cosmo

Las uñas frágiles, también conocidas como uñas quebradizas, son un trastorno común que afecta a muchos personas. Descubrir por qué aparecen y cómo tratarlas de forma natural es útil para cuidarlas.

¿Sabías que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo? Lo más habitual es preocuparnos por su cuidado, y de hecho solemos hidratarla utilizando cremas hidratantes y nos ocupamos en su protección prácticamente cada día. Pero, ¿sabes que no ocurre lo mismo con las uñas?. Las uñas, de hecho, no solo cumplen funciones estéticas o decorativas: protegen los extremos más sensibles de los dedos tanto de las manos como de los pies, sirviendo de protección contra lesiones, ayudan a tomar objetos pequeños y además proporcionan apoyo.

Lo cierto es que, como ocurre con la piel, las uñas de los dedos de las manos pueden informar acerca de nuestro estado de salud. En la mayoría de los casos, cuando aparece alguna anomalía en la uña suele ser debido sobre todo a la existencia de determinados déficits nutricionales, especialmente si se sigue una dieta poco sana, variada y equilibrada. Aunque también pueden surgir como consecuencia de enfermedades y afecciones.

Uñas frágiles

¿Qué son las uñas frágiles o quebradizas?

Las uñas quebradizas o frágiles son aquellas que se rompen con facilidad, o que en lugar de romperse tienden a abrirse por delante. Suelen ser fácilmente distinguibles, ya que por lo general presentan poca resistencia y muy poco grosor.

Es decir, se caracterizan sobre todo por ser uñas con tendencia a romperse, fracturarse o quebrarse con muchísima facilidad.

¿Por qué aparecen?

En realidad son varias las causas que pueden influir en la aparición de las uñas frágiles. Podemos mencionar:

  • Procesos traumáticos: los golpes pequeños, incluso aquellos que no nos damos cuenta, tienden a causar micro roturas y pequeños traumas que debilitan la uña.
  • Uso de determinados productos: en especial determinados productos químicos, como por ejemplo disolventes, detergentes alcalinos, algunos cosméticos, esmaltes y endurecedores con mucho contenido en formol, así como quitaesmaltes abrasivos.
  • Seguir una alimentación inadecuada: mantener una dieta poco equilibrada, sana y variada influye en que aparezcan déficits nutricionales, lo que a su vez causa una falta de vitaminas y de minerales.

Cómo tratar las uñas frágiles naturalmente

Infusión de cola de caballo

A la hora de cuidar las uñas y mantener una buena salud no solo es necesario cuidarlas externamente, también es conveniente hacerlo de manera interna. Para ello podemos disfrutar de las cualidades de la cola de caballo, una planta muy rica en sílice, la cual ayuda a fortalecer las uñas frágiles impidiendo que se rompan con facilidad.

Para elaborar la infusión necesitas una cucharadita de cola de caballo seca y el equivalente a una taza de agua. En primer lugar pon el agua en un cazo y lleva a ebullición. Luego añade la cola de caballo y deja hervir 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos. Cuela y bebe.

Si lo deseas puedes tomar esta infusión una vez al día, hasta que la salud de las uñas mejore.

Baño de uñas con aceite de ricino

El ricino es una planta ideal para fortalecer las uñas naturalmente, ya que en su composición encontramos determinadas sustancias y compuestos útiles para las uñas frágiles y quebradizas.

Baños de uñas

Una opción natural interesante es remojar las uñas en aceite de ricino durante al menos 5 minutos, lo que ayudará a endurecer las uñas.

Baño de uñas con infusión de romero

Además del baño de uñas con aceite de ricino, la infusión de romero también es útil para endurecer aquellas uñas que se rompen con facilidad.

Para disfrutar de sus cualidades debes hervir en un cazo una taza de agua y una cucharadita de romero fresco. Deja que hierva 10 minutos. Luego apaga el fuego y deja que se enfríe un poco. Finalmente remoja las uñas en el líquido durante 10 minutos.

Imágenes | iStock

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest