¿Cómo vivir sin vesícula biliar?

Vivir sin vesícula biliar ¿es posible? En este sentido, ¿cómo vivir sin vesícula? Es fundamental conocer determinados hábitos dietéticos y de salud que ayudarán cuando este órgano ha sido extirpado.

Junto con el hígado (descubre de qué forma es posible depurar el hígado), la vesícula biliar es un pequeñísimo órgano que almacena la bilis producida por el hígado, liberándola al duodeno para que éste intervenga en el proceso de digestión.

vivir sin vesícula

A la hora de cuidar la vesícula, resulta fundamental prevenir la formación de cálculos en su interior, una patología que recibe el nombre de colelitiasis, y que en muchas ocasiones no causan síntomas y se descubren por sorpresa cuando se toman radiografías de rutina.

La vesícula es un órgano que, además de las piedras en la vesícula, puede verse afectada por la inflamación aguda (trastorno que se agrava cuando el hígado también se encuentra inflamado), por alguna afección o por la aparición del denominado como hígado graso, tan común a día de hoy debido al aumento del sobrepeso, la obesidad y el consumo de alcohol.

Aunque es importante cuidar la vesícula a partir de la dieta, evitando el tabaco y el alcohol y reduciendo los alimentos que producen gases, existen muchas personas que viven sin vesícula biliar, principalmente porque ésta fue extirpada tras una intervención quirúrgica.

¿Es posible vivir sin vesícula biliar?

Teniendo en cuenta que la vesícula biliar se encarga de almacenar la bilis producida por el hígado y una vez almacenada tiende a liberarla al duodeno, en muchos momentos puede resultar difícil pensar que es posible vivir sin ella.

Si tenemos en cuenta las principales funciones que llevaba a cabo la vesícula, es evidente que dado que este pequeño órgano se encargaba de mejorar la solubilidad del colesterol, las grasas y vitaminas para una mejor absorción, tras su extirpación el alimento tendrá un proceso digestivo mucho más pesado y lento.

De hecho, la bilis que anteriormente se almacenaba en la vesícula ahora pasa directamente al intestino, por lo que es fundamental la adopción de determinados hábitos dietéticos. Por tanto, sí es posible vivir sin vesícula, pero es aconsejable cambiar la alimentación tener en cuenta algunos hábitos de salud básicos.

Hábitos dietéticos y de alimentación para personas sin vesícula biliar

  • 5 comidas al día y más ligeras: deforma que ayudamos al hígado, intestinos y estómagos a que tengan más tiempo para asimilar y absorber mejor el alimento.
  • Beber suficiente agua: lo recomendable es beber de 1,5 a 2 litros de agua diarios, cuanto más pura y con menos sodio mejor.
  • Alimentación sana y saludable: es conveniente aumentar el consumo de frutas y vegetales, aunque no es aconsejable mezclarlas con otro alimento, dado que al digerirse fermentará y generará alcohol.

Dieta sin vesícula biliar

A los diferentes hábitos dietéticos y de alimentación indicados anteriormente, es aconsejable tener en cuenta las siguientes recomendaciones de cómo debe ser la dieta sin vesícula biliar:

  • Alimentos recomendables: frutas (como la manzana, uvas, melón, papaya, naranja y ciruela), vegetales (los mejores son los vegetales verdes) y verduras semi-cocidas, cereales integrales y arroz integral, legumbres (como las lentejas y las judías, aunque sin abusar de ellas), carnes blancas sólo asadas y aceite de oliva.
  • Bebidas recomendadas: jugos de frutas naturales, leches vegetales (como la leche de soja), tés (como el té verde y el té rojo) e infusiones.
  • Alimentos que debes evitar: productos “light” ya que desequilibran el metabolismo natural de nuestro cuerpo, carnes rojas, alimentos fritos, comida rápida, embutidos, leche de vacas y derivados (como los quesos y yogures), harinas blancas y derivados (como galletas, cereales refinados o pan blanco) y azúcar refinado (azúcar blanco).

Hábitos de salud recomendables para personas sin vesícula

  • Practica ejercicio físico cada día: no solo será beneficioso para tu salud en general, sino que ayudará a que tu intestino se mantenga activo, eliminando activamente todo aquello que tu cuerpo no necesita.
  • Disfruta de una vida más relajada: aléjate del estrés y de la ansiedad y trata de vivir de forma más tranquila. No olvides de la tensión emocional y nerviosa es perjudicial para tu salud en general  y particularmente para tu hígado y tu estómago.
  • Practica alguna terapia relajante: técnicas como el yoga o la relajación pueden serte de utilidad para ayudarte a disfrutar de una vida muchísimo más tranquila.

Imagen | jojomzz

1 comentario a este artículo
  1. El Articulo Vivir sin Vesicula Biliar es muy importante lo voy a compartir con mi hijo mayor y miesposa quienes fueron intervenidos con esta cirugia

Comenta en Natursan