Propiedades de la vitamina F

La vitamina F no es una vitamina en sí misma, aunque sí aporta importantes beneficios y propiedades nutricionales, gracias a que es un nutriente saludable fundamental en nuestra alimentación.

vitamina fExisten una gran diversidad de vitaminas, que destacan sobretodo por ser nutrientes esenciales presentes en la mayoría de los alimentos que consumimos cada día, las cuales participan en una gran variedad de funciones de nuestro organismo, siendo indispensables para su correcto funcionamiento.

Aunque existen vitaminas muy conocidas desde un punto de vista popular, es cierto que pocas personas conocen a ciencia cierta qué se esconde o qué es la denominada como vitamina F.

¿Qué es la vitamina F?

A pesar que es llamada de esta forma, lo cierto es que la vitamina F no es en sí una vitamina, sino que de esta manera denominamos a los ácidos grasos insaturados, imprescindibles para nuestro organismo, y destacando sobretodo el ácido linoleico.

La vitamina F son ácidos grasos poliinsaturados, los cuales se dividen sobretodo en omega-3 y en omega-6, sobre cuyas virtudes y beneficios ya te hemos hablado en muchos momentos.

Beneficios nutricionales de la vitamina F

La vitamina F (o, lo que es lo mismo, los ácidos grasos poliinsaturados) resultan interesantes a la hora de reducir los niveles de colesterol alto, disminuyendo los niveles de colesterol malo y aumentando el colesterol bueno.

Por ello el consumo de alimentos ricos en vitamina F resulta interesante a la hora de cuidar nuestro sistema cardiovascular, ya que disminuye la hipertensión y cuida y protege nuestras arterias.

Es capaz de fortalecer el sistema inmunológico, por lo que es interesante para aumentar las defensas.

Asimismo, se convierte en un nutriente interesante en el tratamiento de la depresión.

Alimentos ricos en vitamina F

Destacan sobretodo los siguientes alimentos:

  • Pescados azules: como el salmón, las caballas, sardinas y atún.
  • Frutos secos: como las nueces, almendras y cacahuetes.
  • Aceites: como el aceite de oliva, girasol, soja y semillas.

Imagen | orinoko42

Comenta en Natursan