cosmo

Las truchas de castañas son un dulce ideal para disfrutar en las tardes de otoño. Descubre cómo hacerlas en casa con esta receta maravillosa para compartir con quienes más quieres.

Si te hablamos de las truchas es bastante probable que las primeras que te vengan a la cabeza sean las populares truchas de batata, ese maravilloso postre por excelencia de las comidas, cenas e incluso meriendas en los días navideños. Pero es cierto que también existen otras opciones igual de conocidas, como por ejemplo es el caso de las truchas de cabello de ángel.

En cualquier caso, no hay duda que nos encontramos ante un dulce típico y tradicional que invita a una amplísima diversidad de rellenos: las hay de plátano, de chocolate, de calabaza, de almendras…

Receta de truchas de castañas

Pero si existe una opción excelente y completamente distinta y única para disfrutar durante los días más otoñales del año, esas son las truchas de castaña, que nos permiten disfrutar de la textura crujiente y característica de la masa de trucha, con un relleno verdaderamente otoñal.

Como de buen seguro sabrás, las truchas son unas masas (generalmente de harina o utilizando directamente las obleas típicas que se usan para la elaboración de empanadillas), que se rellenan con distintos ingredientes dulces. Son tremendamente comunes y populares en las Islas Canarias, desde donde han “viajado” hasta llegar a países bien diversos, donde también se elaboran habitualmente.

En las Islas Canarias, por ejemplo, es muy común su preparación y disfrute sobre todo durante los meses de noviembre y diciembre, convirtiéndose así en un dulce típico tradicional propio del otoño y del invierno, y más especialmente de la Navidad.

En esta ocasión te proponemos una maravillosa receta otoñal, ideal para disfrutar durante las tardes frías de otoño. Unas exquisitas truchas de castañas, para acompañar una maravillosa taza de café o de té caliente, o incluso un licor de hierbas que nos ayude a entrar en calor durante estos días (recuerda eso sí que el alcohol debe siempre consumirse con moderación).

pure-castanas-truchas

Receta de truchas de castañas

Como verás, la elaboración de estas truchas es realmente fácil y sencillo. Con la diferencia de que, por ejemplo, en lugar de utilizar batatas para su preparación optaremos por castañas (el fruto seco por excelencia del otoño). Tardarás en prepararlas en torno a 1 hora, y en cocinarlas unos 30 minutos aproximadamente.

Ingredientes principales:

  • 1 kg. de castañas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de anís estrellado
  • 1 ramita de canela
  • 200 ml. de leche
  • Agua
  • 1 paquete de obleas (para empanadillas)
  • Aceite de oliva suave
  • Azúcar glas
truchas-de-castanas-receta

Preparación de las truchas de castañas:

  1. En primer lugar debemos pelar las castañas, algo complicado si intentamos hacerlas cuando están crudas. Por ello vamos a empezar cociéndolas. Para ello hacemos un pequeño corte en cada castaña con la ayuda de un cuchillo afilado. Pon agua en un cazo y pon las castañas a hervir durante al menos 10 minutos.
  2. Pasado este tiempo retira las castañas poco a poco, y con ayuda del mismo cuchillo afilado pela las castañas retirando la piel dura externa y la piel fina de su interior. La castaña debe quedar completamente limpia.
  3. Ahora pon las castañas peladas y limpias en una cacerola, cúbrelas con leche y lleva a ebullición. Añade una ramita de canela y deja que las castañas se cuezan durante 15 minutos.
  4. Luego, con la ayuda de una batidora, tritura las castañas conjuntamente con la leche. Debes obtener una textura espesa, para que al formar las truchas y poner el relleno éste no se salga.
  5. ¡Listo! Ya tienes preparado tu puré de castañas. Ahora vamos a proceder a elaborar las truchas propiamente dichas.
  6. Ahora abre cada oblea con cuidado, moja el círculo de la oblea con un poco de agua con la ayuda del dedo índice y rellénala una a una con el puré de castañas. No las rellenes mucho para que luego puedas cerrarlas bien sin que el relleno se salga. Una vez rellena ciérralas con la ayuda de un tenedor, aplicando un poco de fuerza en el borde de la oblea (de esta forma conseguirás cerrar la masa, y por otro lado le darás la típica forma de trucha).
  7. Pon abundante aceite de oliva suave en una sartén y cuando esté caliente fríe las truchas rellenas con cuidado, dorándolas por ambos lados. Una vez listas escurre bien el aceite.
  8. Para terminar, espolvorea un poco de azúcar glas por encima. ¡Listas!.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest