cosmo

Las telangiectasias son arañitas vasculares que se forman sobre todo en el rostro. Descubre en qué consisten, cuáles es su tratamiento y cómo prevenirlas naturalmente.

Las telangiectasias, más conocidas como arañas vasculares o simplemente como “arañitas” no sólo pueden afectar la estética de las piernas sino también la salud. Hoy os contaremos en detalle todo lo que debéis saber sobre ellas.

Aunque los hombres no están exentos, las “arañitas” –al igual que las varices- se dan mayormente en las mujeres. Estas delgadas líneas de color rojo o violáceo son la consecuencia de una insuficiencia venosa que afecta a los vasos sanguíneos más pequeños, también llamados capilares.

telangiectasias

Se forman en las capas más superficiales de la piel y sólo generan un problema de tipo estético ya que en la mayoría de los casos son asintomáticas.

Aparecen en las piernas, aunque también es muy común y habitual que surjan en otras zonas igualmente expuestas de la piel como por ejemplo es el caso del rostro.

En una baja proporción existen casos de mucha evolución donde –como en el caso de personas muy mayores- las telangiectasias sobresalen y son “presangrantes”, es decir, pueden sangrar ante un simple rascado.

Tratamientos para las telangiectasias

Para determinar el tratamiento más adecuado debemos consultar a un especialista o flebólogo que deberá tener cuenta el grado de evolución de la enfermedad, antecedentes de otras enfermedades relacionadas y el tipo de piel del paciente. La duración del tratamiento puede variar, teniendo en cuenta la extensión y cantidad de telangiectasias.

Si bien la variedad de tratamientos es cada vez mayor, los más usuales son la esclerosis química (a través del uso de una sustancia liquida esclerosante) y la esclerosis por métodos físicos (que se realiza con láser o luz pulsada intensa). Cabe destacar que estos son tratamientos poco invasivos.

La terapia de esclerosis química es un tratamiento en el que se inyectan sustancias químicas que se encargan de cerrar las venas afectadas por las telangiectasias. Es un tratamiento que en la gran mayoría de los casos no presenta molestias a los pacientes, sin impedirles realizar sus actividades habituales y que –además- no presenta reacciones adversas ni deja manchas cutáneas permanentes. La terapia de esclerosis química se realiza a través de sesiones semanales de aproximadamente de 15 minutos, pudiendo extenderse entre 6 y 8 semanas.

Cómo se tratan las arañas vasculares

El tratamiento con luz pulsada intensa o LPI es útil tanto para las telangiectasias como para grandes várices profundas. La principal cualidad de esta terapia es que eliminar “arañitas” sin afectar al tejido sano que las rodea. Esto se logra gracias a la fototermólisis selectiva, que es la posibilidad de detectar y actuar únicamente sobre los tejidos que contienen hemoglobina, de esa forma, las células que están alrededor se mantienen intactas eliminando sólo los vasos sanguíneos y capilares lesionados.

Una tercera alternativa muy en boga es la esclerosis secuencial combinada que a través de tecnología láser (son técnicas de esclerosis físicas que utilizan el calor) aplicada en combinación con una espuma química esclerosante. Al igual que los otros tratamientos se realiza con sesiones ambulatorias, y no requiere reposo, únicamente aplicar compresión a la zona tratada por 48 horas.

Cómo prevenir las telangiectasias y varices

Existen algunos consejos que pueden ser de grandísima utilidad a la hora de prevenir la aparición de las telangiectasias o arañas vasculares y también las varices:

  • Evitar el sedentarismo
  • Utilizar calzado amplio, evitando las plataformas, tacos de más de 4 centímetros) y zapatos con punteras muy estrechos.
  • No usar las medias ajustadas a mitad de la pierna o fajas en la parte baja del abdomen
  • Usar medias elásticas con ajuste de compresión
  • Controlar el sobrepeso y la flaccidez
  • Tomar vitaminas C y A
  • No tomar anticonceptivos orales.
  • Reposar las piernas elevándolas
  • Realizar actividad física periódicamente
  • Llevar una dieta equilibrada y disminuir el consumo de sal.
  • Evitar calor excesivo (exposición al sol, la calefacción por loza radiante, baños muy calientes y la depilación con cera)
  • Realizar una consulta temprana al flebólogo al comenzar a detectar las telangiectasias o pequeñas várices.

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest