cosmo

Descubre cómo preparar un zumo de tomate, espinacas y espárragos blancos, una bebida refrescante y rehidratante llena de beneficios y propiedades, ideal para el verano.

No hay duda que los zumos naturales, ya sean elaborados con frutas o con hortalizas frescas, se están poniendo muy de moda, no solo por la facilidad y rapidez que supone su preparación, sino por ser bebidas llenas de vitaminas y minerales, que nos aportan en definitiva una grandísima variedad de beneficios y propiedades. Hablando de popularidad, un ejemplo claro lo encontramos hoy día en los smoothies, que aunque existen en Estados Unidos desde la década de 1960 no fue hasta hace unos pocos años cuando comenzaron a popularizarse en nuestro país.

Aunque los zumos de frutas y hortalizas tienen la particularidad de poder ser consumidos a lo largo del año, por ser cócteles llenos de nutrientes esenciales con muchos beneficios y cualidades no solo nutritivas, es cierto que dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos es posible no solo encontrarnos con determinados alimentos de temporada con los que elaborarlos, sino que sus propiedades serán las ideales para esa época del año.

Zumo de tomate, espinacas y espárragos

Así, por ejemplo, el zumo de tomate, espinacas y espárragos que te proponemos hoy es una opción ideal para los meses de verano, ya que no solo te ayuda a reducir el calor al ser una bebida tremendamente refrescante y rehidratante; también es excelente para reducir la acumulación de líquidos, una afección tan habitual durante la época estival. ¿Te animas a prepararlo?.

Los increíbles beneficios que te aporta este zumo natural de hortalizas

  • Lleno de nutrientes: este zumo de hortalizas es una bebida excelente desde un punto de vista nutricional, ya que aporta provitamina A, vitamina C y E, además de minerales como el yodo, potasio, fósforo, magnesio y calcio.
  • Diurético y depurativo: los espárragos blancos es un alimento estimulante de la diuresis, por ello este zumo natural es excelente a la hora de prevenir o reducir la eliminación de líquidos, siendo muy útil en caso de retención de líquidos.
  • Bactericida: presenta una acción protectora, lo que unido a su desintoxicante se convierte en una opción adecuada a la hora de prevenir las infecciones urinarias. Como sabes, este tipo de infecciones son muy frecuentes en verano, de ahí que sea interesante su consumo durante la época estival.
  • Desintoxicante: las espinacas son unas plantas con reconocida acción no solo depurativa sino también desintoxicante, por lo que combinadas con el tomate y con los espárragos convierten a esta bebida en una opción deliciosa para desintoxicar nuestro organismo y ayudarnos a eliminar las toxinas acumuladas en él.
  • Antihipertensivo: si tienes hipertensión arterial esta bebida presenta un efecto antihipertensivo, lo que significa que ayuda a reducir la presión arterial elevada de forma totalmente natural.
  • Antioxidante: el tomate es una hortaliza muy rica en licopeno, una sustancia que además de ser protectora frente al cáncer de próstata ayuda a eliminar toxinas y a reducir la acción negativa de los radicales libres.

jugo-tomate-espinacas-esparrago

Además, si tienes problemas de tiroides, estreñimiento, prostatitis, cistitis o bajas las defensas este zumo es ideal porque te aportará nutrientes esenciales para el tratamiento natural de todas estas afecciones.

Cómo preparar el zumo de tomate, espinacas y espárragos

Como verás a continuación, la elaboración de este zumo es en realidad muy sencilla. Además, se prepara en muy pocos minutos y resulta delicioso como bebida refrescante, además de estar sumamente llena de beneficios, propiedades y nutrientes esenciales.

Ingredientes que necesitas

  • 1 tomate grande maduro
  • 5 espárragos blancos (cocidos)
  • 250 gr. de espinacas
  • 1 chorrito de aceite de oliva

Preparación del zumo

Lava las espinacas y el tomate, limpiándolos bien de cualquier rastro de tierra. Retira la parte de arriba del tomate, y luego córtalo en trozos. Corta los espárragos en varios trozos y añade todos los ingredientes en la licuadora, pero antes de comenzar a licuar añade un chorrito de aceite de oliva. Finalmente licúa todo bien, sirve y bebe.

Imágenes | Fotolia / ISTOCKPHOTO / THINKSTOCK

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest