cosmo

Cada vez es más frecuente el uso de los cepillos de dientes eléctricos, al igual que también es normal que surjan muchas dudas y mitos, pueden hacer pensar si es adecuado o no utilizarlo para limpiar los dientes y la boca.

Aunque a día de hoy son muy comunes encontrarlos en las casas de muchas personas, y en las estanterías de muchas tiendas de electrónica e incluso en los supermercados, lo cierto es que hasta hace unos años su uso no se había extendido tanto. De hecho, en la actualidad es igual de sencillo encontrarnos con un cepillo de dientes eléctrico de la misma manera que podemos adquirir uno manual. Y, como ocurre con éstos, lo hay de distintas marcas y de diferentes precios, de manera que a la hora de elegirlos se abre ante nuestros ojos todo un abanico de posibilidades varias.

La realidad es que el cuidado de los dientes es fundamental, siendo conveniente y adecuado realizarlo al menos 3 veces al día, sobre todo cada vez que comemos. Pero no es aconsejable lavarnos los dientes inmediatamente después de haber comido, dado que durante el cepillado los ácidos y azúcares tienden a expandirse, de manera que no dejamos que es esmalte se recupere, especialmente si hemos comido alimentos azucarados o bebidas ricas en azúcar.

Cepillo de dientes eléctrico

Si en algún momento te has planteado la posibilidad de probar con un cepillo eléctrico y empezar a limpiarte los dientes y cepillarte la boca con él, es bastante posible que te hayan surgido algunas dudas al respecto. ¿Es adecuado? ¿Es beneficioso? ¿Tiene algún tipo de contraindicación, o puede ser malo para la salud de mis dientes y para mi salud bucal?.

A pesar de que existen muchos mitos al respecto, debemos tener algo claro: el uso del cepillo dental eléctrico es igual de seguro que el uso de un cepillo de dientes manual. De hecho, el cepillo eléctrico supone una mejora y optimización de recursos, al ser más efectivo en la limpieza gracias a su acción rotatoria. Se trata de un movimiento completamente seguro, que permite que el área de las cerdas sea más diminuta, de forma que alcanzan aquellos lugares que un cepillo manual difícilmente alcanzaría.

Cepillo de dientes

No obstante, eso no implica que el cepillo eléctrico sea mejor o peor que el cepillo manual común. Ambos son efectivos, pero lo cierto es que gracias a la cabeza rotatoria que posee el cepillo eléctrico tiende a limpiar mejor entre los dientes, evitando la formación de sarro. Además, el cepillo eléctrico es más efectivo a la hora de prevenir la caries dental, la periodontitis y la gingivitis.

Eso sí, no es aconsejable el uso del cepillo eléctrico a quienes tengan las encías sensibles, dado que este tipo de cepillo es algo más agresivo con ellas que el cepillo común. Si a pesar de ello quieres utilizarlo, debes tener presente hacerlo con cuidado y sin apretar las cerdas contra tus encías.

Imágenes | yoppy / Linda

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest