicado, y menos efectivo. Por tanto, no hay duda que la mejor opción es la prevención, ya que aunque es cierto que las estrías no puedan evitarse completamente, sí podemos conseguir que la cantidad se reduzca al máximo. Y que incluso su apariencia antiestética pueda disimularse. Es aquí donde nos encontramos con el áloe vera.

No te pierdas: Embarazo: cremas efectivas para prevenir las estrías

¿El áloe vera es beneficioso contra las estrías?

Debemos advertir que no existe evidencia científica real de que el áloe vera pueda convertirse en una opción de tratamiento verdaderamente efectiva para las estrías. Pero sí se sabe que el áloe vera posee propiedades curativas útiles para la piel, que pueden ser de mucha ayuda a la hora de tratar las estrías y otras cicatrices, sobre todo cuando se han formado hace poco tiempo. A continuación te explicamos por qué.

Ayuda a promover la síntesis de colágeno

Como encontró un estudio publicado en el año 2008, el áloe vera favorece la producción de colágeno, estimulando la síntesis de colágeno al máximo. Debemos tener en cuenta que el colágeno es imprescindible a la hora de favorecer la curación tanto de las heridas como de las cicatrices, y es de enorme ayuda a la hora de reducir la formación de estrías, al promover la elasticidad, la tersura y la firmeza de la piel.

Se ha demostrado que el áloe vera aumenta la producción de colágeno, estimulando a su vez la reticulación del colágeno.

Ayuda a hidratar la piel activamente

¿Sabías que la piel seca se convierte en un factor de riesgo para la formación de estrías? Una adecuada hidratación no solo ayuda a la hora de prevenir estrías y cicatrices, también se convierte en una opción fundamental para la curación de estrías, como mostró un estudio publicado en el año 2017.

Concretamente, el áloe vera contiene una serie de mucopolisacáridos capaces de unir la humedad a la piel. De esta forma, ayuda a conseguir que la piel se sienta mucho más suave, se mantenga debidamente hidratada, y también mejora la integridad natural de la piel.

Protege la piel

Los rayos ultravioleta a menudo pueden ocasionar erupciones cutáneas, enrojecimiento e incluso picazón. Además de aumentar el riesgo de quemaduras, especialmente cuando la exposición solar es excesiva y se hace sin la debida protección, también puede ocasionar precáncer y cáncer. Mientras que es común que la exposición solar igualmente influya negativamente en la aparición de nuevas arrugas y líneas de expresión (conocido es, por ejemplo, el denominado como fotoenvejecimiento, que consiste básicamente en el envejecimiento de la piel a consecuencia de los rayos UVA y UVB).

El estudio publicado en 2008, y sobre el que ya nos hemos hecho eco en una línea anterior, constató que el áloe vera es capaz de prevenir muchos de los problemas causados por la exposición solar, ayudando a proteger la piel del daño ocasionado por los rayos ultravioleta.

Y, como es lógico imaginar, la protección solar es igualmente fundamental para tratar y curar las estrías. Y lo que es aún mejor: previene la hipersensibilidad inducida por los diferentes rayos ultravioleta.

Acelera la curación de heridas

El gel de áloe vera fresco proporciona excelentes cualidades curativas para las heridas, lo que se traduce en que podría ayudar a acelerar el proceso de curación tanto de las quemaduras leves como de los cortes en la piel.

Por este motivo, como ya te hemos mencionado también en momentos anteriores, es igualmente interesante en la prevención y el tratamiento de las estrías. Y es que no debemos olvidarnos que las estrías son cicatrices que se han formado a consecuencia del daño causado por el estiramiento excesivo de la piel.

Alivia la irritación y la picazón

Especialmente al comienzo, cuando las estrías se encuentran en la primera etapa después de haberse formado y aparecido, es muy común que las acompañe una incómoda y molesta picazón. Además, dicho sea de paso, se sabe que la inflamación es considerada como la base de muchas afecciones cutáneas, entre las que se encuentran el eccema o la psoriasis.

El gel de áloe vera contienen una serie de compuestos con cualidades antiinflamatorias, lo que significa que son capaces de suprimir y reducir la inflamación. Por este motivo, cuando es aplicado sobre las estrías, ayuda a disminuir las molestias originadas por el picor, reduciendo por tanto los síntomas asociados a la piel inflamada.

Exfolia la piel suavemente

¿Sabías que el gel de áloe vera contiene ácido salicílico? El ácido salicílico consiste en un ácido alfa-hidroxiácido, el cual actúa como un exfoliante suave, ayuda a eliminar suavemente las células muertas que se han ido acumulando sobre la piel, y también favorece la renovación celular.

Por otro lado, también contiene lignina, una sustancia que podría incluso mejorar el efecto de penetración de otros ingredientes en la piel, por lo que el áloe vera se convierte en un agente activo ideal cuando lo combinamos con otros ingredientes antiestrías e hidratantes.

¿El áloe vera es seguro para tratar las estrías del embarazo?

Lo cierto es que nos encontramos ante un remedio natural que viene utilizándose desde hace siglos, concretamente desde muy antiguo, por sus diferentes cualidades y beneficios cuando lo aplicamos sobre la piel con cierta regularidad. Y el gel de áloe vera puede ser enormemente eficaz como humectante natural, siendo tremendamente útil a la hora de tratar la piel seca y con picazón que habitualmente surge durante los meses de embarazo.

De hecho, cuando las estrías se forman por primera vez y se encuentran en la conocida como etapa inicial, es muy habitual que se acompañen de algunos síntomas algo molestos, como por ejemplo es el caso de la picazón. En estos momentos, el gel de áloe vera ofrece unas propiedades muy interesantes, puesto que ayudaría a humectar e hidratar la piel activamente, con lo que se consigue reducir la piel seca y deshidratada, y a la vez disminuye el picor al mantener la piel más suave y humectada.

Gracias a ello, el gel de áloe vera puede aliviar y calmar el picor que surge cuando la piel del vientre comienza a estirarse demasiado. Lo que, sin ninguna duda, ofrece también beneficios útiles a la hora de prevenir -y evitar- la formación de estrías, al tener propiedades hidratantes naturales que ayudan a mantener la piel hidratada, flexible y suave.

Sobre si se trata de una opción natural segura o no durante el embarazo, especialmente cuando es utilizado externamente sobre la piel de la embarazada, la realidad es que no existe ningún tipo de evidencia que sugiera que el uso tópico del gel de áloe vera durante la gestación tenga efectos dañinos.

No ocurre lo mismo con el jugo de áloe vera, el cual suele beberse habitualmente. En este caso, por ejemplo, la Asociación Estadounidense del Embarazo recomienda no tomarlo por vía oral, puesto que se ha demostrado que disminuye el nivel de azúcar en la sangre, y además podría causar contracciones uterinas. 

Todo ello a pesar de que el jugo de áloe vera es considerada como una de las bebidas más saludables. Pero no significa necesariamente que durante el embarazo sea una opción segura.

De hecho, es común que el jugo de áloe vera sea utilizado como un remedio natural para el estreñimiento en mujeres embarazadas. Sin embargo, no existe por el momento ningún tipo de respaldo y de evidencia científica para esto.

Estos efectos negativos vendrían de la mano de la aloína, también conocida con el nombre de antraquinona, el látex que encontramos en el áloe vera, el cual origina no solo contracciones en el útero, sino también un desequilibrio en los intestinos. Por tanto, puesto que durante la gestación no se han establecido dosis seguras, lo mejor es evitarlo ya que podría acabar resultando peligroso para la mamá y el bebé.

Por todo ello, sí podemos establecer cuáles son los riesgos asociados con el consumo del áloe vera durante la gestación:

  • Aumento del riesgo de contracciones uterinas, lo que aumenta a su vez el riesgo de aborto espontáneo. También se sabe que podría aumentar el riesgo de defectos de nacimiento.
  • Reduce los niveles de electrolitos, en especial el potasio, que puede acabar siendo dañino para el embarazo, al provocar ritmos cardíacos inusuales y debilidad muscular.
  • Su consumo excesivo aumenta el riesgo de estreñimiento, puesto que el uso prolongado de laxantes termina debilitando los músculos del intestino.

Teniendo en cuenta todos estos riesgos, no hay duda que lo más recomendable es usar únicamente el gel de áloe vera de forma tópica, restringiendo solo el áloe vera para su uso tópico, de manera externa sobre la piel.

Descubre: Remedios caseros para las estrías

Otros beneficios del áloe vera para la piel

Además de ser de mucha utilidad a la hora de preparar la piel al máximo con la finalidad de hidratarla completamente, y así reducir el riesgo de formación de estrías (especialmente en aquellos momentos donde se sabe que pueden surgir casi irremediablemente, como por ejemplo es el caso del embarazo), lo cierto es que el áloe vera también proporciona muchas otras cualidades para el cuidado de la piel.

Es excelente para hidratar la piel

Aunque ya te hemos mencionado esta cualidad, no hay duda que debemos hablarte sobre ella nuevamente, especialmente si tenemos en cuenta que se caracteriza por ser una de las propiedades más importantes del áloe vera.

Lo cierto es que a diferencia de muchos de los humectantes tradicionales que podemos encontrar en el mercado, cuando se utiliza como un gel humectante, el gel de áloe vera no sea una sensación grasa cuando es aplicado sobre la piel. Es más, puede ayudar a desobstruir los poros, a la vez que actúa suavizando la piel.

Calma las quemaduras solares

El gel de áloe vera es conocido y reconocido por sus interesantes cualidades refrescantes a la vez que actúa como un buen antiinflamatorio natural. Por este motivo ha pasado a convertirse, desde muy antiguo, en un remedio casero interesante a la hora de calmar y aliviar las quemaduras solares, o las heridas de la piel causadas por otras quemaduras.

Esto es debido a que la aplicación del gel fresco de áloe vera sobre la quemadura tiende a crear una especie de capa protectora, que también ayuda a retener la humedad. Por otro lado, recuerda que es tremendamente rico en antioxidantes, vitaminas y minerales, que actúan potenciando el proceso de curación.

Favorece la cicatrización de las heridas

El áloe vera es tremendamente beneficioso para las quemaduras, cortes y lesiones leves. Todo ello gracias a que el áloe vera contiene una serie de compuestos curativos que potencian la cicatrización de las heridas, de manera que el tiempo de cicatrización se reduce.

Además, se ha demostrado que ayuda a acelerar la renovación de las células de la piel.

Combate el envejecimiento de la piel

El gel de áloe vera es especialmente rico en vitamina C y E, además de otras compuestos con cualidades antioxidantes, que brindan propiedades antienvejecimiento, antimicrobianas y antiinflamatorias.

Al aumentar la producción de colágeno y mejorar la elasticidad natural de la piel, ayuda a reducir al máximo las imperfecciones presentes en ella, disminuyendo incluso las líneas de expresión propias de la edad.

Por ello, al estimular la renovación celular, combate la inflamación y reduce el enrojecimiento, aclarando las imperfecciones que se forman en la piel con el paso de los años. Es más, al estimular la actividad de los fibroblastos origina un aumento en la producción de colágeno y de elastina, que ayudan positivamente a la hora de conseguir que la piel se muestre menos arrugada, y sea más elástica y flexible. 

También previene y atenúa las manchas oscuras, puesto que evita a que la enzima responsable de la decoloración de la piel (la tirosinasa) haga su trabajo, sobre todo suprimiendo la hiperpigmentación inducida o causara por los rayos ultravioleta. Gracias a esta cualidad, este mecanismo puede ser de mucha ayuda a la hora de prevenir la formación de manchas oscuras.

Cómo obtener el gel de áloe vera en casa fácilmente

Lo cierto es que cosechar la planta de áloe vera en casa se caracteriza por ser relativamente sencillo y simple. Para ello, a la hora de obtener tanto el gel como el jugo de áloe vera en casa, necesitaremos una planta madura, que tenga al menos el tamaño suficiente como para poder recortar sus hojas y asegurarnos de que presente una mayor concentración de ingredientes activos. 

Además, es aconsejable esperar unas semanas antes de continuar cortándole hojas a la misma planta. De ahí que, si prefieres utilizar el gel de áloe vera como remedio natural para la piel, lo más conveniente es tener algunas plantas para poder usar el gel con cierta frecuencia.

¿Y cómo podemos obtener el gel de áloe vera fácilmente en casa? A continuación te exponemos los pasos que debes seguir:

  1. Eligiendo las hojas más gruesas pertenecientes a las secciones exteriores de la planta de áloe vera, retira 2 o 3 hojas a la vez. Debes asegurarte de que las hojas estén perfectamente sanas, libres de daños, insectos y moho. Es conveniente cortarlas cerca del tallo, ya que la mayoría de sus nutrientes activos se encuentren preferentemente en la base de las hojas. También evita las raíces.
  2. Luego, lava y seca las hojas. Y recorta con cuidado de no cortarte los bordes espinosos con la ayuda de un cuchillo.
  3. Ahora, con la ayuda de un cuchillo o simplemente con los dedos, separa el gel interior del exterior que encontrarás en la hoja. Efectivamente, el gel interior es la parte del áloe vera que siempre usaremos.
  4. Para conseguirlo, deja la planta de áloe vera sobre un cuenco o tazón, para conseguir que la valiosísima savia de color transparente y ligeramente amarillento se escurra de la hoja. Este es el látex del áloe vera, que puedes obtenerlo en un recipiente.
  5. Ahora corta el gel de áloe vera en rodajas o en cubos. 
  6. Por otro lado, si deseas obtener un gel de áloe vera más suave, luego de separar el áloe vera de la parte exterior de la hoja, puedes optar por poner el áloe vera en una licuadora, y posteriormente colar la sustancia resultante con la finalidad de retirar la pulpa.

¿Cómo podemos usar el gel de áloe vera fresco recién obtenido?

Una vez obtenido, existen distintas opciones a la hora de aprovecharnos al máximo de las diferentes cualidades que nos ofrece el gel de áloe vera. Por ejemplo, puedes aplicar el gel directamente sobre la piel, incidiendo con un suave masaje en aquellas zonas que desees tratar, preferiblemente donde se han formado las estrías y las cicatrices. 

También puedes utilizarlo para elaborar distintas recetas de belleza. En estos casos no hay duda que siempre es muchísimo mejor usar gel de áloe vera fresco, recién obtenido, que cualquier otra opción pura que puedas encontrar en tiendas de belleza y herbolarios. Aunque es cierto que, si no es del todo posible obtenerlo (por ejemplo, porque no tienes una planta de áloe vera en casa), entonces es igualmente adecuado optar por gel de áloe vera fresco comprado en las tiendas. A ser posible, es preferible que sea de procedencia orgánica o ecológica, y que únicamente sea gel de áloe vera puro.

No en vano, usar el áloe vera fresco se convierte en una de las opciones más simples y sencillas a la hora de aplicarlo sobre la piel, y aprovecharnos por tanto de todas sus cualidades y beneficios. Basta, como te hemos aplicado, con aplicarte el gel de áloe vera sobre el área afectada que desees tratar (en esta ocasión, por ejemplo, se trata básicamente de la zona donde se hayan formado o se puedan formar las estrías).

Pero, si lo prefieres, también puedes combinar el gel de áloe vera fresco con el aceite de dos cápsulas de vitamina E, lo que convierte a esta mezcla en una maravillosa combinación llena de cualidades hidratantes y nutritivos. Solo debes mezclarlos, y utilizar esta mezcla para masajear la zona durante algunos minutos. Luego deja actuar durante alrededor de 60 minutos. Y, finalmente, lávate la zona con la ayuda de agua tibia. Si lo deseas, para obtener los mejores resultados, repite dos veces al día, preferiblemente por la mañana y por la noche.

La exfoliación con áloe vera también puede convertirse en una opción excelente no solo para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. De hecho, es ideal a la hora de promover la circulación sanguínea y mejorar el suministro del valiosísimo oxígeno en la zona, por lo que es excelente contra las estrías. Para prepararlo únicamente tienes que mezclar a partes iguales gel de áloe vera fresco con café molido. Una vez elaborado, masajéate las estrías durante algunos minutos, fregando literalmente la piel. Luego, deja que la combinación repose durante 15 minutos, antes de enjuagarte con agua tibia y limpiarte con la ayuda de un paño húmedo.

Y, finalmente, nos encontramos con la mascarilla corporal con áloe vera. Y es que como ya te hemos mencionado en otros momentos, ¿quién ha dicho que una mascarilla debe ser únicamente facial? También se convierte en un remedio natural excelente a la hora de proporcionar ingredientes nutritivos y curativos para la piel, aumentando las cualidades antiestrías del áloe vera, gracias a que ayuda a reducir las estrías de forma más rápida. Para prepararla, en un cuenco mezcla dos cucharadas de gel de áloe vera fresco con una cucharada de miel y una cucharadita de aceite de almendras. Combina todos los ingredientes adecuadamente, hasta que se forme una pasta bien mezclada. Luego, aplícatela de forma uniforme sobre las estrías, y deja actuar entre 30 a 35 minutos. Para terminar, enjuágate con agua tibia. Es aconsejable repetir este remedio al menos dos o tres veces por semana.

Recetas de áloe vera para las estrías

Algunas recetas de belleza antiestrías con áloe vera 

No hay nada mejor que aprender a preparar nuestras propias recetas de belleza en casa, principalmente porque se caracterizan no solo por ser tremendamente simples y sencillas de elaborar, sino porque se convierten en una opción ideal para disfrutar de las diferentes cualidades curativas que nos proporcionan muchos ingredientes naturales, de manera que siempre podemos escoger algunos de los que más nos interesen. En este sentido, te proponemos a continuación algunas recetas antiestrías útiles, que te podrían ser de muchísima ayuda. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

Áloe vera con aceite de coco

El aceite de coco virgen se convierte en una opción útil a la hora de hidratar la piel activamente. De hecho, estimula activamente los fibroblastos (que son células que producen colágeno y elastina), y mejoran la barrera cutánea. Eso sí, es imprescindible tener en cuenta que el aceite de coco se caracteriza por ser un aceite comedogénico, lo que significa que podría aumentar el riesgo de brotes de acné, al tapar y obstruir los poros. 

Por este motivo, este remedio que te proponemos no es adecuado para quienes tienen la piel grasa. Al contrario, es aconsejable sustituir el aceite de coco por aceite de jojoba (el cual, además, posee unas propiedades lipídicas muy similares al aceite naturalmente presente en la piel, de manera que esta no tiende a producir más cuando es aplicado sobre ella).

Ingredientes: 1 cucharada de aceite de coco virgen y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: En un cuenco de pequeño tamaño mezcla tanto el aceite de coco como el gel de áloe vera fresco, en las cantidades indicadas. ¡Listo!

Cómo usarlo: Solo tienes que masajear esta combinación sobre las estrías, y dejar actuando durante toda la noche. Si lo deseas, incluso, puedes aplicártelo dos veces al día, una vez por la mañana y la siguiente por la noche, antes de irte a la cama.

Lee también: Aceite de rosa mosqueta ¿elimina las estrías?

Áloe vera con vitamina E

La vitamina E, aplicada de forma tópica en forma de aceite, se convierte en una opción útil para el tratamiento de las estrías, como de las cicatrices y las haridas, gracias a sus cualidades antioxidantes, útiles para  mantener la piel lo más sana y saludable posible.

Ingredientes: 2 cápsulas blandas de vitamina E y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: En primer lugar procederemos a exprimir el líquido que encontrarás en el interior de las cápsulas blandas, que consistirá en un nutritivo aceite de vitamina E. Para ello, simplemente debes pinchar ligeramente cada cápsula con la ayuda de una aguja limpia, y luego exprime su contenido sobre un cuenco o tazón pequeño. Ahora añade el gel de áloe vera fresco, y mézclalo bien. 

Cómo usarlo: Únicamente debes masajear esta mezcla sobre la piel, dejando actuar durante al menos 30 minutos. Si lo deseas, es bastante recomendable repetir este proceso dos veces al día. 

Áloe vera con jugo de limón

El limón parece ser de mucha ayuda a la hora de contrarrestar estrías y cicatrices, puesto que ayudaría a atenuarlas hasta cierto punto, consiguiendo disimularlas y aclararlas ligeramente. No obstante, no es aconsejable el uso del jugo de limón sobre la piel sensible, dado que puede aumentar el riesgo de irritación. 

Ingredientes: 1 cucharadita de jugo de limón y 2 cucharadas de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: Parte un limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. Luego diluye el jugo de limón en media cucharadita de agua. Finalmente, en un cuenco o tazón de pequeño tamaño, vierte el jugo de lión y el gel de áloe vera fresco en las cantidades indicadas.

Cómo usarlo: Aplícate esta mezcla sobre las estrías, dejando actuar hasta que se haya secado por completo. Luego, pasados entre 15 a 20 minutos, enjuaga con agua tibia. Para terminar, completa aplicando una crema hidratante sobre la zona donde te hayas aplicado el jugo de limón. Es recomendable hacerlo una vez al día.

Áloe vera y aceite de ricino

¿Sabías que el aceite de ricino, aunque es menos conocido si lo comparamos con otros aceites vegetales tremendamente más populares como por ejemplo es el caso del aceite de almendras o el aceite de oliva, también ayuda a mantener la piel debidamente hidratada?

No en vano, contiene ácido ricinoleico, que de acuerdo a distintos estudios científicos, ha demostrado ejercer un efecto acondicionador de la piel.

Ingredientes: 1 cucharada de gel de áloe vera fresco y ½ cucharadita de aceite de ricino.

Elaboración: En un cuenco pequeño pon el aceite de ricino y el gel de áloe vera en las cantidades indicadas, y mézclalos bien. 

Cómo usarlo: Masajeate esta mezcla natural sobre las áreas donde se han formado las estrías. Y deja actuar durante 30 minutos (o, a ser posible, durante prácticamente toda la noche). Pasado el tiempo, enjuágate con un poco de agua tibia, y aplícate una crema hidratante. Finalmente, repite dos veces al día, tanto por la mañana como por la noche.

Áloe vera con miel

Es bastante probable que ya conozcas muchos de los beneficios que proporciona la miel al cuidado natural de la piel, debido principalmente a que actúa como un humectante natural. No en vano, es capaz de mejorar la pérdida de agua transepidérmica, gracias a que mejora la absorción de la humedad desde la dermis hacia la epidermis, que se caracteriza por ser la capa superior de la piel. Además, brinda interesantes cualidades nutritivas.

Ingredientes: 1 cucharada de miel cruda y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: En un pequeño cuenco pon la miel cruda y el gel de áloe vera, y mezcla bien hasta conseguir que ambos ingredientes se hayan integrado adecuada y completamente.

Cómo usarlo: Masajea este producto natural sobre la zona afectada, donde se han formado no se pueden mostrar nuevas estrías. Aplica con un suave y ligero masaje. Luego, deja que actúe entre 15 a 20 minutos. Para terminar, enjuaga con agua tibia, y aplícate para terminar una crema hidratante. Se aconseja repetir dos veces al día.

Áloe vera y aceite de oliva

¿Sabías que tanto el aceite de oliva como el áloe vera son dos ingredientes de origen natural que pueden llegar a llevarse tremendamente bien? Si bien es cierto que el aceite de oliva no siempre es del todo eficaz a la hora de disminuir y tratar las estrías, sí se ha demostrado que es útil para la cicatrización de las heridas. Y refuerza las cualidades humectantes e hidratantes del áloe vera.

Ingredientes: ½ cucharadita de aceite de oliva virgen extra y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: En un cuenco pequeño pon el aceite de oliva virgen extra y el gel de áloe vera fresco. Y mezcla bien, hasta conseguir que ambos ingredientes se hayan mezclado adecuadamente.

Cómo usarlo: Masajea la zona afectada donde se hayan formado las estrías con esta excelente, nutritiva e hidratante mezcla. Deja actuar durante 30 minutos. Finalmente, enjuágate la piel con agua tibia, y termina con la ayuda de una crema hidratante. Si lo desea, repite una vez al día.

Áloe vera y puré de aguacate

El aguacate también brinda excelentes propiedades curativas y nutritivas para la piel. De hecho, es sumamente conocido el aceite de aguacate por sus propiedades protectoras, humectantes e hidratantes. Sin embargo, en esta ocasión vamos a preparar este remedio natural antiestrías con un poco de puré de aguacate.

Ingredientes: 1 cucharada de puré de aguacate fresco y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: Parte un aguacate por la mitad, córtalo en varios trizos, y tritúralo con la ayuda de un tenedor. Una vez elaborado el puré, en un cuenco pequeño mezcla el áloe vera y el puré de aguacate. 

Cómo usarlo: Simplemente debes extender una pequeña capa de esta nutritiva mezcla sobre la zona de las estrías, y aplica un suave masaje durante al menos 5 minutos. Luego, deja actuar entre 15 a 20 minutos. Para terminar, enjuágate la piel con agua tibia, y aplícate tu crema hidratante favorita. Es conveniente repetir el proceso al menos una vez por día.

Áloe vera y glicerina vegetal

Un estudio científico publicado en el año 2001 descubrió que una crema hidratante con una formulación de, al menos, un 20% de glicerina es sumamente útil a la hora de mejorar los niveles de hidratación de la piel. Y, como ya te hemos comentado en distintos momentos, una piel debidamente hidratada es ideal a la hora de reducir al máximo el riesgo de formación de estrías.

Ingredientes: 1 cucharadita de glicerina vegetal y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: En un pequeño tazón mezcla la glicerina vegetal y el gel de áloe vera, hasta que se combinen adecuadamente entre sí.

Cómo usarlo: Masajea la mezcla de áloe vera y glicerina vegetal sobre las estrías, dejando actuar durante toda la noche. De esta manera, la glicerina humectará activamente la piel, manteniendo la hidratación el mayor tiempo posible. Si así lo deseas, puedes repetir una o dos veces al día (una de ellas por la mañana, y la siguiente por la ncohe, antes de acostarte).

Áloe vera con manteca de cacao

La manteca de cacao es un ingrediente natural con interesantes cualidades protectoras y humectantes, gracias a que ayuda a retener la humedad en la piel al generar una especie de barrera protectora. Por este motivo, es común encontrarlo como ingrediente activo habitual en muchos productos para el cuidado de la piel, así como en muchas recetas de belleza caseras. De hecho, ayuda a mantener la piel tan hidratada como flexible.

Ingredientes: 1 cucharada de manteca de cacao y 1 cucharada de gel de áloe vera fresco.

Elaboración: Es posible que primero debas derretir la manteca de cacao. Para ello, simplemente colócala en una cacerola a fuego bajo, y remueve hasta conseguir que se derrita. Luego deja que se enfríe ligeramente, y mezcla con el gel de áloe vera, hasta que ambos ingredientes se hayan integrado bien.

Cómo usarlo: Solo tienes que masajear esta combinación sobre las zonas de la piel afectadas. Deja actuar, sin necesidad de enjuagar la piel. Es aconsejable repetir el proceso dos veces al día, preferiblemente tanto por la mañana como por la noche (en esta ocasión, antes de acostarte).

Áloe vera y aceite de rosa mosqueta

No hay duda: el aceite de rosa mosqueta puede convertirse en un ingrediente natural excelente a la hora de prevenir la formación de las estrías, al ayudar a mejorar el aspecto de la piel gracias a que estimula la síntesis de colágeno. De esta manera no solo reduce las que ya se han formado, sino que previene las nuevas. Y lo mismo ocurre con las cicatrices.

Ingredientes: 2 cucharadas de áloe vera fresco y 1 cucharada de aceite de rosa mosqueta.

Elaboración: Mezcla el gel de áloe vera fresco con el aceite de rosa mosqueta.

Cómo usarlo: Aplícate la mezcla sobre las estrías, dejando secar y actuar durante toda la noche. Si lo deseas, puedes repetir este proceso al menos dos veces al día.

Áloe vera y agua de rosas

Aunque el aceite de rosa mosqueta sí ha demostrado ser útil y eficaz contra las estrías, en el caso del agua de rosas se convierte en una opción interesante para mantener la piel sana y saludable. 

Ingredientes: 2 cucharadas de gel de áloe vera fresco y 1 cucharada de agua de rosas (destilada al vapor y perfectamente libre de químicos).

Elaboración: Solo tienes que mezclar el gel de áloe vera con el agua de rosas, combinando bien hasta que ambos ingredientes se hayan integrado.

Cómo usarlo: Con la ayuda de un algodón, empápalo sobre la mezcla de agua de rosas y áloe vera, y aplica sobre la piel. Deja que se seque, vuelve a empapar el algodón y vuelve a aplicarlo nuevamente. Finalmente, deja actuar durante la noche. Es aconsejable repetir dos veces al día.

Envoltura de áloe vera

Además de las distintas recetas de belleza sobre las que te hemos hablado a lo largo del apartado anterior, lo cierto es que también existen determinados remedios naturales con áloe vera que pueden ser igualmente de bastante ayuda. Un buen ejemplo lo encontramos con esta envoltura sobre cuyos pasos queremos hablarte en esta ocasión.

Para elaborarla, y usarla, únicamente debes aplicarte una cantidad considerable de gel de áloe vera fresco (a ser posible, recién obtenido) sobre las estrías, y masajea con suavidad el área a tratar con movimientos circulares, entre 5 a 10 minutos para maximizar los resultados. Luego, envuélvete el área con la ayuda de un paño fino de algodón perfectamente limpio.

Ahora, con una almohadilla térmica o una bolsa de agua caliente, aplica un poco de calor en el área afectada durante al menos 30 minutos, mientras dejamos que el áloe vera haga su trabajo. Es aconsejable repetir este proceso diariamente, durante mínimo un mes, para notar resultados verdaderamente positivos.

Te interesará: Cómo evitar las estrias en el embarazo: consejos

Crema antiestrías de Akento Cosmetics: nuestra recomendación como tratamiento contra las estrías

Crema Antiestrías de Akento Cosmetics

Si además de animarte a elaborar diferentes recetas de belleza con áloe vera, con interesantes cualidades antiestrías, deseas utilizar una crema antiestrías que verdaderamente sea eficaz, debemos hablarte en esta ocasión de las diferentes propiedades que encontrarás en la formulada por Akento Cosmetics, la cual no solo es útil para prevenir la formación de nuevas estrías, sino que también puede ayudar positivamente a la hora de corregir y tratar aquellas que ya se hayan podido formar.

Es adecuado para combatir las estrías y la aparición de las nuevas, gracias sobre todo a su potentísima -y eficaz- formulación. De hecho, contiene una serie de ingredientes activos que actúan acelerando la regeneración celular, para permitir que la creación de piel nueva sea lomás óptima posible, ayudando a minimizar tanto el aspecto como el color de las estrías.

De acuerdo a la marca, esta crema evita eficazmente el desarrollo de nuevas estrías a la vez que disminuye la apariencia y la tonalidad de las ya existentes, promueve la creación de una piel más saludable y fuerte, aumenta la producción de colágeno y de elastina, por lo que tensa y reduce las estrías. También destaca porque es apta para todo tipo de pieles, y gracias a su fórmula de fácil aplicación, puede absorberse rápidamente, no dejando esa incómoda sensción grasa.

¿Y qué ingredientes podemos encontrar en su formulación, que la hacen tan eficaz e interesante en la lucha contra las estrías? Toma nota:

  • Dragon Blood (Sangre de Dragón). Consiste en un extracto que se extrae a partir del látex obtenido del árbol Croton Lechleri, un ingrediente que posee una actividad epigenética natural, con capacidad para regular la expresión de los microARNS implicados en los procesos de envejecimiento, regulando incluso la expresión de los genes involucrados en la regeneración de la piel. Gracias a ello, protege y promueve la salud de la piel, regenerando los tejidos y retrasando el envejecimiento natural de la piel.
  • Glicerina vegetal. Extraído fundamentalmente  a partir de fuentes vegetales, la glicerina es enormemente útil para hidratar la piel activamente, al extraer la humedad del aire presente en el entorno, y “atraparla” -literalmente- en el interior de la piel. Pero sus cualidades no quedan aquí: también mejora la penetración de otros ingredientes en la piel, por lo que ayuda positivamente a que el resto de ingredientes activos sean todavía más efectivos.
  • Hydroxyprolisilane N. Se trata de un silanol que brinda cualidades en firmeza y elasticidad de la piel. Por ejemplo, posee un núcleo de silicio orgánico, el cual es capaz de potenciar un precursor de colágeno, el aminoácido hidroxiprolina. Los silanoles son derivados del silicio orgánico, el cual interactúa con las diferentes proteínas presentes en la dermis (elastina, fibras de colágeno y proteoglicanos), ayudando a mantener la estructura de la pie, haciendo que sea más firme. En resumen: estimula la producción de colágeno, incrementa -y mejora- la proliferación de nuevas células, aumenta la supervivencia de las células cutáneas, y optimiza el proceso de cicatrización (algo esencial cuando hablamos de estrías y cicatrices).
  • Vitamina E. De reconocidísima acción antioxidante, es muy útil para reducir la apariencia de las estrías, y prevenir la formación de las nuevas, al mantener la piel debidamente hidratada y húmeda, y aumentar la elasticidad. También reduce el estrés oxidativo y neutraliza la acción de los radicales libres, que habitualmente se relacionan con el envejecimiento prematuro (esto es, con la aparición de líneas de expresión y arrugas que surgen antes de tiempo).

Esta crema ha sido testada bajo control dermatológico, y no solo es útil en todo tipo de pieles con estrías, y con propensión a la formación de nuevas estrías. También es apta en caso de cicatrices pequeñas, para después de la depilación y el afeitado, y para aplicarla después de haber tomado el sol.

No te vayas sin leer: Aceite de almendras para las estrías: beneficios y cómo usarlo

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete