cosmo

Si tienes la nariz taponada (con congestión nasal) te descubrimos algunos remedios útiles para destaponarla, mejorando sus síntomas y respirando mejor.

La nariz tapada o nariz congestionada se produce cuando los tejidos que recubren la nariz se inflaman, provocando así que el aire no pueda pasar por la nariz. Tener la nariz tapada es bastante molesto e incómodo sobre todo por las noches en el momento en que nos disponemos a dormir, por lo que es aconsejable acostarnos con la cabeza algo levantada.

La nariz puede taponarse también por un exceso de moco como consecuencia de una congestión por un refriado, catarro, gripe, rinitis alérgica, alergias, pólipos nasales y la mayoría de las veces su origen es viral.

Cómo mejorar la nariz congestionada

Para mejorar los síntomas de la nariz tapada es aconsejable intentar diluir el moco para poder sonarnos bien y así despejar los senos paranasales, aliviar los síntomas y que el aire circule bien por la nariz.

Para diluir el moco de la nariz podemos recurrir a un aerosol de preparación salina suave (suero fisiológico), que podemos conseguir en la farmacia. El aerosol tiene la particularidad que al ser en spray llega a humedecer toda la nariz incluso llegar a las partes altas. Podemos aplicárnoslo 3 o 4 veces al día o cada vez que notemos que lo necesitamos para sonarnos y despejar la nariz.

Si acaso no tuviéramos al alcance un aerosol podemos recurrir a un remedio casero preparando nuestro suero fisiológico casero de la siguiente forma.

Cómo hacer suero fisiológico casero

Para preparar el suero fisiológico casero necesitamos, una taza de agua mineral tibia, media cucharadita de sal, la punta de una cucharadita de bicarbonato sódico. Removemos bien para disolver la solución y ponemos el suero en un envase de cristal esterilizado y provisto de cuenta gotas.

También podemos utilizar un envase esterilizado y provisto de spray o una pera de goma.

Por otro lado, los remedios naturales que a continuación detallamos son sencillos de preparar y nos ayudaran a despejar la nariz.

suero-fisiologico-casero

5 remedios naturales para la nariz taponada o congestionada

Son remedios naturales para preparar vahos con diferentes hierbas y plantas medicinales y con las propiedades adecuadas para mejorar los síntomas.

No te pierdas: Cómo hacer tu propia solución salina para lavados nasales

Los vahos son un método tradicional y antiguo que desde tiempos remotos se preparan para despejar la nariz taponada.

Vahos de agua y sal

Ponemos agua a calentar en un calentador con dos cucharadas de sal gruesa o marina.

Cuando comience a hervir apagamos el fuego y lo tapamos.

Nos cubrimos la cabeza con una toalla, destapamos el calentador y nos acercamos con cuidado de no quemarnos para inhalar el vapor durante 8 o 10 minutos antes de acostarnos.

Vahos de lavanda

En un calentador ponemos agua mineral a hervir. Cuando esté hirviendo agregamos dos cucharadas de lavanda.

Dejamos hervir 3 minutos. Apagamos el fuego, nos inclinamos con cuidado de no quemarnos y nos cubrimos la cabeza con una toalla.

Inhalamos, respirando profundamente durante 10 minutos. Los vahos de lavanda podemos hacerlos 2 veces al día.

vahos-lavanda

Vahos de eufrasia

Para preparar los vahos con eufrasia necesitamos preparar una infusión de la siguiente forma.

Ponemos 200 ml. de agua mineral a hervir y cuando comience a hervir agregamos 40 gr. de eufrasia.

Dejamos hervir 3 minutos, tapamos la infusión. Nos cubrimos la cabeza con una toalla, nos inclinamos y destapamos el calentador para inhalar el vapor. Respiramos profundamente el vapor durante 10 minutos.

Podemos repetir los vahos de eufrasia dos veces al día.

Vahos de aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta posee propiedades descongestivas, antiinflamatorias, es ideal para descongestionar la nariz.

Para preparar los vahos con aceite esencial de menta necesitamos un caldero con agua que pondremos a hervir y una vez que esté hirviendo agregamos 2 gotas de aceite esencial de menta.

aceite-menta

Tapamos el caldero y nos cubrimos la cabeza con una toalla, nos inclinamos con cuidado de no quemarnos.

Destapamos el caldero e inhalamos el vapor durante 8 o 10 minutos. Los vahos de aceite esencial de menta es aconsejable hacerlos antes de acostarnos.

Descubre más: Por qué el agua de mar es tan buena contra la mucosidad

Vahos de vinagre de manzana

El vinagre viene muy bien para aliviar la congestión nasal. Hervimos agua en un calentador y una vez que esté hirviendo añadimos dos cucharadas de vinagre. Tapamos el calentador y nos cubrimos la cabeza con una toalla.

Nos acercamos con cuidado de no quemarnos, destapamos el calentador e inhalamos el vapor del vinagre.

Otros hábitos que podemos llevar a cabo y que nos ayudan también a descongestionar la nariz, es tomar baños calientes o duchas y aspirar el vapor mientras disfrutamos del baño o la ducha, el vapor hará que el moco se diluya, eso nos ayudará a despejar la nariz.

Mantenernos bien hidratados, tomar al menos 1,5 o dos litros de agua.

Tomar infusiones de hierbas y plantas medicinales que nos ayudarán a descongestionar la nariz como, la menta, el romero, el tomillo.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest