cosmo

¿Cómo hacer un delicioso yogur natural con moras, frambuesas y arándanos? Es un postre muy nutritivo y lleno de beneficios. Te explicamos cómo prepararlo en casa con esta receta.

Seguir una alimentación variada, y sobre todo equilibrada –y saludable- es fundamental a la hora de disfrutar de una buena salud, ya que aportamos a nuestro organismo los nutrientes esenciales que tanto necesita para su correcto funcionamiento. Vitaminas, minerales, antioxidantes, hidratos de carbono, proteínas… cada día necesitamos una cantidad recomendada de todos estos compuestos y nutrientes, y no hay duda que la mejor forma de aportarla es a partir de una dieta lo más sana y variada posible.

En este sentido las frutas destacan sin duda alguna por su amplia riqueza nutritiva y por los distintos beneficios que aportan. En el caso de las bayas se convierten en una opción nutricional siempre recomendable, gracias a su contenido no solo en nutrientes sino también por sus diferentes cualidades. Aunque sean frutas de pequeño tamaño lo cierto es que aportan grandes beneficios, y no solo nutricionales.

Receta de yogur con bayas

Básicamente podríamos definir a las bayas como esas frutas de pequeño tamaño que encontramos sobre todo durante los meses de verano, al ser consideradas como unas frutas de temporada o estacionales. En lo que se refiere a sus cualidades organolépticas destacan por ser tremendamente jugosas, dulces, brillantes y muy coloridas; en definitiva, son fácilmente distinguibles cuando las encontramos en el mercado.

¿Y cuáles son las más populares? Sin ninguna duda podemos mencionar las siguientes: moras, frambuesas y arándanos (que a su vez pueden ser rojos o negros, dependiendo de la variedad). Pero también podemos nombrar otras: zarzamoras, aquéjenles, fresas silvestres, grosellas negras y grosellas rojas.

Los beneficios que te aportan el yogur y las bayas

Cuando combinas el yogur con un buen puñado de bayas puedes disfrutar de un postre lleno de beneficios y propiedades, a disfrutar prácticamente en cualquier momento del día, y delicioso precisamente por su sabor dulce y jugoso. Eso sí, para elaborar este postre es necesario que el yogur sea siempre natural, sin sabores añadidos ni trozos de fruta. ¿Y qué beneficios aportan? Podemos enumerarlos a continuación:

  • Muy rico en flavonoides: las bayas sorprenden por su increíble contenido en antioxidantes naturales, entre los que destacan los flavonoides, que ayudan a reducir la acción tan negativa de los radicales libres y reducen el riesgo de enfermedades crónicas (como por ejemplo la diabetes, las enfermedades cardíacas y el cáncer), evitando que las células sanas sean deterioradas y dañadas por éstos.
  • Beneficios anticancerígenos: las bayas, al ser ricas en antioxidantes naturales, ayudan a la hora de protegernos frente al cáncer. Podemos nombrar como ejemplo las frambuesas, capaces de retrasar el crecimiento de células cancerígenas a partir de un proceso que estimula las células a morir.
  • Mejoran la pérdida de peso: las bayas son muy ricas en antocianinas, capaces de alterar la actividad de los genes presentes en las células grasas, dificultando el aumento de peso especialmente si son consumidas con mucha asiduidad.
  • Muy buenas para los ojos: destacan en este sentido bayas como las frambuesas y los arándanos, que son ricos en luteína, un compuesto muy beneficioso para la salud de nuestros ojos.
  • Ayudan a prevenir el estreñimiento: las bayas poseen un alto contenido en fibra, fundamental para prevenir el estreñimiento cuando su consumo es regular.

Yogur con moras, frambuesas y arándanos

Cómo preparar yogur con bayas

Una opción nutritiva y deliciosa a la hora de disfrutar de las diferentes cualidades nutritivas y saludables que nos aportan estos maravillosos alimentos es preparando fácilmente en casa un exquisito yogur con bayas. ¿Cómo? Te lo explicamos a continuación:

  • Ingredientes que necesitas: 1 yogur natural, 1 puñado de moras, 1 puñado de frambuesas y 1 puñado de arándanos.
  • Preparación del yogur con bayas: pon el yogur en un cuenco amplio y trata de batirlo un poco. Lava bien todas las bayas y añádelas al yogur. Si lo deseas mezcla bien con ayuda de una cuchara. ¡Listo!. Puedes endulzar con un poco de miel o panela.

Como ves, la preparación de este postre es muy sencillo y fácil. Además, por sus cualidades se convierte en una opción muy nutritiva para desayunos y meriendas. Como las bayas son alimentos de temporada que puedes encontrar frescas en verano, una opción a la hora de disfrutarlas también el resto del año es congelarlas en bolsitas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest