cosmo

Establecimientos de McDonald’s, Pizza Hut, KFC, Starbucks y Burger King en Shanghái (China) vendían carne podrida y en mal estado. Descubre más sobre esta noticia.

Seguramente recordarás que, el pasado año, varias noticias saltaron a los medios de comunicación después de la publicación de un informe sobre la calidad de las hamburguesas de supermercado según la OCU, en el que se constataba la presencia de trazas de carne de caballo en algunos de los productos analizados (y, sobretodo, tras la polémica de la presencia de esta carne en productos cárnicos en los que supuestamente no existía).

Poco tiempo después de la publicación de dicho informe, sabíamos que Buitoni había retirado pasta que contenía carne de caballo en sus ravioli. Y pocos días más tarde, sabíamos que las albóndigas de Ikea Kottbullar también contenían carne de caballo.

Carne podrida vendida en China

Lo cierto es que, como ya indicábamos en el artículo en el que nos preguntábamos si ¿comer carne de caballo es malo para la salud?, la realidad es que comer este tipo de carne es sumamente adecuado desde un punto de vista nutricional, gracias a su riqueza en minerales (hierro, potasio y fósforo principalmente), vitaminas del grupo B y proteínas de alto valor biológico. Pero la polémica se debía sobretodo al mal etiquetado de dichos productos, que al parecer no debían contener carne de caballo y sin embargo sí la poseían.

En esta ocasión nos hemos enterado de otra noticia relacionada, pero –seguramente- muchísimo más alarmante y terrible que las que conocíamos el pasado año: autoridades de Shanghái (en China) han alertado que varias cadenas de comida rápida vendían carne en mal estado, debido al suministro del proveedor cárnico Compañía Alimentaria Husi, afectando a locales de McDonald’s, Pizza Hut, KFC, Starbucks y Burger King.

La situación se conoció de la mano de la cadena china Dragon TV, que mostraba imágenes grabadas en el interior de una planta de procesamiento cárnico de la compañía Husi, en la que se veía cómo el personal recogía carne del suelo y la arrojaba a la maquinaria procesadora. En el caso particular de los populares “McNuggets”, los trozos de pollo que se descartaban por los controles rutinarios de las autoridades eran reprocesados cuantas veces fuera preciso hasta que superaban el control.

También se ha sabido de la existencia de un correo electrónico interno enviado por el equipo de gestión de Husi a sus empleados, en el cual se les exigía que aumentaran la fecha de caducidad de 10 toneladas de carne de ternera congelada.

Después de conocerse el escándalo, un funcionario de la Administración Municipal de Alimentación y Medicamentos del Gobierno de Shanghái confirmó el cierre de las instalaciones de Husi, mientras que McDonald’s y Yum! Brands (que controla Pizza Hut y KFC), se disculparon en un comunicado, mientras que la segunda de las marcas avisó de que determinados productos podrían dejar de estar disponibles durante cierto tiempo en China.

Vía | Cadena Ser

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest