cosmo

Si existe una receta tradicional para Cuaresma y Semana Santa esa es las torrijas de vino tinto, un postre también ideal para las tardes de otoño e invierno. Descubre cómo hacerlas en casa.

No hay duda que siempre que comienza a hacer frío, bajan las temperaturas y el mal tiempo empieza a hacer acto de presencia, se nos apetece preparar en casa postres típicos del otoño y del invierno e inundar la casa de aromas y olores simplemente tan deliciosos como maravillosos. Es el caso de las torrijas, un postre que aunque sea típico de Cuaresma y de la Semana Santa en nuestro país, también se constituye como un postre excelente para las tardes otoñales e invernales, y en una opción maravillosa para las fiestas navideñas. Son, en definitiva, las tradicionales torrijas de leche y miel.

¿Sabías que son también conocidas con los nombres de tostadas o torrejas y que ya en el siglo XIV encontramos una receta en el recetario de Taillevent (titulado Le Viander) que consistía en un plato rebañado en yema de huevo batido antes de pasarlas por la sartén y espolvorearlas por azúcar?.

Receta de torrijas de vino tinto

Pero también existe otra deliciosa receta propia de los días de Cuaresma y de Semana Santa que destaca igualmente por ser una opción tan tradicional y popular como las torrijas de leche. Son las torrijas de vino tinto, un plato muy común en las casas españolas hace ya algunas décadas, que disfrutaban los más pequeños en las frías tardes de invierno. Y es que, efectivamente, nos encontramos ante un postre que también pueden disfrutar los niños, porque el alcohol contenido en el vino se evapora prácticamente por completo durante el proceso de preparación de la infusión.

¿Te animas a preparar unas torrijas igual de tradicionales pero diferentes en casa? Son ideales precisamente para disfrutar en las tardes de otoño e invierno, por ejemplo durante la merienda, convirtiéndose así en un postre tan nutritivo como delicioso.

Cómo hacer torrijas de vino tinto

Ingredientes que necesitas:

  • 1 barra de pan algo duro
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de agua
  • 60 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar
  • Canela en polvo

torrijas-de-vino-tinto-receta

Preparación de las torrijas con vino tinto:

En primer lugar debemos evaporar el alcohol presente en el vino tinto y combinarlo con el azúcar para obtener una deliciosa infusión dulce. Para ello pon en un cazo el azúcar, el agua y el vino tinto, y calienta al fuego hasta que comience a hervir, dejándolo hirviendo a fuego medio durante 5 minutos. Pasado este tiempo aparta del fuego y deja que el la infusión de vino se enfríe un poco.

Corta las rebanadas de pan dejando que cada una tenga aproximadamente 1 centímetro de grosor. Colócalas poco a poco en una fuente. Luego vierte por encima la infusión dulce de vino tinto, dejando las rebanadas de pan bien empapadas.

Pon aceite de oliva virgen extra en una sartén para freír.

En un cuenco bate bien todos los huevos. Ahora pasa las rebanadas de pan empapadas en vino por el huevo recién batido. Fríe cada rebanada en el aceite de oliva bien caliente, por cada lado hasta que estén bien doradas.

Retira cada rebanada de pan de la sartén y déjalas sobre papel de cocina con el objetivo de que filtre un poco el aceite.

En un cuenco mezcla un poco de azúcar con canela en polvo y antes de que las torrijas se enfríen rebózalas con esta mezcla. ¡Listas! a disfrutar.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest