cosmo

¿Cómo evitar la somnolencia? Descubre consejos y trucos sencillos que te ayudarán a prevenir la somnolencia, y te serán útiles a eliminarla en caso de que aparezca.

Seguramente que todos/as en algún momento de nuestra vida hemos padecido somnolencia, sobretodo si tenemos en cuenta que –en la mayoría de los casos- aparece como consecuencia de haber dormido pocas horas o haber descansado mal, haber tenido muchas horas de trabajo o turnos diferentes. Incluso en caso de aburrimiento, depresión, ansiedad o estrés, pueden influir en su aparición.

Evitar la somnolencia

Debemos entender la somnolencia como el estado en el que nos sentimos soñolientos durante el día, tan excesivo que podemos incluso quedarnos dormidos en situaciones o momentos inapropiados.

Como indicábamos al comienzo, sus causas más comunes suelen ser trabajo excesivo o en diferentes horas, haber dormido pocas horas o haber descansado mal (como consecuencia –por ejemplo- de irnos preocupados o nerviosos a la cama, dormir con ruido o no conseguir conciliar el sueño).

El tratamiento es claro: cuando la somnolencia aparece durante varios días es fundamental buscar la causa que haya provocado su aparición. No obstante, existen algunos consejos que pueden ayudar a evitarla. Te los descubrimos a continuación.

¿Cómo evitar la somnolencia? Trucos y consejos sencillos

Teniendo en cuenta que una de las principales causas de la somnolencia es la falta de sueño, o haber descansado mal por haber pasado una mala noche, si ésta se repite durante varios días debemos preguntarnos si –por ejemplo- nos llevamos a la cama las preocupaciones que tenemos a lo largo del día. Suele ser común que nos acostemos preocupados, rumiando pensamientos, o incluso nerviosos. Para estos casos evidentemente lo mejor es tratar de dejar este tipo de pensamientos fuera de la cama, siendo útil practicar media hora antes de acostarnos algo de meditación o relajación.

Las bebidas estimulantes y el alcohol pueden influir en que nos cueste conciliar el sueño y en descansar mal, por lo que lo más probable es que al día siguiente nos sintamos somnolientos. La solución es sencilla: evitar la cafeína (tanto el café como las bebidas de cola), el alcohol y otras bebidas estimulantes a partir de las 6 de la tarde.

En otros momentos te hemos hablado de los beneficios de la siesta. Si tienes la oportunidad de disfrutarla, puedes descansar 15 o 20 minutos por la tarde, pero sin dormir más tiempo, ya que entonces nos costará conciliar el sueño.

Además de practicar la relajación y la meditación, el ejercicio físico puede ser de gran ayuda, ya que es útil para liberar el estrés y nuestro cuerpo descansará mucho mejor.

Imagen | thekellyscope

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest