cosmo

¿Por qué surge el sabor metálico en la boca y cuáles son las causas que lo provocan? ¿Es grave? Si tienes una sensación de sabor a óxido o hierro en la boca te desvelamos algunas de sus causas principales.

Aunque nos encontramos ante una afección o un trastorno poco común, es posible que en algún momento de tu vida hayas tenido la sensación de tener un desagradable sabor metálico en la boca. A diferencia de lo que erróneamente puede llegar a pensarse, lo cierto es que nos encontramos ante un síntoma y nunca ante una enfermedad, que puede convertirse en una señal, un signo o una alerta de que en nuestro organismo algo no está funcionando correctamente. Es más, puede indicar problemas graves de salud, como por ejemplo la existencia de alteraciones en los riñones o en el hígado, o si por lo general te encuentras bien de salud su causa tiende a ser benigna y estar relacionado con determinados hábitos o problemas puntuales.

Desde un punto de vista médico, la alteración del sentido del gusto es conocido con el nombre de disgeusia. Esta alteración causa un cambio de sabor que precisamente provoca que todos aquellos alimentos y bebidas que consumamos se perciban con un sabor ciertamente desagradable, con tendencia a óxido, metal o a hierro. Se puede manifestar de manera aislada o de forma conjunta con otros síntomas, convertirse en un problema crónico (que ocasione un daño irreversible en nuestro sentido del gusto) o simplemente permanecer durante un periodo corto de tiempo.

¿Cuáles son las causas del sabor metálico en la boca?

Sea como fuere, si en estos momentos tienes la sensación de tener un sabor metálico o a óxido en la boca es interesante conocer qué causas pueden ocasionar su aparición, dado que éstas pueden ser banales o simples o incluso encontrarnos ante un signo o síntoma de una afección o una enfermedad mucho más grave.

Las causas de tener sabor metálico en la boca

Mala higiene y salud bucodental

Mantener una higiene oral poco adecuada y deficiente puede causar una alteración del sentido del gusto, ocasionando la aparición de tener un desagradable sabor metálico en la boca. Entre las afecciones que pueden causar esta alteración podemos mencionar los siguientes trastornos:

  • Gingivitis: inflamación e infección que destruye los tejidos de soporte de los dientes (encías).
  • Periodontitis: avance sin tratamiento de la gingivitis, diseminándose desde las encías hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes.
  • Xerostomía: sensación de sequedad bucal por la falta o por la disminución de la saliva.

Consumo de determinados medicamentos

Algunos fármacos pueden presentar como efecto secundario el causar la aparición de un sabor metálico en la boca, síntoma que puede surgir apenas días después de comenzar con el tratamiento médico.

Entre los fármacos que pueden causar este efecto secundario podemos mencionar los antibióticos o la clorhexidina. En estos casos es aconsejable acudir a la consulta de tu médico y comentárselo.

Trastornos hormonales en el embarazo

Durante el embarazo son comunes los cambios que se producen habitualmente en los distintos niveles hormonales, especialmente durante el primer trimestre de gestación. Estos trastornos son una causa habitual de aparición de sabor metálico en la boca, que desaparece después de los tres primeros meses de gestación.

Durante el embarazo el sabor metálico es un síntoma habitual

Determinadas enfermedades sistémicas

Algunas enfermedades sistémicas pueden ocasionar la aparición de un sabor metálico en la boca, de ahí que este síntoma se convierta en un signo de alarma que podría ser un indicativo de que se sufre una enfermedad grave.

Puede surgir en caso de cáncer y tumores, diabetes, insuficiencia renal o mal funcionamiento del hígado, hiperparatiroidismo o síndrome de Sjögren. También es común que surja este síntoma en pacientes tratados con quimioterapia o con radiación.

Problemas respiratorios

Un simple resfriado, una infección respiratoria, la congestión nasal o una alergia también pueden ocasionan la sensación de sabor metálico o a óxido en la boca, dado que no debemos olvidarnos que las terminaciones nerviosas presentes en la lengua pueden sufrir irritación especialmente en la zona nasal.

Se trata de una afección temporal, la cual tiende a terminar cuando se supera la infección.

Otras causas

Además de las causas más graves mencionadas y otras que en realidad no lo son tanto, también debemos mencionar otras igualmente comunes que pueden ocasionar la aparición de sabor metálico en la boca. Es el caso de intoxicaciones alimentarias (sobre todo la de pescado) y la deficiencia de vitaminas y minerales.

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest