Alimentos fritos y salud

alimentos-fritos-salud Aunque la fritura (y los alimentos fritos en sí), son un tipo de cocción muy habitual que cada día se lleva a cabo en multitud de hogares de prácticamente todo el mundo.

Publicidad

Sin embargo, no es una opción muy dietética y sana que digamos, dado que consiste en sumergir la comida en abundante aceite, a una temperatura que puede alcanzar los 180º C.

De esta manera el alimento tiende a engrasarse en exceso, provocando una difícil digestión, y repercutiendo de manera muy negativa a nuestra salud, aunque en cierto sentido no nos percatemos de ello.

Cómo conseguir una fritura de calidad

Dado que los alimentos tienden a engrasarse en un considerable exceso, una de las mejores opciones para cuidar la salud y seguir optando por este tipo de cocción, pasa por esperar hasta que el aceite esté bastante caliente antes de introducir el alimento a freír.

Podemos optar por el aceite de oliva (antes que el aceite de girasol), ya que este aceite aguanta muy bien las altas temperaturas.

También debemos evitar que los alimentos se quemen o humeen, dado que, de esta forma, se pueden crear sustancias tóxicas debido a la desnaturalización de los ácidos grasos del aceite.

Publicidad

No podemos olvidarnos en este momento de una recomendación básica que se debe seguir prácticamente tras cada fritura: escurrir bien los fritos con papel absorbente, y secarlos.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Alimentos fritos y salud
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad