En anteriores ocasiones nos hemos ocupado sobre la retención de líquidos, exacta y precisamente en aquellos momentos en los que hemos conocido qué plantas depurativas y qué frutas depurativas pueden ser buenas contra la retención de líquidos, y algunos consejos sobre como depurar nuestro cuerpo para eliminar toxinas.

retencion-de-liquidos

Sin embargo, en este momento vamos a saber qué se entiende en sí por retención de líquidos, y cuáles son las posibles causas que la provocan, para evitar a ser posible su aparición.

Cuando nos hinchamos significa que retenemos líquidos, puesto que las piernas, las manos, el vientre y las caderas se hinchan aunque a fin de cuenta comamos poco.

Este es el sino de muchas mujeres, que por su metabolismo o por problemas diversos, tienden a retener muchos líquidos y a no tener la capacidad suficiente como para poder eliminarlos. Pero por suerte existen soluciones que ayudan a evitarlos o a remediarlos.

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

Algunos de los motivos principales por los que se retienen líquidos destacan:

  • Dieta inadecuada
    Muchas personas suelen no tomar el agua suficiente para poder eliminar tanto los líquidos en sí como las toxinas. Y es que si nuestro cuerpo no tiene un nivel de líquido tanto suficiente como constante, cuando tomamos líquido el cuerpo se queda con él, reservándolo.
  • Problemas hormonales
    Este problema sucede cuando la glándula tiroides no segrega llas hormonas suficientes. Esto ocurre principalmente a partir de los 30 años, momento en el que los niveles hormonales empiezan a disminuir, aunque esa reducción de hormonas también puede ocurrir cuando aparece el estrés en nuestras vidas, o si existe algún problema hormonal.
  • Exceso de sal o de azúcar
    Tanto el exceso de azúcar (en menor medida) o de sal provocan que retengamos más agua, por lo que los expertos recomiendan moderar su consumo.
  • Algunos medicamentos
    Medicamentos como los anticonceptivos, los ansiolíticos, los antidepresivos o los corticoides suelen tener efectos secundarios, y uno de ellos es el de retener líquidos. Eso sí, en cuanto se termina la medicación, el cuerpo tiende a recuperar su proceso normal para eliminar toxinas.
  • Sedentarismo y una vida poco activa
    Siempre hemos hablado sobre lo poco saludable que es tanto el sedentarismo como mantener y llevar una vida poco activa, ya que si no practicamos ejercicio las toxinas no se pueden eliminar a través del sudor, de tal forma que se van acumulando en el organismo. Recuerda practicar ejercicio, a ser posible diariamente.

     

Comenta en Natursan