cosmo

El Partido Popular propone cambios legislativos para el análisis comparativos de alimentos, de forma que antes de la publicación de dichos informes se deberá informar a sus fabricantes o establecimientos de puesta a la venta.

Analisis comparativo de alimentosSeguramente recordarás como hace algunos meses la carne de caballo fue portada en la gran mayoría de medios de comunicación de medio mundo después de que la OCU analizara la calidad de las hamburguesas de supermercado y descubriera algunas trazas de ADN de esta carne en algunas marcas, y sobretodo poco tiempo después conociéramos que las populares albóndigas de Ikea tuvieran carne de caballo.

Como ya comentábamos en un artículo en el que nos preguntábamos si comer carne de caballo es malo para la salud, es evidente que el problema real ante el que se enfrentaban los consumidores es el engaño por parte de algunas marcas cuando vendían productos supuestamente de ternera, cuando en realidad contenían también carne de caballo.

Todo ello supuso en nuestro país una gran polémica, más aún cuando Eroski (una de las marcas que supuestamente vendía hamburguesas con trazas de ADN de carne de caballo) llevó a cabo un análisis de las hamburguesas que se vendían bajo la marca “Eroski Basic” y confirmaban que sus hamburguesas no contenían carne de caballo, y el Instituto Vasco de Consumo archivara el expediente luego de que la OCU no adjuntara sus análisis a la denuncia -lo hiciera más tarde- e incluía una fotografía del producto diferente al denunciarlo y con errores en el lote del producto analizado.

Teniendo esto en cuenta, sobretodo en lo que se refiere al propio prestigio de las marcas cuando al final se ha terminado por demostrar todo lo contrario –al menos en el caso de Eroski-, el Partido Popular quiere obligar a las organizaciones de consumidores que deseen publicar análisis comparativos de alimentos a informar antes a los fabricantes, de forma que éstos puedan llevar a cabo un contraanálisis y, en caso de existir disparidad, solicitar un tercer análisis.

El grupo parlamentario popular justifica esta enmienda por la importancia que tiene defender los “principios de veracidad, rigor técnico y derecho a la contradicción en defensa de los derechos del consumidor”.

Mientras tanto, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha manifestado que de salir adelante la enmienda equivaldría a la “desaparición” de cualquier análisis comparativo, ya que “los plazos se hacen prácticamente eternos”.

Vía | Cadena Ser

Imagen | CIMMYT

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest