cosmo

La ortiga es una planta medicinal con muchos usos no solo para la salud o la belleza, sino particularmente para la piel y también para la cocina. Te desvelamos también sus principales contraindicaciones.

Desde tiempos remotos la ortiga ha sido utilizada por sus propiedades medicinales. Las ortigas (Urtica), pertenecen a la familia de las Urticaceae, una amplia familia, y existen unos cincuenta géneros de ortiga, la ortiga más común es la ortiga mayor (Urtica dioica) conocida también como ortiga verde.

Lo que más caracteriza a esta planta y por lo que se le conoce y a veces se le rehúye es por ser urticante, sus hojas están provistas de unos pelillos que al roce con la piel produce picor, ronchas, escozor e irritación y que no tarda mucho en desaparecer.

ortiga

A pesar de que no goza de buena fama por lo que anteriormente hemos mencionado, la ortiga posee muchas virtudes beneficiosas para nuestra salud.

Entre las propiedades beneficiosas para nuestro organismo destacamos las siguientes: es antioxidante, antianémica, diurética, depurativa, astringente, expectorante, antidiabética, cicatrizante, antibacteriana, antihistamínica y antiinflamatoria, antirreumática.

Nutricionalmente las ortigas nos aportan vitaminas del grupo A, B, C, E, y minerales como hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, zinc, sílice.

Principalmente se utilizan las hojas frescas y también secas, si no podemos conseguirlas frescas podemos adquirirlas en los herbolarios, parafarmacias y en tiendas de productos naturales.

Conoce los usos de la ortiga

Como hemos titulado este artículo la ortiga tiene muchos usos que a continuación iremos señalando: en el ámbito de la salud, la belleza, la cocina, en el hogar y en el jardín.

Usos de la ortiga en el ámbito de la salud

En el ámbito de la salud la ortiga se aconseja para combatir los estados de fatiga o cansancio, por sus efectos remineralizantes.

Los principales usos medicinales de la ortiga

La ortiga además tiene acción calmante, esto la convierte en eficaz para tratar los dolores musculares, articulares o de reuma.

También previene frente a la osteoporosis y nos ayuda a mantener en buena forma tanto los huesos como los cartílagos.

Usos de la ortiga en belleza

La ortiga aparece formando parte en la elaboración de champús, en productos para fortalecer las uñas y en cosméticos para la cara.

Para el cabello, la ortiga es ideal ya que regula la producción de grasa en el cuero cabelludo, con lo que se reduce la aparición de la caspa.

También ayuda a fortalecer el cabello, prevenir la caída y estimular su crecimiento. Para las uñas la ortiga ayuda a fortalecer las uñas frágiles y quebradizas. La ortiga también beneficia en casos en los que se tenga acné.

Usos de la ortiga en la cocina

Como hemos dicho anteriormente la ortiga produce picores cuando la tocamos, por lo que antes de manipularlas debemos protegernos las manos con guantes.

Una vez que las cocinemos o las escaldemos, no pican con lo que podemos comerlas tranquilamente.

Antes de prepararlas en recetas de comida o en infusiones debemos lavarlas siempre que sean las hojas frescas.

También se pueden hacer infusiones con flores secas que podemos conseguir en herbolarios o poner a secar nosotros mismos las hojas de ortiga sí las tenemos a nuestro alcance.

La ortiga se prepara como cualquier otra verdura, para cocinar se utilizan las hojas frescas o los brotes tiernos de ortiga, con ella podemos preparar sopas, incluirlas en potaje con las demás verduras, en ensaladas, tortillas, crema de ortigas, acompañando recetas de carne, de pescado, con arroz, con pasta, con patatas.

Usos de la ortiga para la piel

Usos de la ortiga en el jardín

Por su alto contenido en nitratos y sales de hierro la ortiga se utiliza en la agricultura ecológica y es muy apropiada para fortalecer las plantas tanto las plantas que tengamos en el interior de la casa como las que tengamos en el huerto.

Contraindicaciones de la ortiga

La ortiga puede presentar algunas contraindicaciones, algunas personas pueden presentar alergia a la ortiga como a cualquier otra planta medicinal.

El consumo de ortigas no se aconseja en los siguientes casos:

  • En niños menores de 12 años.
  • En mujeres embarazadas.
  • Personas que lleven tratamiento inmunodepresores.
  • Personas con problemas cardiacos.
  • Personas con edemas.
  • Personas con problemas renales.
  • Personas con hipertensión.
  • Personas diabéticas.

La ortiga crece de manera silvestre, es una planta que absorbe fácilmente los pesticidas y metales pesados que se encuentran en el suelo, sí acaso decidiéramos salir al campo en busca de ellas es mejor no recogerlas en lugares que estén cerca de la carretera para evitar que tenga sustancias tóxicas y estén contaminadas.

A la hora de recogerlas es mejor ir provistos de unos guantes, así como de unas tijeras para poder cortar los tallos.

Una vez que las hayamos recolectado las lavaremos antes de utilizarlas, y también podemos ponerlas a secar en lugar oscuro y una vez secas las conservaremos en un sitio fresco y así las tendremos listas para preparar tés o infusiones.

Si no pudiéramos tener a mano las ortigas frescas podemos recurrir a un herbolario y conseguirlas en forma de hojas secas y en otros formatos como, cápsulas, grageas, extracto.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest