cosmo

La tarta tropézienne o tarta de Saint Tropez es una tarta de origen francés (La Tarte Tropézienne) consistente en un delicioso brioche suave relleno de crema pastelera. Descubre cómo hacerlo con esta receta.

Si viajáramos por el mundo únicamente para disfrutar de la gastronomía que encontramos en cada país probablemente nos daríamos cuenta de la tremenda riqueza culinaria que existe en lo ancho y amplio del mundo, tan dispar pero sobre todo tan inmensamente deliciosa. Ni que decir de los postres, ideales y únicos para el mayor de los golosos.

Es lo que ocurre con Francia, un país tan exquisito en lo que a su propia gastronomía se refiere, y con postres y dulces típicos más maravillosos que el tradicional y popular croissant. De hecho, aunque sea un dulce tradicionalmente relacionado con este país, ¿sabías que en realidad su origen lo debemos encontrar en Viena (Austria)?.

Receta de Tarta Tropézienne

En cualquier caso, de los dulces y postres deliciosos que encontramos en la cocina francesa, y que evidentemente si son de origen francés, debemos mencionar uno de los –probablemente- más maravillosos: la tarta tropézienne, también conocida como tarta de Saint Tropez por su origen.

¿Qué es la tarta tropézienne?

Consiste en un maravilloso brioche relleno de crema, compuesta correctamente de brioche, relleno a su vez de una crema elaborada con crema pastelera y chantilly, la cual es finalmente aromatizada con agua de azahar.

Su origen más bien popular es cuanto menos curioso. Su creador responde al nombre de Alexandre Miccka, pastelero polaco que en la década de los años 50 decidió abrir una pastelería en Saint-Tropez, en donde vendía pizzas, croissants, dulces y pasteles entre los que precisamente destacaba un brioche relleno de crema.

En el año 1995, cuando en Saint-Tropez se rodó la película “Dios creó a la mujer”, Miccka era el pastelero encargado de servir el catering a sus actores, entre los que se encontraba Brigitte Bardot.

Según se cuenta, Bardot se enamoró de la textura delicada y sabor delicioso de aquella tarta hasta tal punto que sugirió bautizar el pastel con el nombre de Tarte Tropézienne, haciéndose tremendamente popular desde entonces.

Para elaborar esta receta tardarás en prepararlo en torno a 2 horas, y en terminarlo unas 3 horas más; es decir, 5 horas en total.

tarta-saint-tropez

Receta de Tarte Tropézienne

Ingredientes para la masa:

  • 220 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura fresca de panadero
  • 4 huevos
  • 80 gr. de mantequilla blanda
  • 3 cucharadas soperas de leche
  • 30 gr. de azúcar
  • La corteza de un limón

Ingredientes para la crema pastelera:

  • 1 litro de leche
  • 250 gr. de azúcar
  • 80 gr. de maicena
  • 1 huevo
  • Unas gotas de agua de azahar

Ingredientes para decorar:

  • Azúcar glas o azúcar blanco
receta-tarte-tropezienne

Preparación de la Tarta Tropézienne:

  1. En primer lugar vamos a proceder a elaborar la maravillosa crema pastelera. En un cuenco mezcla el azúcar con la maicena. Revuelve bien con la ayuda de unas varillas eléctricas para conseguir que se mezclen bien.
  2. En un cuenco distinto añade 100 mililitros de leche y el huevo y vuelve a remover bien. Incorpora esta mezcla a la mezcla anterior. Reserva.
  3. Pon el resto de la leche en un cazo a hervir y añade la corteza de limón. Cuando empiece a hervir la leche añade la mezcla anterior removiendo continuamente para evitar que la mezcla se corte. Hierve durante 3 minutos más o hasta que espese.
  4. Cubre un cuenco grande con film transparente y vuelca la mezcla. Reserva.
  5. Ahora vamos a comenzar a elaborar la masa. Para ello disuelve la levadura fresca de panadero en las 3 cucharadas de leche.
  6. En un cuenco grande pon la harina, el azúcar y uno de los huevos y remueve bien con ayuda de una cuchara o espátula de madera hasta que los ingredientes se integren.
  7. Añade 2 huevos más, de uno en uno. Corta la mantequilla en trozos y añádela al cuenco junto con la levadura disuelta.
  8. Amasa poco a poco e intenta no poner demasiada cantidad de harina hasta que formes una bola. Vuelve a amasar para que quede lisa. Pon el cuenco en un lugar templado y deja que la masa fermente durante una hora y media aproximadamente.
  9. Pasado este tiempo es el momento de desgasificar la masa. Para ello aprieta la masa con los nudillos y dale forma de bola hasta dejar la superficie lo más lisa posible. Engrasa la bandeja del horno con un poco de mantequilla. Una vez puesta la masa en la bandeja trata de aplastarla de manera ligera para que quede algo más aplanada.
  10. Con el huevo que nos falta pinta la masa y vuelve a dejar que fermente otra hora más.
  11. Mientras la masa fermenta precalienta el horno a 180ºC.
  12. Finalmente hornea la masa durante 25 minutos aproximadamente a 180ºC.
  13. Cuando la masa esté lista córtala a la mitad con la ayuda de un cuchillo de sierra y rellénala con la crema pastelera.
  14. Para terminar, para decorar el pastel, vuelve a colocar la otra mitad encima del relleno y decora con un poco de azúcar glas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest