cosmo

La verbena es una planta medicinal con beneficios útiles para elevarnos el ánimo. Descubre todas sus propiedades, contraindicaciones y remedios caseros.

La verbena es una planta medicinal perteneciente a la familia de las “Labiadas” y su nombre científico es “Verbena officinalis”. Esta planta medicinal se utiliza para tratar diversas afecciones por las propiedades que posee.

Entre las propiedades de la verbena más importantes podemos destacar sobre todo que se trata una planta con cualidad antiespasmódica, que actúa a su vez como tónico nervioso, sedante, analgésica, diaforética, analgésica, emenagoga, hepatoprotectora, expectorante, pectoral y antibiloso.

Beneficios de la verbena

En lo que se refiere a los principios activos de la verbena, es necesario mencionar la presencia de la verbenalina (un glucósido amargo), aceites esenciales, taninos y mucílagos.

La verbena se utiliza para tratar y combatir estados de ansiedad, depresión y melancolía, ya que ayuda a fortalecer el sistema nervioso. Por otro lado, se utiliza también en caso de fiebre ya que posee propiedades diaforéticas. También es usada para preparar enjuagues bucales y es indicada para afecciones en las encías.

Además la verbena por sus propiedades hepatoprotectoras ayuda a proteger tanto el hígado como la vesícula biliar, a la vez que es depurativo de la sangre.

Las propiedades analgésicas de la verbena la hacen eficaz para calmar el dolor causado por ciática, esguinces, tendinitis, contracturas musculares, dolor de espalda, cervicales, dolor de cabeza.

Esta planta medicinal podemos utilizarla tanto para consumo interno como para uso externo.

Remedios naturales con verbena

Con la verbena podemos preparar diferentes remedios y por sus propiedades en algunos casos el mismo preparado tiene varias utilidades, para tratar varias afecciones.

Infusión de verbena relajante para el estrés o ansiedad

La verbena es una planta medicinal con diversas propiedades y en este caso la infusión de verbena por sus propiedades sedantes y sus beneficios para fortalecer el sistema nervioso nos viene bien para casos de ansiedad, estrés, melancolía, apatía.

Prepararemos la infusión con 3 cucharaditas de planta seca de verbena y una taza de agua mineral.

Ponemos el agua a hervir y una vez que comience a hervir añadimos la verbena. Apagamos el fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 minutos. Colamos la infusión y cuando esté tibia ya podemos tomarla.

De esta infusión podemos tomar 2 o 3 tazas al día.

remedios-verbena

Compresas de verbena para calmar el dolor de ciática

Para preparar las compresas o cataplasma de verbena necesitamos un puñado de hojas frescas.

En un calentador ponemos un vaso de vinagre y añadimos las hojas de verbena.

Reducimos el fuego y dejamos cocer las hojas de verbena en el vinagre, hasta que el vinagre se evapore.

Retiramos del fuego y envolvemos las hojas calientes en la gasa o compresa y a continuación lo colocamos sobre la ciática o zona donde está el dolor.

Compresas de verbena para las migrañas

Para preparar este remedio tenemos primero que hacer una decocción con hojas secas de verbena.

La decocción la prepararemos con 3 cucharaditas de hojas secas de verbena y una taza de agua mineral.

Ponemos al fuego el agua y la verbena todo junto a hervir. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos hirviendo durante 15 minutos. Retiramos del fuego colamos y dejamos enfriar.

Cuando esté fría humedecemos la compresa o pañuelo en el preparado y lo colocamos sobre la frente.

Nos ponemos cómodos y mantenemos durante 5 minutos. Volvemos a repetir mojando la compresa hasta que el dolor se calme.

Otra opción es: machacar las hojas frescas de verbena y colocarlas sobre la frente.

Gárgaras de verbena para el dolor de garganta

Para preparar las gárgaras con verbena prepararemos una infusión con planta seca de verbena.

Ponemos al fuego una taza de agua mineral y cuando comience a hervir agregamos dos cucharadita de planta seca de verbena.

Apagamos el fuego, tapamos la infusión y dejamos reposar durante 10 minutos. Colamos la infusión y cuando esté fría ya podemos hacer los gargarismos.

Los gargarismos podemos hacerlos 3 veces al día.

infusion-verbena

Contraindicaciones de la verbena

La verbena tomada o aplicada en las dosis o forma aconsejada por los profesionales terapéuticos no tiene por qué ser dañina o tóxica.

Por eso es aconsejable dejarse guiar por los profesionales a la hora de adquirir la planta, así como seguir las dosis, pautas e instrucciones de los prospectos cuando compremos la verbena tanto en planta fresca, seca o cualquier otro formato de verbena.

La verbena sin embargo está contraindicada en los siguientes casos:

  • Personas alérgicas o que hayan presentado intolerancia a las plantas de la familia de las Labiadas.
  • Durante el embrazo.
  • Durante el período de lactancia.
  • En niños.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest